5G: De la democracia digital a la represión digital

5G: De la democracia digital a la represión digital

Ukrinform
Las redes modernas pueden convertirse en un arma peligrosa en manos de regímenes autoritarios

La red móvil de quinta generación 5G está cubriendo de manera gradual e inevitable todo el planeta. Hace que el mundo sea más móvil y más fuerte, pero al mismo tiempo plantea amenazas, como, al final, cualquier innovación crucial en la historia de la humanidad. La cuestión de cómo influirá el despliegue de las últimas redes móviles a las democracias modernas y futuras, la investigó el Instituto Nacional Demócrata de EE. UU. (NDI), que opera en la mayoría de los países. El informe "5G y el futuro de Internet: impacto en la democracia y los derechos humanos en los países en desarrollo" se publicó a finales de julio.  

¿QUÉ ES Y PARA QUÉ SIRVE?  

La red móvil de quinta generación reemplaza a 4G (que, a su vez, ha reemplazado a 3G, etc.) y permite conectar virtualmente todo en el mundo: varios mecanismos, dispositivos, infraestructura, atención médica, agricultura, logística digital, etc.  

Se caracteriza por velocidades de datos extremadamente altas, cien veces más rápidas que sus predecesoras, de unos gigabits por segundo, de mayor confiabilidad y alto ancho de banda.  

En consecuencia, la alta productividad y eficacia de la red abren amplias oportunidades para su uso en diversos ámbitos. 

La tecnología 5G lleva las comunicaciones móviles al siguiente nivel, con el efecto de presencia, realidad virtual y aumentada.  

Las oportunidades para proporcionar nuevos servicios pueden cambiar por completo toda la industria, por ejemplo, permitirle administrar de forma remota el transporte, los procedimientos médicos, las empresas. 

5G está diseñado para conectarse constantemente a la red de una gran cantidad de sensores en casi todo lugar donde se pueden instalar.  

Sin embargo, existen sus inconvenientes. 5G requiere muchas más antenas celulares que 4G porque usa ondas de radio de mayor frecuencia que transportan más datos, pero tienen bandas más cortas y son más fáciles de bloquear mediante todo tipo de interferencias.  

En Estados Unidos, residentes de varias ciudades incluso protestaron contra la instalación de antenas debajo de sus ventanas, lo que, según ellos, no se ve bien.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

ENTRE DEMOCRACIA Y AUTORITARISMO

A finales de 2019, 131 países han anunciado planes para invertir en 5G. Al mismo tiempo, según el NDI, más de 60 de los cientos de países donde opera el Instituto han invitado a empresas con estrechos vínculos con el Partido Comunista Chino.  

5G cambiará la forma en que nos comunicamos y vivimos, dice el informe. Ampliará el acceso a la información y las capacidades de control, conectará miles de millones de dispositivos en diferentes sectores, hará que se automaticen actividades diarias y desarrollen ciudades "inteligentes". Esta tecnología tendrá un impacto irreversible no sólo en la economía, sino también en los procesos políticos y sociales de los países. 

Dado que la vida diaria de las personas depende de ello, "es fundamental que la tecnología 5G se gestione sobre la base de la transparencia y la responsabilidad democrática", afirman los expertos del NDI.  

Sin embargo, el estudio mostró que las autoridades deciden implementar 5G casi sin el control de la sociedad civil.  

De hecho, no existen organizaciones de la sociedad civil especializadas que se ocupen de la implementación de Internet en sus países, por lo que la sociedad no participa en el debate relativo a decisiones sobre el despliegue de 5G. 

"A medida que crece la influencia de... los agentes no liberales en el panorama digital y los estándares 5G, los líderes autoritarios controlarán cada vez más el flujo de datos y la gestión de la red", se dice en el informe. "5G se convertirá en una tecnología atractiva para manipulaciones en el entorno de la información, las violaciones de derechos humanos a gran escala y la discriminación masiva".  

Los hallazgos del NDI se basan, en particular, en un análisis de la transición de diferentes países de 3G a 4G. 

La tecnología es inseparable del futuro de la democracia, se dijo en el informe, y se utiliza cada vez más para bloquear la transparencia y reprimir la disidencia, violar la confidencialidad y los derechos humanos y polarizar la sociedad, incluso en "las democracias más dinámicas".

“Las partes interesadas en la democracia internacional” aún tienen que desarrollar estrategias que protejan la confidencialidad, los derechos humanos y la democracia cuando se usa 5G.  

La forma en que se desarrollarán, regularán y, luego, utilizarán las futuras tecnologías de Internet determinará la elección entre los modelos de "democracia digital" y "autoritarismo digital", concluyen los autores del informe. 

La vulnerabilidad de las redes móviles radica principalmente en que son controladas y gestionadas tanto por el sector público, que emite licencias, asigna frecuencias, etc., como por las empresas privadas que venden servicios. 

El NDI ve varias amenazas que conllevan las redes 5G.  

En primer lugar, es el “soborno en las democracias débiles por parte de fuerzas influyentes, como el Partido Comunista de China, mediante el alivio de la carga de la deuda o la inversión a cambio de los beneficios de la tecnología china. De hecho, tal "comportamiento depredador" obstaculiza la innovación y promueve la corrupción”, dicen los expertos. 

Los operadores o proveedores de servicios, utilizando el acceso a la red, pueden interceptar datos y pasarlos a las autoridades para un "uso no liberal". 

Los gobiernos no liberales pueden exigir a los operadores control, censura, desconexión de los servicios, etc.  

El riesgo de ataques cibernéticos en instalaciones dependientes de 5G, incluidas las empresas de servicios públicos de agua y electricidad, está aumentando. 

  

WHO IS WHO: "HUAWEI" Y OTROS   

Actualmente, 5 empresas son líderes en el desarrollo e implementación de 5G: Huawei, ZTE, Nokia, Ericsson y Samsung.  

Huawei de China es el mayor fabricante mundial de equipos de telecomunicaciones (RAN) y el segundo mayor fabricante de infraestructura de comunicaciones móviles. El crecimiento de Huawei desde 2010 está impulsado por las inversiones financieras a gran escala y los subsidios del gobierno chino, que le han permitido a la compañía hacer que sus productos sean los más asequibles en los mercados globales. A partir de 2020, ha suministrado más de 600.000 estaciones base 5G (antenas ubicadas en torres y edificios para cobertura móvil) a varios países. Hoy, la compañía cubre el 30% del mercado 5G y está representada en 170 países.  

La finlandesa Nokia (junto con Ericsson) dominó el mercado en la era 3G y 4G. Sin embargo, ambos dependían del suministro de componentes importantes de China. Cubre el 15% del mercado y está representada en 130 países. 

La empresa sueca Ericsson era líder en el mercado de equipos, pero, en 2016, Huawei la superó. Actualmente es el mayor fabricante de infraestructura de red básica. Cubre el 14% del mercado y está representada en 180 países.  

La empresa china ZTE es ahora el segundo mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones en China y vende activamente dispositivos móviles en todo el mundo. Cubre el 11% del mercado y está representada en 140 países.  

La surcoreana Samsung es la única empresa no china que produce todo lo necesario para 5G, incluidos chipsets, estaciones base y teléfonos inteligentes. Samsung ha suministrado más de 100.000 estaciones base a varios países, pero aún está muy por detrás de otros fabricantes. Cubre el 2% del mercado y está representada en 80 países. 

RUSIA: INTIMIDACIÓN E INJERENCIA  

Al analizar el despliegue de 5G en diferentes países, los autores se centran en Rusia.  

Moscú está cooperando con Huawei en 5G, mientras utiliza "métodos de control más tradicionales: intimidación e injerencia". Ha desplegado herramientas de vigilancia tanto en el extranjero cercano como en el lejano, en países como Belarús, Azerbaiyán y Ucrania, así como en Nepal, Argelia y México.  

El modelo ruso consiste en utilizar medios legales, técnicos y administrativos para controlar la información e intimidar a la sociedad civil, así como a los proveedores de Internet y telecomunicaciones. Este modelo, creen los autores, es más típico de regímenes autoritarios que tienen recursos económicos y tecnológicos limitados. 

En cuanto a Estados Unidos, en 2019, la Administración de Donald Trump prohibió el suministro de equipos de Huawei precisamente por problemas de seguridad y pidió a otros países que hicieran lo mismo. Sin embargo, solo Japón, Australia, Nueva Zelanda, Suecia, Polonia, Reino Unido y la República Checa se unieron a la prohibición. 

REPRESIÓN DE QUINTA GENERACIÓN  

La rápida introducción de las tecnologías digitales ha cambiado radicalmente la política mundial, dice Steven Feldstein, investigador principal de Carnegie Endowment for Democracy, Conflict and Governance, quien escribió “The Rise of Digital Repression: How Technology is Reshaping Power, Politics, and Resistance”. 

Durante los levantamientos árabes, los expertos declararon que la tecnología digital es una herramienta poderosa para el cambio social y la liberación, dijo. Sin embargo, diez años después, la democracia global comenzó a retroceder y el escenario cambió: los gobiernos autoritarios pasaron a la ofensiva, desplegando herramientas digitales para monitorear, rastrear y controlar a sus ciudadanos.  

"De hecho, la rápida aparición de estas herramientas ha inaugurado una nueva era de represión política", dijo Feldstein. 

En su libro, explica cómo funciona la represión digital, el papel de China en la exportación de tecnologías relevantes y qué implicaciones tienen para la democracia.  

Define la represión digital como "el uso de tecnologías de la información y la comunicación para monitorear, coaccionar o manipular a individuos o grupos con el fin de frenar ciertas acciones o creencias que desafían al Estado".

El experto identifica cinco métodos de represión digital: vigilancia, censura, manipulación social y desinformación, desconexión de Internet y acoso dirigido a usuarios en línea. La represión digital es un elemento importante en el sistema de represión política, dijo. En países como China o Rusia, las herramientas digitales no sólo exacerban la represión existente, sino que son una herramienta importante para rastrear a los oponentes políticos y reprimir los movimientos de protesta. 

Según el analista, los gobiernos de países como la India, Brasil, Turquía, Filipinas, Nigeria, Serbia, Hungría han dado una serie de pasos antidemocráticos, comenzando con el cierre de Internet (la India lidera el mundo según este indicador) y desinformación en redes sociales.

En su libro, el autor detalla el uso de la tecnología digital en China. Pekín está ofreciendo activamente a otros países un modelo de represión digital para controlar a los ciudadanos, proporcionando una infraestructura digital, especialmente 5G, que incluye herramientas de vigilancia y censura. Con el tiempo, esto podría darle a Pekín una oportunidad de conectarse con la gestión de datos en el extranjero y dictar sus condiciones, dijo el autor.  

  

¿EL 5G VIGILADO POR EL G7? 

Los líderes de los países democráticos llevan mucho tiempo prestando atención a este lado "oscuro" del desarrollo de las redes móviles, en particular el 5G.  

Esto, en particular, fue dicho constantemente por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. No se queda atrás de Trump también su sucesor, Joe Biden. En la cumbre del G7 en junio, expresó su profunda preocupación por la creciente influencia global de China, presentando Build Back Better World, una iniciativa diseñada para contrarrestar la influencia estratégica de China mediante la promoción de la infraestructura en países de ingresos bajos y medianos. La tecnología digital se menciona como una de las cuatro áreas de inversión. 

"El plan de Biden es un paso importante para combatir la creciente influencia de China. Pero se debe prestar más atención a 5G, que lleva al mundo a la próxima era de Internet, escribieron Rumana Ahmed, ex miembro del personal del Consejo de Seguridad Nacional, y Moira Whelan, directora de democracia y tecnología en NDI, ex empleada del Departamento de Estado y portavoz del Departamento de Seguridad Nacional. - Biden debe reconocer que las tecnologías y las infraestructuras basadas, en particular, en peligrosas redes 5G, tienen un enorme potencial para dañar la democracia. La cuestión principal de nuestro tiempo es cómo apoyar y fortalecer las democracias exitosas, a medida que Internet penetra cada vez más en la vida cotidiana de los ciudadanos". 

En los últimos años, los funcionarios de seguridad de Estados Unidos se han dado cuenta de las amenazas que plantea el enfoque tecnológico del Partido Comunista Chino, según la publicación. Estos enfoques se basan en dos tácticas: demandas de las empresas chinas para proporcionar a Pekín acceso sin obstáculos a los datos y exportaciones globales de equipos 5G.  

Según las expertas, los líderes empresariales chinos están viajando a otros países con equipos de bajo costo y promesas de promover el desarrollo económico, todo como pago por el control de los datos a los que pueden acceder Pekín o los regímenes autoritarios locales. 

"La introducción de 5G en un país inclinado al autoritarismo hace que los autócratas sean más eficientes", dijeron los autores. - 5G es una herramienta sencilla para usarla como arma. A medida que crece la demanda en todo el mundo, los ciudadanos y la infraestructura dependen cada vez más de ella".  

Las exportaciones de tecnología y herramientas chinas a América Latina, África y el sudeste asiático han coincidido con el auge del autoritarismo digital. Esto permitió a dictadores, incluidos Nicolás Maduro en Venezuela y Yoweri Museveni en Uganda, controlar los flujos de datos y las redes. Al mismo tiempo, allí se utilizan las tecnologías de las empresas chinas Huawei y ZTE, que también realizan el mantenimiento de sus equipos.

Estados Unidos y los líderes regionales de todo el mundo deben establecer estándares globales y brindar acceso al mercado de infraestructura tecnológica para tantos proveedores y opciones de equipos como sea posible, y alentar la inversión en investigación y desarrollo de tecnologías seguras, creen las expertas.  

  

CHINA: ESTE ES UNA CUESTIÓN PURAMNTE ECONÓMICA Y NO DEBE POLITIZARSE  

A pesar de las sanciones de Washington, Huawei está tratando de reanudar la cooperación con Estados Unidos, considerando que las acusaciones en su contra son infundadas.  

En junio, se llevó a cabo una reunión entre los vicejefes de Exteriores de Estados Unidos y China en Tianjin, China, para aclarar posiciones y encontrar compromisos.  

Según la parte china, las relaciones entre los dos países "han llegado a un punto muerto y enfrentan serias dificultades". "En esencia, esto se debe a que algunos estadounidenses presentan a China como un enemigo imaginario. Hacemos un llamamiento a Estados Unidos para que cambie sus conceptos erróneos y políticas peligrosas", declaró China, y agregó que todavía quiere trabajar con Estados Unidos, siempre y cuando sus líderes "cambien de rumbo" y tomen en cuenta los intereses chinos. 

Según la agencia de noticias Xinhua, China, en particular, pidió a Estados Unidos que retire la solicitud de extradición sobre la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, quien fue arrestada en Canadá, levante las sanciones a los funcionarios chinos, levante las restricciones de visado a los estudiantes chinos y ponga fin a la discriminación contra las empresas chinas.  

Sin embargo, la actual administración estadounidense permanece en su antigua posición sobre este tema. Además, a mediados de junio, la Comisión Federal de Comunicaciones aprobó un plan para prohibir la concesión de licencias de equipos en las redes de telecomunicaciones estadounidenses de empresas chinas que "representan una amenaza para la seguridad nacional", como Huawei y ZTE. También se revocarán los permisos anteriores. 

"Estados Unidos todavía está abusando de la seguridad nacional y el poder estatal para discriminar a las empresas chinas sin ninguna evidencia", dijo un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China. "Una vez más, pedimos a Estados Unidos que deje de politizar las cuestiones económicas".  

Huawei dijo que "bloquear las ventas de equipos relacionados con el país de origen o la marca, basado en suposiciones, es irrazonable, discriminatorio y no contribuirá a proteger la integridad de las redes de comunicación".  

Al mismo tiempo, a finales de julio, un portavoz de la compañía dijo que Huawei busca promover un "entendimiento más profundo" con Washington y continúa gastando millones en cabildeo en Estados Unidos para la banda ancha y la tecnología móvil 5G.  

"Huawei ha celebrado recientemente acuerdos con varias empresas de cabildeo del gobierno. Esperamos que estas empresas promuevan un entendimiento más profundo entre Huawei y el gobierno de Estados Unidos", dijo un portavoz de la empresa. "Esperamos que cada empresa se registre (como cabildero) y se declare a sí misma como socio en el plazo fijado, ya que Huawei cumple con las leyes y regulaciones de más de 170 países en los que opera, así como con los estrictos requisitos comerciales para los empleados y compañeros de negocio". 

El desarrollo de tecnologías digitales es inseparable de la democracia moderna. La tecnología, por supuesto, no tiene la culpa de que alguien la use no para un propósito muy noble.  

Pero este problema es obviamente tan eterno como el mundo... Parece que nunca ha habido tal invención en la historia de la humanidad que no pueda ser utilizada con malas intenciones. Incluso una rueda o una bombilla. Y eso sin mencionar un cuchillo, un televisor, un acelerador de partículas cargadas o una computadora...  

Es importante en manos de quién se encuentra un invento.

Volodymyr Ilchenko, Nueva York 

AV


Let’s get started read our news at facebook messenger > > > Click here for subscribe

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2021 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-