Marina Bondas, violinista y voluntaria alemana de origen ucraniano
La gente en la zona cercana al frente asocia la música con la paz
10.04.2018 15:28 129

Al mirar a la frágil violinista tocando música en la sala de conciertos o en el servicio de la iglesia en Berlín, no se puede imaginar de inmediato a esta mujer interpretando el Himno de Ucrania en una casa destruida por los proyectiles justo en primera línea en Avdiivka. En Avdiivka, que está siendo nuevamente bombardeada, a pesar de otra tregua anunciada.

Marina Bondas, una ex ciudadana de Kyiv que desde 1992 vive en la capital alemana, es el primer violín de la orquesta sinfónica de la Radio de Berlín. A pesar de su carga de trabajo profesional, Marina no escatima tiempo ni fuerzas, ni recursos personales para ayudar a las personas en el fragor de la guerra desatada por Rusia en el este de Ucrania: conciertos benéficos y subastas, visitas a las ciudades de la zona cercana al frente, organización de campamentos de verano para niños en Alemania ...

Sobre cómo comenzó todo, y qué tipo de ayuda puede brindar la música a la gente con alma herida, Marina le dijo a Ukrinform en una entrevista.

Pregunta: Marina, nuestra agencia ha escrito en varias ocasiones sobre el proyecto benéfico Heart for Ukraine, parte del cual es su proyecto Music Rettet (Music saves). ¿Cómo comenzó todo?

Respuesta: Empecé todo como todos los demás, con ayuda humanitaria. Por un tiempo coordiné la asistencia médica aquí, pero fue muy difícil, no tengo nada en común con la medicina. Yo quería ayudar de manera más efectiva.

Informé a los voluntarios en Ucrania sobre mi disposición a ir a los hospitales, centros de rehabilitación y centros de refugiados. Varias personas respondieron. Propusieron venir a Kramatorsk. Cuando llegué a Kyiv, me llamaron y me dijeron que me estaban esperando en Slovyansk. Apenas logré llegar a la taquilla y comprar billetes. Fui por 2 días, y pasé 5. Di por varios conciertos al día.

Así empezó todo. Luego continuó por sí mismo. Al principio solo fui allí con conciertos, poco a poco todo comenzó a convertirse en un programa de rehabilitación.

En 2015, se lanzó el proyecto Heart for Ukraine.

EL ARTE COMO MEDIO DE REHABILITACIÓN

P: Echemos un vistazo más de cerca al proyecto Music Rettet. En verano de este año, por tercera vez, organizará un campamento de rehabilitación de verano para niños en los suburbios de Berlín.

R: Este año habrá 2 grupos de 20 niños: uno de Avdiivka, y el otro de Maryinka (18 personas nuevas más dos de los grupos anteriores, ayudarán a los educadores). Un grupo llegará en junio, y el otro en julio. Serán los niños de 10 a 15 años, pero a veces hay algunas excepciones, miramos la situación.

La primera vez que vine a Avdiivka en la primavera de 2016 me di cuenta de que los niños deberían ser llevados de allí. Intento concentrarme en la "zona gris", en Avdiivka, Maryinka.

En general, este proyecto es bastante grande. No está limitado a los campamentos de verano en Alemania. Otra su parte se efectúa directamente en la zona de operaciones militares. Cuando ves a estos niños, cuando cuentan con una voz completamente doméstica sobre los bombardeos, con chistes, el cabello se mueve. La región es bastante pesada, todo se superpone allí: traumas militares y problemas sociales. Admitimos principalmente a los huérfanos, semihuérfanos, niños bajo tutela. Se puede ayudar a estos niños, si hacerlo.

P: La primera llegada fue en 2016. ¿Fue difícil convencer a los alemanes de proporcionar un lugar para la vivienda y las ocupaciones?

R: Los alemanes tratan muy bien este tipo de ideas.

Los problemas fueron con los padres, tutores. Nos enfrentamos al hecho de que algunos tenían miedo de enviar a los niños, temían que los lleváramos para la extracción de órganos, para la prostitución infantil y la pornografía. Especialmente cuando pedí firmar un acuerdo sobre la publicación de fotos de la vida del campamento (intentamos hacer todo de acuerdo con las leyes alemanas). Fue bastante difícil, realmente no sabía si reír o llorar.

Aquí, en Alemania, los voluntarios dieron clases magistrales. Mi orquesta apoyó la idea, organizamos clases. Nos acompañan cada vez más artistas, gente de arte. Este año, probablemente, incluso habrá un teatro.

Incluso pensé en cambiar el nombre del proyecto, ha ido más allá de la música. Pero este nombre ya se ha pegado. En realidad, aquí no se trata de bellas artes. La música, el arte no son un objetivo, sino es un medio para nosotros. Aunque si vemos que hay niños especialmente talentosos, los "apoyamos", tratamos de continuar ayudándolos a desarrollarse en esta dirección.  A propósito, enviamos a algunas personas de las llegadas anteriores en las vacaciones a las familias en Alemania. Seguimos comunicándonos. Con la mayoría, mantenemos contactos estrechos. Este proyecto también nos aporta mucho, la experiencia y el placer.

Otra cosa importante no es solo el programa que organizamos aquí, el hecho de que los niños no pasen las 3 semanas bajo fuego, sino que también van a algún lugar en otro mundo. Muchos niños nunca han estado en el extranjero, no han ido más allá de Donetsk. Los llevamos a través de Ucrania, visitamos Kyiv, Lviv. Los niños estuvieron impresionados por su primera visita a la capital, al oeste de Ucrania. Comienzas a entender por qué sucumbieron a la propaganda rusa: simplemente no vieron la realidad de su país. Y, por supuesto, en Alemania, también organizamos un programa de excursiones.

P: Sin embargo, los voluntarios ayudan, pero para llevar un par de docenas de niños por unas semanas, usted necesita dinero. Recuerdo cómo recaudamos fondos justo durante el concierto organizado en la Embajada de Ucrania en Alemania en 2016, cuando actuaron los hijos de Avdiivka.

R: El año pasado, recibimos una subvención del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania, entonces nos apoyó fuertemente. Lo único es que para las subvenciones estatales, se necesita una persona calificada que se siente con los papeles, escribe informes constantemente. Simplemente no tenemos suficientes personas para esto a veces.

Este año todavía estamos buscando patrocinadores privados, porque es mucho más fácil con ellos. Nuestros patrocinadores fueron alemanes y ucranianos, pero trabajando en Alemania. Tienen la oportunidad de venir al campamento para ver lo que realmente estamos haciendo y, por lo tanto, mantener informes resulta mucho más fácil.

LA MÚSICA NO PROTEGERÁ DEL "GRAD", PERO AYUDARÁ PSICOLÓGICAMENTE

P: Volvamos a Ucrania. Las personas que viven bajo el fuego casi incesante, que no saben si van a sobrevivir hasta mañana, ¿necesitan música? ¿Y qué es lo que quieren escuchar, clásicos, canciones ucranianas, algo divertido?

R: La música, por un lado, no protegerá del ‘Grad’. Por otro lado, es muy importante para distraerse, para soportar un bombardeo. La gente piensa sobre la paz, pero asocia la música con la paz.

Tengo un programa de una hora y media o dos horas, compuesto de tal manera que haya tanto obras clásicas de alto nivel que se perciban fácilmente (Bach, Mozart, Vivaldi, Kreisler, hasta 3-5 minutos) como obras ucranianas, modernas. Toco música folk, pop. Todo termina con el hecho de que toco por encargo, melodías “de teléfonos”, de películas.

Estos conciertos tienen también un momento cognoscitivo. La gente a menudo viene y dice: "y la música clásica resulta ser tan genial"...

P: Cuando da conciertos en Berlín, recaudando fondos, cuéntele al auditorio lo que ha experimentado con los residentes locales durante bombardeos.

R: Sí, recuerdo, por ejemplo, como hace un año, casi todas las noches durante una semana nos sentábamos bajo un bombardeo muy fuerte en Avdiivka. Era a principios de febrero de 2017: no había cualquier modo de comunicación ni electricidad, la calefacción no funcionaba, el agua desaparecía… Menos 25 grados. Noche. Todo esto vuela y estúpidamente no lo sabe: sobreviviremos o no. En la familia donde me alojé, no había sótano, y estábamos sentados en un pequeño pasillo en el piso. Intentamos distraernos de alguna manera. Pero es muy difícil distraerse. Al lado había violín y yo empecé a tocar. Y de hecho, el tiempo fluyó rápidamente, y los niños se calmaron un poco. Así soportamos bombardeos, con violín, guitarra y canciones.

De hecho, estos fueron momentos felices, porque, por un lado, no sabíamos lo que sucedería en una hora, en un segundo, por otro lado, estábamos juntos y recibimos de la vida lo que pudimos obtener en ese momento.

P: En Facebook, se difundió ampliamente una publicación, donde tocas el Himno de Ucrania encontrándose frente a una abertura de un proyectil en la pared con vista a una posición avanzada. Dime, ¿cómo se filmó este clip?

R: Esto también fue en febrero del año pasado. Hace tiempo que quería hacer un video de este tipo. Por muy cínico que suena, es una acción de publicidad. Esas cosas son muy necesarias para excitar a las personas que saben poco sobre la guerra, a las que ya no tienen efecto las acciones políticas o las manifestaciones, que viven según el principio: cada uno va a su avío y yo voy al mío.

Subimos al apartamento donde podíamos entrar. Nos advirtieron que no estaríamos allí durante mucho tiempo y que no nos acercábamos a las ventanas. Por un lado, porque pueden disparar los francotiradores, por otro lado, simplemente se puede caer en la abertura.  En esa abertura se puede ver la pista del aeropuerto de Donetsk. Toqué una canción de cuna ucraniana "Jodyt son kolo vikon" (El Ensueño pasa por la ventana), mi favorita, y el Himno.

LA GENTE NECESITA SOLTARLO TODO

P: A menudo visitas, como dices, la “zona gris”. En tu opinión, ¿en general hay ayuda humanitaria organizada allí? ¿Cómo más se puede ayudar?

R: Este es un momento importante. Cuando comenzó la guerra, naturalmente, se necesitaban ropa de abrigo y productos de higiene. Pero en el quinto año de la guerra, todo estaba lógicamente organizado. Tal situación de emergencia ya no existe, la ayuda humanitaria ya no es tan aguda y no es necesaria a tal escala. No estoy diciendo que no se necesita en absoluto, pero debe hacerse por precisión.

Vi hace un año, cuando comenzó el bombardeo, todo el Facebook estaba lleno de llamamientos: “¡Salva a Avdiivka!”, “Avdiivka es el segundo Aleppo”, “¡Vamos a ayudar a Avdiivka!”. La gente del oeste de Ucrania, de Kyiv, llevaron en camiones comida, productos…  En Avdiivka daba miedo, pero una catástrofe humanitaria podría ocurrir debido a la falta de electricidad. Había mucha comida allí. Aunque las personas, que vivían en las afueras de la ciudad más cerca del frente, no tenían productos, porque les daba miedo salir a la calle. Solo tenía que llevarlos a ellos. En cambio, construyeron un campamento en el centro de la ciudad con comida gratis, repartieron ayuda humanitaria. Y allí no siempre hubo los que realmente necesitaban ayuda.

También hay una cosa cuando la gente, quiere o no, “se adictan” a la ayuda humanitaria, se acostumbran a lo que los voluntarios traerá, la organización les dará de comer y beber. Cuando todo esto se superpone a un trauma psicológico, una persona cae en la depresión, en la apatía, un estado de entumecimiento, cuando no puede hacer movimientos superfluos. Por lo tanto, es muy difícil comenzar a moverse, comenzar a trabajar.

Lo que estamos haciendo es un intento, entre otras cosas, de animar a la gente un poco.

Ahora, en general, mucho más se necesita ayuda psicológica. Incluyendo en orfanatos. Si quiere traer la comida, por favor, no traigan bombones, dulces. Necesitan frutas frescas. Pero es mucho más importante prestarles atención.

Es más importante que los niños hablen. Especialmente cuando hay algo malo en la familia, o el niño está bajo tutela.

En los conciertos para niños, al principio toco alto, luego hablo con ellos, les hago preguntas filosóficas. Cuando entienden que les escucho, resulta difícil terminarlo. Tengo que irme, y me cuelgan como uvas.

Si alguien realmente quiere ayudar a los niños, en los orfanatos, en la región militar, mejor vengan y hablen con ellos, organicen algún tipo de programa cultural, algunos juegos. Escúchenlos seriamente, demuestren que los toma en serio, y ellos empiezan a florecer, cambian por completo.

Olga Tanasiychuk, Berlín

SM

Para las citas y el uso de cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de internet, hacia el artículo citado, que este no más abajo del primer parrafo del texto de ukrinform.ua. La cita y el uso de los materiales en medios de comunicacion fuera de linea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible sólo con el consentimiento escrito de ukrinform.ua. Los materiales marcados con “Publicidad” se publican como la publicidad.

© 2015-2018 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»
búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-