Oleksandr Merezhko, presidente del Comité de Política Exterior y Cooperación Interparlamentaria de la Verjovna Rada
Puede que Putin corra la suerte de los dictadores como Gadafi o Ceausescu
24.05.2022 06:15

El Comité de Política Exterior y Cooperación Interparlamentaria de la Verjovna Rada desempeña un papel importante en el desarrollo del diálogo de Ucrania con la comunidad mundial. El nivel de cooperación interparlamentaria durante la guerra ruso-ucraniana a gran escala ha aumentado significativamente, en particular con la asistencia del Comité.  

En una entrevista con Ukrinform, su jefe, Oleksandr Merezhko, habló sobre las negociaciones con los parlamentos del mundo que se mantienen para ayudar a Ucrania; de aquellos que demuestran el mayor apoyo al Estado ucraniano y de otros cuyo nivel de apoyo es más bajo; del trabajo sobre el establecimiento de un tribunal internacional especial para investigar los crímenes de la agresión militar de la Federación Rusa en Ucrania.  

Durante los últimos dos años, Oleksandr Merezhko ha sido jefe adjunto de la Delegación de Ucrania en el Grupo de Contacto Trilateral para la solución pacífica de la situación en las regiones de Donetsk y Lugansk. Por lo tanto, también preguntamos sobre la experiencia de comunicación con representantes del Estado terrorista, Rusia, y sobre las conversaciones entre Ucrania y Rusia que comenzaron al inicio de una guerra a gran escala. 

LOS DIPUTADOS FUERON ADVERTIDOS SOBRE EL PROBABLE INICIO DE UNA GUERRA A GRAN ESCALA  

- El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, ha declarado repetidamente que las sanciones contra la Federación Rusa se estaban preparando mucho antes del inicio de una guerra a gran escala. ¿Participó en este proceso el Comité de Política Exterior y Cooperación Interparlamentaria de la Verjovna Rada?  

- Como saben, las sanciones en Ucrania es el tema del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa. El parlamento puede recomendar a quién deben imponerse medidas restrictivas.  

Tales recomendaciones generalmente las hace el Comité de Seguridad Nacional, Defensa e Inteligencia, pero otros parlamentarios también pueden expresar sus opiniones.  

Por ejemplo, soy miembro del grupo de amistad con Suiza. Mis colegas y yo iniciamos un llamamiento primero al embajador de la Confederación Suiza en Ucrania y luego a los diputados del parlamento suizo con respecto a las sanciones a Alina Kabayeva, esposa de hecho de Putin. Kabayeva vivía en Suiza, tiene bienes raíces allí. Además, tenemos información de que dio a luz a niños en Suiza, es decir, tiene vínculos con este país.  

Cuando nuestros colegas del parlamento suizo vinieron a Ucrania, les pedimos que impusieran sanciones, congelaran bienes, fondos, cuentas bancarias de personas involucradas en la comisión de crímenes de guerra y otros crímenes contra el Estado ucraniano. 

Participamos generalmente en el trabajo sobre sanciones en el marco de grupos de amistad. Les explico a mis colegas en el parlamento que, en cada país con el que tienen contacto, es necesario buscar familiares cercanos de criminales de guerra. Es muy injusto que los parientes cercanos de los criminales de guerra disfruten de la vida en las democracias civilizadas de Europa, contra las que Putin y Rusia están librando una guerra híbrida.  

He propuesto hacer de esta manera: realizar una especie de seguimiento de los llamados beneficiarios del dinero ruso o aquellos asociados con los principales jefes militares y políticos de la Federación Rusa, los oligarcas, y luego, a través de contactos personales, alentar a que se adopten las leyes relevantes.  

En este sentido, ciertamente estamos dedicados a la implementación de la política de sanciones, pero no tanto en las actividades del Comité, como a nivel de contactos personales.  

- ¿Qué ha hecho el primer día de la invasión a gran escala? ¿Cómo ha coordinado el trabajo de los colegas del Comité? ¿Se ha comunicado con socios internacionales?  

- Teníamos un acuerdo de que, en caso de guerra a gran escala o intensificación de la agresión rusa, mis colegas y yo nos reuniríamos en el Comité.  

Está claro que al principio era increíble que esto pudiera ocurrir. Cito al escritor Serguéi Dovlatov: “Lo sabía, pero no creía. Sucede tan a menudo en la vida". Sabíamos. Nos advirtieron tanto los socios internacionales como los servicios especiales ucranianos, la inteligencia, pero no lo podíamos creer hasta el último momento. Fue un shock.  

Sin embargo, nos reunimos de inmediato. Fue una reacción relámpago. Se llevó a cabo la primera reunión: se impuso la ley marcial. Después de eso, comenzamos a contactarnos personalmente con socios internacionales tanto como fuera posible. La tarea principal era detener la maquinaria militar rusa, en particular mediante sanciones. 

Observo que hay amigos que apoyan a Ucrania. Se trata de diputados polacos, parlamentarios de los Estados bálticos, que además cuentan con una amplia red de contactos. Era importante para nosotros invitarlos para difundir una información sobre Ucrania entre los políticos del mundo, exigiendo sanciones inmediatas y asistencia de defensa. Estos fueron los primeros pasos.  

Luego hablamos de forma telemática todos los días con diputados de diferentes parlamentos. Reino Unido, Alemania, Francia, Bélgica, Polonia, los países bálticos… Casi todos los días se celebraban reuniones telemáticas conjuntas de este tipo con colegas extranjeros.  

Todo este tiempo, desde el inicio de la invasión a gran escala, he estado en Kyiv con mi familia. Y esto fue importante porque envía señal a nuestros colegas extranjeros que no nos rendiríamos, que creíamos en nuestra victoria.  

- Cuéntenos sobre las direcciones principales del trabajo del Comité durante la guerra.  

Nuestro Comité participó en la preparación de declaraciones y resoluciones de la Verjovna Rada. Esto es tremendamente importante, porque en los primeros y, en consecuencia, los días más difíciles, fue necesario formar una posición política y jurídica fuerte del parlamento. Considero que uno de los ejemplos más exitosos es el llamamiento iniciado por la dirección de la Rada a la comunidad internacional para que reconozca los crímenes de Rusia en Ucrania como genocidio del pueblo ucraniano.  

Tome nota que la Verjovna Rada ha hecho este llamamiento recientemente, y cuatro o más países ya han adoptado resoluciones que reconocen los crímenes cometidos por Rusia como genocidio. Esto es importante para nuestra posición política en el mundo. Si los países occidentales reconocen los acontecimientos de Ucrania como genocidio, podrán reaccionar ante ello. Recuerde Srebrenica. El mundo occidental comenzó a reaccionar con decisión cuando se dio cuenta de que los crímenes de los serbios eran genocidio.  

Bueno, ¿que podría significar la propia decisión de reconocer algo como genocidio? En realidad, es muy importante. Esto está cambiando la visión del mundo, la opinión de la sociedad civil en los países, que está comenzando a presionar a sus gobiernos para que ayuden a Ucrania de manera más activa. 

También apoyamos y recomendamos a la Verjovna Rada que adoptara algunas convenciones internacionales, para que nos brindaran la asistencia financiera adecuada.  

Otra dirección es informar a la sociedad. Prácticamente todos los miembros del Comité conceden entrevistas regularmente a los medios internacionales. Por ejemplo, al inicio de la guerra, di entrevistas a diario a los medios de comunicación de casi todo el mundo. Esto es importante porque es necesario decir la verdad a los públicos de diferentes países. Me parece que este es un método efectivo para combatir la propaganda rusa.  

Además, celebramos audiencias muy importantes sobre crímenes de guerra y genocidio. Esta fue una de las primeras audiencias del Comité. Nuestro Comité prácticamente inició el proceso, tras lo cual se adoptaron ciertas resoluciones en apoyo de Ucrania. Los alcaldes de Mariupol y Trostianets fueron invitados a estas audiencias para hablar sobre las atrocidades rusas. También participaron colegas de Polonia y la prensa internacional.  

También tomé parte en una serie de declaraciones de los presidentes de los comités de los parlamentos europeos contra la agresión rusa.  

Tuvimos algunos eventos importantes todos los días. Los empleados de nuestra Secretaría son verdaderos héroes. Trabajaban día y noche y los fines de semana. Cada miembro del Comité hizo su trabajo con mucha eficacia. 

HUNGRÍA, FRANCIA, ALEMANIA Y AUSTRIA MUESTRAN EL NIVEL DE APOYO MÁS BAJO A UCRANIA  

- ¿Qué parlamentos muestran el mayor apoyo a Ucrania?  

- Hay países que nos entienden en pocas palabras, y son primeros en ofrecernos ayuda. En primer lugar, es Polonia, los países bálticos y Reino Unido. Hay una plena comprensión mutua entre nosotros. Estos son amigos que han demostrado una vez más que no nos dejan en problemas.  

- ¿Hubo casos en los que recurrieron a colegas extranjeros en busca de ayuda, pero fueron rechazados?  

- Al inicio de la guerra, intentamos lograr que se cerrara el cielo sobre Ucrania, porque la situación era terrible, trágica, los rusos estaban matando deliberadamente a la población civil. Intentamos llegar a un acuerdo, en primer lugar, con los países de la OTAN, sobre el establecimiento de dicha Zona de Exclusión Aérea (No Fly Zone).  

Fue difícil hablar con los alemanes de este asunto. Su reacción fue mixta. Escucharon cortésmente, expresaron su solidaridad, pero no accedieron a proporcionar armas pesadas. Era muy difícil comunicarse con ellos. En un momento, me decepcionó su posición.

 

 

Fue problemático comunicarse con colegas austriacos. Austria es un país neutral lo que fue establecido por un acuerdo estatal de 1955. 

Por lo general, todas las conversaciones con socios internacionales comenzaban con el suministro de armas para proteger al Estado y a la población civil. A veces, la respuesta era que estaban aceptando a refugiados y brindando ayuda humanitaria. Sabe, fue incluso deprimente para mí. Pides el cierre del cielo, armas pesadas, pero no les interesa. No pueden negarse abiertamente, por lo que su respuesta se alega a una ayuda simbólica.  

No es muy fácil con los franceses. Por un lado, declararon claramente su solidaridad con Ucrania y, por otro lado, no proporcionaron la asistencia militar necesaria. Incluso Alemania ayudó más en este sentido. Mire a Estonia. Un pequeño Estado. Si tomamos el PIB per cápita. Los estonios fueron los que más ayudaron. Polonia, Lituania y Letonia también nos apoyaron activamente. Sin embargo, países tan grandes como Alemania y Francia... Bueno, los alemanes apenas estaban muy dispuestos, pero finalmente comenzaron a ayudar, y los franceses prácticamente no respondían. Solo tuvimos una reunión conjunta con ellos.  

Desafortunadamente, algunos países occidentales tienen políticos para quienes Ucrania es un problema. Les gustaría que Ucrania se rindiera lo antes posible o aceptara los términos de Rusia para volver a hacer negocios en Rusia. A veces, estos políticos son bastante influyentes, por lo que es una lucha difícil.  

- ¿Ahora la situación con los austriacos, franceses y alemanes se ha estabilizado de alguna manera o continúan evitando brindar importante asistencia a Ucrania?  

- Las relaciones con los alemanes han mejorado mucho. Ahora ayudan más. ¿Cuál fue su principal argumento para no proporcionar armas? Dijeron que no querían que las armas alemanas maten a los rusos, es decir, tienen ese complejo. No entendieron que el fascismo está ahora en el Kremlin y que la democracia mundial lo está combatiendo. Las relaciones con ellos han mejorado, aunque no absolutamente. De vez en cuando vemos que prometen, dan esperanza, y luego surgen algunos matices.  

Desafortunadamente, no hay un contacto fuerte con los franceses. Al menos llegaron los alemanes, y los franceses no están muy dispuestos a ayudar. Esta es mi impresión. Espero equivocarme.  

Por cierto, también la situación es muy difícil con Hungría. Para ser honesto, estoy conmocionado por el comportamiento de los húngaros. No entiendo cómo un país que vivió la revolución de 1956 puede destruir la solidaridad transatlántica, la solidaridad europea.  

PUTIN NO SE ATREVERÍA A LANZAR UNA INVASIÓN A GRAN ESCALA SI UCRANIA FUERA MIEMBRO DE LA UE  

- ¿Se ha unido el Comité de Política Exterior y Cooperación Interparlamentaria de la Verjovna Rada al proceso de integración europea de Ucrania?  

- Por supuesto, porque este es un elemento importante de la política exterior.  

Siempre explico una cosa sencilla. Para Ucrania, adherirse a la UE no es sólo una cuestión de prestigio o prosperidad económica, es una cuestión de seguridad. Estoy convencido de que, si Ucrania hubiera sido miembro de la UE, Putin difícilmente habría decidido lanzar una invasión a gran escala. Hubiera entendido que, si un país había sido miembro de la Unión Europea, estaba respaldado por la economía, el poder y la diplomacia de los 27 Estados europeos.  

Ser miembro de dicha comunidad es muy importante para la seguridad de Ucrania. Celebramos reuniones conjuntas con el Comité de Integración Europea y pedimos constantemente a los parlamentarios del mundo que nos apoyen en este camino.  

- Según las declaraciones de los líderes europeos, Ucrania puede recibir el estatus de candidato a miembro de la UE en junio. ¿Qué etapas de la integración europea cree que serán las siguientes?  

Me parece que todo depende de la voluntad política. La decisión la toman los principales agentes. La UE se centra principalmente en Alemania y Francia. Si quieren y muestran voluntad política, Ucrania se convertirá en miembro de la Unión Europea. Esta es una cuestión de la política.  

Por ejemplo, hay candidatos a ser miembro de la UE, como Turquía, que no ha podido ingresar desde 1987, y hay países que se están adhiriendo muy rápido, en cuestión de años. 

No creo que Ucrania merezca menos ser miembro de la UE que Hungría. El Estado ucraniano sacrifica a su mejor gente por Europa, por los valores europeos. Mientras tanto, hay países que socavan la solidaridad europea. ¿Por qué tienen derecho a ser miembros de la UE? Pido disculpas por ser duro y poco diplomático, pero, sinceramente, no entiendo por qué un Estado que socava la solidaridad europea puede seguir siendo miembro de la Unión Europea y un país que se sacrifica en la defensa de Europa no puede ingresar.  

Además, desde el punto de vista económico, la situación de Ucrania, dado su potencial, no es peor que la de Rumanía, Bulgaria y Grecia.  

Todo depende de la voluntad de dos países: Francia y Alemania. Creo que deberían ser honestos con nosotros. No puedes dar esperanza si sabes con seguridad que no estás de acuerdo. Necesitamos una conversación abierta sin "pensaremos", "todavía no se sabe".  

Estoy muy molesto por el argumento de los colegas de que sus países han recorrido un largo camino hacia la UE. En primer lugar, también hemos estado haciendo cola durante muchos años. En segundo lugar, Ucrania no merece menos una adhesión que cualquier otro Estado. Ucrania es única. Este es un candidato por el que se debería luchar, y no pensar de aceptarlo o no. La OTAN también debe luchar, porque no existe tal ejército ni espíritu de lucha en ningún país europeo. 

LAS NEGOCIACIONES PARA RUSIA NO SON UN OBJETIVO, SINO UN ELEMENTO DE PROPAGANDA  

- Usted fue miembro de la delegación de Ucrania en el Grupo de Contacto Trilateral. ¿Qué experiencia e impresiones obtuvo allí?  

La singularidad de esta experiencia es que Ucrania ha estado negociando con un país que no se considera participante en las negociaciones. Esto es una paradoja. Formalmente, se consideraban un mediador. Aunque esto contradecía el texto de los Acuerdos de Minsk. Incluso el nombre: Grupo de Contacto Trilateral. ¿Quiénes son las tres partes? Ucrania, Rusia y la OSCE como mediador en las consultas entre Ucrania y Rusia.  

Vi lo cínicos e hipócritas que podían ser. Hay un libro "Escuela de Negociaciones del Kremlin". He visto sus fundamentos en la práctica.  

Los rusos son muy burocráticos. Es difícil negociar con ellos porque son una escuela de diplomacia totalitaria. Es incluso anti-diplomacia, porque el objetivo de la diplomacia es llegar a un compromiso. Uno de los principios de las negociaciones es el de buena fe. Y los rusos negociaron en flagrante violación de este principio. No intentaron llegar a un compromiso.  

- Obviamente, está siguiendo el proceso de negociación actual, que comenzó con el estallido de una guerra a gran escala. ¿Cómo lo describiría?  

- En primer lugar, crearé que los rusos realmente mantienen negociaciones de manera seria si comienzan con un alto el fuego. Porque no está bien si se negocie en medio de las hostilidades.  

En segundo lugar, al principio establecieron condiciones absolutamente absurdas para Ucrania. Lo hicieron deliberadamente para que la delegación ucraniana no tuviera otro remedio que rechazarlas. Fue una provocación decir más tarde que Rusia es un país pacífico que ofreció una salida, pero Ucrania se negó. Propusieron condiciones que ningún país del mundo podría aceptar. Esto no es una negociación, sino que es una provocación por parte de Rusia.  

Los apetitos de Rusia se han ido perdiendo tras darse cuenta de que estaban perdiendo la guerra. Pero creo que estas negociaciones no son el objetivo de Rusia. Esto es solo un disfraz, un elemento de la campaña de propaganda. 

- ¿Qué puede decir sobre la composición de la delegación ucraniana?  

- La tarea de la delegación es llegar a un compromiso, elaborar un documento y la decisión la tomará el presidente. Esta es la prerrogativa del jefe de Estado. Es un diplomático número 1 en Ucrania. Los negociadores solo lo representan a él en este proceso, y él mismo toma la decisión.  

Al mismo tiempo, si el resultado de las negociaciones es un acuerdo, la decisión la toma el parlamento, ya sea ratificado o no. También es posible recurrir a un referéndum.  

En cuanto al grupo de negociadores ucranianos, no tengo dudas sobre sus calificaciones y profesionalismo. Conozco a muchos de ellos. Los aprecio mucho como profesionales.  

- ¿Qué diría de la delegación rusa?  

- Una pregunta interesante... Me sorprendió porque el jefe de la delegación rusa, Medinski, no era un diplomático, sino que era un hazmerreír. En Rusia, se percibe de la misma manera. Esta es una persona muy frívola. Otros miembros de la delegación rusa tampoco parecen ser diplomáticos serios.  

Me parece que tienen miedo de negociar porque el dictador está por encima de ellos. El miedo reina, y donde hay miedo es imposible ponerse de acuerdo en algo.  

Lo entendería si estas negociaciones las mantuviera el propio Putin, que toma la decisión, o al menos Lavrov…  

- Entonces, ¿usted no cree en el éxito de estas negociaciones?  

- No puedo descartar nada, pero soy bastante escéptico. Si tuviéramos que apostar, no apostaría por el éxito de estas negociaciones por la posición destructiva de Rusia.  

Para mí, las señales serias serán un alto el fuego y la participación directa de Putin, entonces creeré que están tratando de resolver la cuestión de alguna manera.  

PUEDE QUE PUTIN CORRA LA SUERTE DE GADAFI O CEAUSESCU  

- ¿Cómo se está desarrollando el proceso de creación de un tribunal internacional especial para investigar los crímenes de la agresión militar de Rusia en Ucrania?  

- Tres tribunales internacionales nos pueden ayudar en este asunto. Primero, es la Corte Internacional de Justicia de La Haya. Pero en este caso ambas partes deben participar en el proceso, las cuales deben estar de acuerdo con la jurisdicción de esta Corte. Está claro que Rusia lo rechazará. Sin embargo, hay varios casos que nos permiten castigar a Rusia por violar convenios internacionales. La primera es aquella relacionada con la financiación del terrorismo, y la segunda trata la discriminación racial.  

En segundo lugar, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, al que pueden presentar demandas tanto el Estado como un individual. El problema aquí es que Rusia ha sido excluida del Consejo de Europa, por lo que el TEDH dejará de funcionar en relación con Rusia durante algún tiempo. Además, la Federación Rusa ha declarado de manera desafiante que no cumplirá con la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.  

En tercer lugar, la Corte Penal Internacional, que asistirá en la investigación de crímenes de guerra. Sin embargo, la CPI solo puede enjuiciar a individuos. No puede castigar a organizaciones como lo hizo el Tribunal de Núremberg, por ejemplo. Además, esta corte no puede llevar a todo el Estado ante la justicia. Probablemente lo más difícil es que no puede ejercer la jurisdicción para condenar a Rusia por un crimen como el de agresión.  

Se necesita un nuevo órgano judicial para llevar a Rusia ante la justicia por el crimen de agresión. Esto es importante porque es el más fácil de probar. Toda la evidencia está sobre la superficie: las declaraciones de Putin, su discurso durante la declaración de guerra a Ucrania. Otro punto muy importante es que por tal crimen si pueden ser enjuiciados los máximos dirigentes militares y políticos del Estado. En este caso, estamos hablando del presidente ruso.  

¿Qué modelo? ¿Qué mecanismo?… El trabajo aún continúa. Está claro que no podemos crear tal organismo sobre la base de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, porque Rusia, que se apoderó ilegalmente del asiento de la Unión Soviética allí, bloqueará tal resolución.  

Puede ser establecido sobre la base de un tratado internacional, como se estableció el Tribunal de Núremberg.  

Hablé con colegas del Consejo de Europa, tal vez se pueda hacer algo sobre la base de una decisión del Comité de Ministros del Consejo de Europa. Es posible invitar a organizaciones internacionales, en particular el Consejo de Europa o, con más complicaciones, la Asamblea General de la ONU.  

- ¿Cuándo se puede establecer un tribunal?  

- Este es un asunto muy difícil que requiere una colosal financiación. También hay cuestiones de logística. Debe ser establecido para que sea un cuerpo legítimo, respetable, con autoridad, para que incluya a personalidades con autoridad en el mundo. Dependerá de cómo la comunidad mundial acepte la sentencia de este tribunal.  

No es cuestión de un mes o incluso de un año. Me parece que llevará al menos un año. Me gustaría estar equivocado, por supuesto, necesitamos crear lo antes posible, pero este es un trabajo muy difícil y laborioso.  

- ¿Cuál es la probabilidad de que el presidente de la Federación Rusa, Vladímir Putin, sea personalmente responsable de los crímenes de guerra contra Ucrania? ¿Qué castigo puede enfrentar? 

- Francamente, esta es una pregunta en la que pienso mucho. Como jurista internacional, tengo muchas ganas de verlo en el banquillo del tribunal internacional. Pero para ser procesado en la Corte Penal Internacional, debe ser arrestado físicamente, porque es problemático hacerlo in absentia. Desafortunadamente, todavía es difícil capturarlo físicamente.  

Uno tiene que ser realista. Me parece que Putin puede correr la suerte de Gadafi o Ceausescu. Puede ser eliminado por sus oligarcas, quienes eventualmente se aburrirán de algo.  

Todavía espero que sea castigado en la Corte. Esto es importante para la justicia y el desarrollo del derecho internacional. Debe haber un juicio serio y abierto de un criminal de guerra número 1 en el mundo. Esto es importante para el desarrollo del derecho internacional y para que sea un ejemplo para otros dictadores.  

Espero que sea llevado ante la justicia personalmente. Pero es más probable que corra la suerte de Gadafi (el líder libio, Muamar el Gadafi, acusado de crímenes de lesa humanidad, fue capturado en 2011 y murió a causa de sus heridas, ed.) o Ceausescu (el dictador de larga data rumano, Nicolae Ceausescu, fue asesinado a tiros en 1989 por la sentencia de un tribunal militar, ed.).  

El momento en que se tomó la decisión de reconocer a las llamadas DNR y LNR recordé cómo un líder de la pandilla hace pasar por bautismo de sangre a sus cómplices. En este sentido, recuerda a Hitler, que también pretendía arrastrar a su séquito a la tumba, quizás incluso a todo el país.  

No predigo cómo terminará. Sólo Dios sabe. Pero como jurista internacional, creo que es importante juzgarlo como a Milosevic (el caso del presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, fue examinado por la Corte Penal Internacional de La Haya, ed.).  

Angelina Strashkulych  

Fotos: el servicio de prensa y Volodymyr Tarasov 

AV

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2022 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-