COVID-19: Por qué aumenta el número de contagios no solo en Ucrania, sino también en Francia, Alemania, Polonia...

COVID-19: Por qué aumenta el número de contagios no solo en Ucrania, sino también en Francia, Alemania, Polonia...

Ukrinform
Los expertos dicen que ni Ucrania ni el mundo pueden escapar del crecimiento de la incidencia, y aquí no se trata de la naturaleza del nuevo virus.

Las tasas de incidencia diaria de COVID-19 en Ucrania siguen siendo altas: se registraron 2411 nuevos casos el 7 de septiembre. Y este no es el primer día. Por eso, en las últimas semanas Ucrania saltó 10 posiciones a la vez en el ranking de países con mayor morbilidad. Si a principios de junio estábamos en el puesto 35 entre 215 países y regiones donde se detectó la infección, ahora estamos en el puesto 24… ¿Cuál es la razón para esto? Por un lado, esta situación en el Ministerio de Salud se explica por el bajo nivel de responsabilidad de los ciudadanos que han dejado de mantener la distancia, están cansados ​​de llevar máscaras, no se desinfectan bien las manos, etc. Pero también se escuchan muchas críticas contra el Ministerio y otros organismos responsables: dado que después de haber ganado tiempo en la epidemia, no se han tomado medidas efectivas para contenerla y prepararse para la próxima ola en Ucrania… Así lo muestra un número creciente de informes en los medios de comunicació. Y el hecho de que en los hospitales de la primera ola la mayoría de los lugares están llenos, y los hospitales de la segunda ola aún no se han desplegado, y en algunas regiones no hay suficiente oxígeno para los hospitalizados, escribe el periódico en línea Livyy Bereg y a los pacientes graves se les niega la hospitalización, señala la edición en línea Censor.Net.

Y por no mencionar que una parte significativa del dinero del "fondo covid" se destinó a la construcción de carreteras. Al mismo tiempo, según el ministro de Hacienda, Sergíy Marchenko, al 1 de septiembre del año corriente, de los UAH16,3 mil millones asignados, solo UAH 583 millones se gastaron en atención médica…

No obstante, por otro lado, vemos que en los países prósperos de Europa, donde no ha habido ni hay tanto lío en preparación para contener la Covid, la incidencia también está creciendo a un ritmo rápido. ¿Entonces, cuál es el problema?

Francia también tiene un anti-récord, Alemania y Polonia vuelven a estar inquietos

En Europa, la incidencia de COVID-19 ha vuelto a los niveles observados en marzo, cuando el brote de coronavirus alcanzó su punto máximo, dijo Andrea Ammon, directora del Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), a principios de septiembre. El aumento actual de casos confirmados se debe en parte al aumento de las pruebas, dijo. Pero ahora, después del levantamiento de las restricciones severas, los nuevos casos se asocian principalmente con los jóvenes, mientras que en marzo y abril, principalmente los ancianos estaban enfermos.

El 4 de septiembre, en Francia, en general, se estableció un anti-récord de la tasa de incidencia por día: 8975 personas. Ahora, en las estadísticas mundiales de morbilidad, Francia ocupa el puesto 14, y en Europa, es cuarta después de Rusia, España y el Reino Unido (Ucrania ocupa el séptimo lugar en Europa). Al comentar sobre el aumento de la incidencia, el presidente francés Emmanuel Macron dijo que no descartaba el regreso de la cuarentena estricta al país, aunque agregó que haría todo lo posible para evitarlo.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que los volúmenes de prueba en Francia aumentaron significativamente, hasta medio millón por semana. Durante todo el tiempo, se han realizado allí 8,5 millones de pruebas (según ain.ua, se hacen para todos, de forma gratuita y sin volantes médicos), mientras que en Ucrania se han hecho 1,7 millones (ahora son 20 mil pruebas por día). El volumen de pruebas por millón de habitantes en Ucrania sigue siendo uno de los más bajos de Europa: el puesto 39. Estamos seguidos en la lista solo por Liechtenstein (23) y Albania (22).

En Alemania, que fue uno de los países "ejemplares" en contener la COVID-19, la tasa de incidencia también está aumentando. El 7 de septiembre, se detectaron allí el mayor número de nuevos casos de contagios desde abril, 1.898, escribe Bloomberg (aunque la tasa de incidencia diaria más alta de todos los tiempos fue de más de 7 mil casos). Debido al repunte de la incidencia en el país, se introduce un régimen de mascarilla y una multa por no llevar mascarilla por 50 euros. La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió que la situación se volvería aún más difícil en los próximos meses que en el verano, pero prometió que el gobierno haría todo lo posible para proteger a los niños de la pandemia y salvar puestos de trabajo.

En Polonia, donde en junio la incidencia estaba en el nivel de 300 casos por día, ahora también hay una escalada: el 5 de septiembre, se registraron casi 700 nuevos casos. Por lo tanto, el Ministerio de Salud del país presentó en el otoño una estrategia para contrarrestar la COVID-19, que prevé una transición de los métodos nacionales a los regionales. En particular, está previsto ampliar la red de lugares para la prueba de COVID-19, crear tres niveles de hospitales para personas infectadas, introducir un sistema electrónico para informar sobre posibles infecciones, fortalecer la protección de grupos de riesgo, etc.

El incremento de la inmunidad colectiva es inevitable

Dado que la pandemia no cede en otros países que están mejor preparados para resistir la infección, surge la pregunta: ¿tal vez no se trate tanto de la preparación del sistema médico y la responsabilidad de la población, sino de la naturaleza del virus? Con esta pregunta, Ukrinform se dirigió a especialistas.

El inmunólogo, profesor asociado del Departamento de Enfermedades Infecciosas Pediátricas e Inmunología Pediátrica, P.L. Shupyk, Fedir Lapiy, no está de acuerdo con esto, dice que no es necesario referirse a la naturaleza del virus aquí. “En otros Estados, como en Ucrania, también se nota la fatiga de la población por el cumplimiento de las reglas de control de infecciones. Hace una semana, muchos manifestantes salieron en Alemania en contra de las restricciones de COVID, por lo que no es necesario decir que la situación en Europa es mucho mejor. Los viajes activos, la reanudación de las clases en las escuelas de todo el mundo y similares, todo esto se reflejará en el aumento de la incidencia. Ningún virus se detendrá hasta que desarrollemos inmunidad colectiva. Es cuestión de tiempo, lo principal es evitar sobrecargar el sistema de atención médica”, dice Fedir Lapiy.

La jefa del Departamento de Infecciones Respiratorias y Otras Infecciones Virales, Instituto de Epidemiología y Enfermedades Infecciosas Gromashevsky, Alla Myronenko, también está convencida de que un aumento en la incidencia de cualquier virus nuevo es un patrón biológico general hasta que se forme una inmunidad colectiva en la humanidad.

“Mientras vivamos en sociedad, la incidencia seguirá aumentando. Es un proceso natural que no podemos detener. Pocas personas en las condiciones modernas logran vivir por separado y no comunicarse con nadie. Cuanto más rápido se enferme la mayoría de la población (y esto es 50-70%), menos posibilidades habrá de infectarse en otro grupo que aún no se haya enfermado”, señala Myronenko.

Añade que la COVID realmente se ha vuelto más joven, ahora son los jóvenes que llevan un estilo de vida activo los que se están infectando más. No es malo, porque las personas en la gran mayoría de los casos se recuperan y adquieren inmunidad. “Mantener a los niños fuera de la escuela no es la mejor manera de protegerse. Según la OMS, los niños constituyen el 29% de la población mundial. En los niños, esta enfermedad se registra del 1% al 3%. ¿Significa esto que los niños son menos sensibles? No. Es solo que los niños son más fáciles de tolerar la enfermedad y no están incluidos en las estadísticas. Pero los niños con su inmunidad podrán proteger a personas con enfermedades crónicas y ancianos. Por lo tanto, en mi opinión, es necesario desarrollar recomendaciones para familias con un niño que asiste al jardín de infancia o la escuela, así como las personas mayores. Esto no significa que los abuelos no deban ver a los nietos. Solo necesitan tratarlos como una fuente potencial de enfermedad y seguir las reglas básicas: lavarse las manos, usar mascarillas, mantener la distancia si es posible”, dijo la viróloga.

Por lo tanto, la mayoría de los esfuerzos deben estar dirigidos a prevenir las muertes tanto como sea posible, lo que significa tener suficientes lugares para atender a los enfermos graves y proteger al grupo de riesgo.

SM


Let’s get started read our news at facebook messenger > > > Click here for subscribe

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2020 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-