Conversaciones entre Estados Unidos y Rusia: Al 100% según lo previsto

Conversaciones entre Estados Unidos y Rusia: Al 100% según lo previsto

Ukrinform
Estados Unidos ha rechazado el ultimátum del Kremlin. Rusia se ha negado a desescalar en la frontera. No se han firmado documentos.

La delegación de expertos rusos estuvo encabezada por el viceministro de Relaciones Exteriores, Sergéi Riabkov. La delegación estadounidense estuvo encabezada por la secretaria de Estado adjunta, Wendy Sherman. No se trata de un nivel muy alto de delegaciones, que es la mejor evidencia de que no habrá avances, sino un intercambio rutinario de argumentos y reclamos. De hecho, lo que se abordó en estas conversaciones se había dicho anteriormente, y las partes simplemente no tuvieron oportunidad de ponerse de acuerdo en nada.  

En los días previos a estas conversaciones, se dijo tanto de manera demostrativa y pública que muchos observadores no tuvieron dudas de que el efecto informativo era el principal objetivo de la reunión entre Estados Unidos y Rusia en Ginebra el 10 de enero. Parece que la iniciativa en esto definitivamente pertenecía a la parte rusa. Esta declaración "diplomática" del viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergéi Riabkov, de que "la OTAN debe coger sus 'manatki' [cosas, jerga en ruso] y retroceder a las fronteras de 1997" en realidad revela todo: no existe un equivalente exacto de la palabra "manatki" en inglés, por lo que este discurso fue claramente destinado a un público interno de habla rusa. Como, prepárense, "les mostraremos la ‘madre de Kuzma’ allí" [referencia al bien conocido discurso de Jrushchov].  

El secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, respondió, por supuesto, en un tono diferente: Estados Unidos no hará concesiones a Rusia, pero en el mismo sistema de coordenadas categóricas. Es decir, ninguna de las partes en las conversaciones esperaba avances y no lo ocultó. 

Según la retórica de los diplomáticos que representan a otros países y alianzas, se podría observar una tendencia muy reveladora, que ilustra perfectamente la conclusión inequívoca de que Rusia no tiene aliados realmente influyentes en las posiciones del mundo moderno: nadie hizo una declaración en la que hubiera siquiera un indicio de comprensión de la posición de Rusia. En cambio, los aliados de Estados Unidos y Ucrania han dicho mucho, hay que elegir entre las citas.  

Por ejemplo, la OTAN: "Hemos dejado muy claro que no haremos concesiones en el derecho de ningún país de Europa a elegir su propio camino, incluidos los acuerdos de seguridad de los que quiere ser parte. Por lo tanto, es fundamental no violar este principio”, dijo el secretario general de la Alianza, Sr. Stoltenberg. También enfatizó que el bloque de la OTAN sigue comprometido con su decisión en la Cumbre de Bucarest de 2008 de que Ucrania y Georgia podrían convertirse en miembros de la OTAN en el futuro.  

Representantes de la UE, Francia, Alemania, Polonia y Lituania hablaron más de una vez durante Año Nuevo y Navidad en el mismo sentido: sobre la inadmisibilidad del proyecto de "arreglo" ruso, sobre la necesidad de garantizar los derechos de Ucrania. 

Sin embargo, Estados Unidos dejó a Rusia la oportunidad de retirarse de la confrontación, lo que Moscú podría presentar a los consumidores nacionales, al menos como su "victoria destacada". En una entrevista con ABC, Antony Blinken dijo que Washington estaba listo para considerar "cualquier preocupación legítima de Rusia" y expresó una serie de propuestas para abordarlas en Ginebra. Por ejemplo, la perspectiva de reanudar el Tratado para la Eliminación de Misiles Nucleares de Medio y Corto Alcance (INF). Después de todo, fue Estados Unidos quien se retiró de este acuerdo de seguridad durante el mandato de Donald Trump. Estados Unidos también estaba listo para hablar de cómo "reducir las tensiones, crear más transparencia, fortalecer la confianza", es decir, se trataba de organizar el control sobre la actividad militar en Europa.  

Parece que el Kremlin no ha escuchado ni ha tratado de oír todo esto: el "diplomático" Riabkov también dijo antes de las conversaciones que Rusia no retrocedería ni un paso en sus demandas. Como parte de su estrategia, no podía decir nada más: difuminaría así todo el efecto propagandístico.  

Wendy Sherman  

Finalmente, para completar el cuadro, debemos agregar que Washington ha advertido que Estados Unidos no firmará ningún acuerdo final después de las conversaciones a menos que Moscú responda a preguntas que preocupan a Estados Unidos. A saber: la concentración de tropas rusas en la frontera con Ucrania y su posible invasión. En otras palabras, nada sucederá sin que se resuelva el problema de la distensión de las tensiones en la frontera entre Ucrania y Rusia. De hecho, a Putin le dijeron que no habría acuerdos a punta de pistola.  

…Las conversaciones en Ginebra, que fueron precedidas por al menos dos semanas de tensiones, a pesar de todas las vacaciones, duraron 7,5 horas en Ginebra. No hay muchos detalles al momento de escribir, y es poco probable que aparezcan más en un futuro cercano.  

De lo que dijo Riabkov, se puede concluir que se advirtió nuevamente a Rusia sobre las severas consecuencias si reanude la fase activa de agresión contra Ucrania. A su vez, el representante ruso dijo que los rusos no van a atacar a Ucrania, sino que "todas las medidas de entrenamiento de combate se llevan a cabo dentro de nuestro territorio, no hay razón para temer ningún tipo de escenario de escalada". También confirmó que Estados Unidos no da ninguna garantía de la "no ampliación" de la OTAN. 

Wendy Sherman, jefa del equipo negociador estadounidense, confirmó que Estados Unidos insiste en una desescalada, retirada de las fuerzas rusas de la frontera con Ucrania, y a Estados Unidos no le importa lo que dijo Riabkov sobre las tropas rusas “en el territorio de Rusia". Sin embargo, la Sra. Sherman pidió conversaciones "abiertas", reiteró la propuesta de Estados Unidos, que está "abierto a un debate" sobre el alcance y la escala de los ejercicios militares "sobre una base recíproca".  

A raíz de esto surge la siguiente conclusión preliminar: las conversaciones en Ginebra se mantuvieron como era de esperar, es decir, las partes solo anunciaron por primera vez sus posiciones en el marco de los contactos de los grupos oficiales. Nadie ha renunciado a lo dicho anteriormente. No se han firmado protocolos. Es posible que el 12 de enero, se produzcan algunos cambios en una reunión de la Comisión OTAN-Rusia. Pero, para ser honesto, hay poca esperanza.  

Oleg Melnychuk, Kyiv 

AV


Let’s get started read our news at facebook messenger > > > Click here for subscribe

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2022 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-