Ucrania a la UE: “Dígannos, ¿por qué estamos luchando?”

Ucrania a la UE: “Dígannos, ¿por qué estamos luchando?”

502
Ukrinform
Kostyantyn Yeliseyev, ayudante del presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y ex embajador de Ucrania en la UE.

Yeliseyev mantuvo conversaciones sobre el Acuerdo de Asociación de la UE durante su estancia en Bruselas

En dos semanas los países de la Unión Europea y amigos de Europa del Este se reunirán en Bruselas para la Quinta Cumbre de la Asociación Oriental.

Podría convertirse en un evento histórico, anunciando una nueva visión estratégica para esta iniciativa de la UE en los próximos años.

El entorno ha cambiado drásticamente desde el lanzamiento de esta política en 2009. Se han quitado las máscaras. La Asociación Oriental tiene un adversario abierto y ardiente: Rusia.

Ese adversario se ha dado cuenta del enorme potencial del proyecto de la Asociación Oriental para poder desafiar sus propios intereses revanchistas.

Rusia se vio atrapada por el impacto transformador del poder suave de la UE en sus vecinos y se volvió temerosa de sus implicaciones para el régimen autoritario en Moscú.

No sorprende que hoy cada socio de Europa del Este y muchos Estados miembros de la UE hayan sufrido agresión rusa directa o híbrida en respuesta.

No hay tiempo para dudas, apaciguamiento, medios pasos o políticas de “esperar a ver”.

Tenemos que ser más ambiciosos sin mantener un perfil bajo. Apasionados y no tecnocráticos. Ser lo suficientemente valientes para llamar a las cosas por su nombre. Un agresor es agresor.

No se debe permitir que los valores europeos se desvanezcan cuando Rusia viene tentándoles con lucrativos contratos de gas. Es fácil esconderse detrás de los desafíos actuales o las bajas ambiciones de otros socios orientales. Pero también es escapismo, y al final no se puede escapar de la realidad.

Manera difícil

Ucrania aprendió esta lección de manera difícil.

No somos sólo un Estado europeo, sino el Estado europeo que ha pagado el precio más alto por sus aspiraciones legítimas.

Somos una nación europea que ha avanzado a pasos agigantados en difíciles reformas políticas y económicas en un momento en el que también hemos tenido que contrarrestar la agresión externa por parte de las fuerzas armadas sofisticadas de Rusia.

Hace cuatro años toda Ucrania comenzó la cuenta atrás, con un corazón desfallecido, para la firma del tratado de asociación con la UE en la Cumbre de la Asociación Oriental en Vilna.

Aquel tratado simbolizaba sus sueños de una vida mejor en una Europa unida. Aquella pasión se convirtió en la Revolución de la Dignidad en el Maidán tras la decisión del ex líder de Ucrania de no firmarlo.

Resultó en una agresión rusa a gran escala en Crimea y una guerra híbrida en la región de Donbás en el este de Ucrania, de donde procedo.

En los últimos años millones de ucranianos se han enfrentado valientemente a esta amenaza mortal, algunos en la primera línea del frente y otros en la retaguardia, bajo la bandera de la Unión Europea de valores comunes. Más de 10.000 ucranianos han pagado con sus vidas por nuestra elección europea.

¿Puede alguien encontrar otro ejemplo de sacrificio por esas mismas cosas que se supone que representa la bandera de la UE?

Entonces vino el despertar de Ucrania: una nueva Ucrania con una enérgica sociedad civil, un sólido impulso político para el cambio y, lo que es más importante, con una dedicación redoblada a los ideales y principios europeos.

Favorita

Ucrania siempre ha sido favorita en la agenda europea en nuestra región.

Estamos listos para seguir modelando un futuro común, y el presidente de Ucrania ha presentado iniciativas a largo plazo para profundizar el proceso de convergencia mutuamente beneficiosa.

Estamos avanzando en la integración con la unión energética de la UE, el mercado único digital de la UE, la asociación con el espacio de libre circulación de Schengen y la posible integración con la unión aduanera de la UE.

Nuestras ambiciones de reformas podrían facilitarse mediante un plan estratégico de asistencia, basado en el modelo del Plan europeo para Ucrania, presentado recientemente por Lituania.

Aquello por lo que lucha, es lo que defiende. Y lo que defiende es lo que realmente es.

Nosotros los ucranianos no pedimos a la UE que luche por Europa en el Donbás, porque nosotros podemos luchar. Pero la UE debería al menos pronunciarse claramente sobre lo que defiende.

Buena fe

Se supone que la UE representa la extensión del área de libertad y prosperidad, para ser un faro para otros, para llegar a aquellos que son partidarios de Europa. Esa sería la UE en la que creemos.

Lo que Ucrania quiere en última instancia es un mensaje simple: "Una vez hayas estado listo, estarás dentro". La tarea de Ucrania sería prepararse para estar lista. La tarea de la UE sería decidir si Ucrania está lista y cuándo lo sucede.

Esto significaría lo todo para nosotros y no le costará nada a la UE.

Sería un paso honesto y justo de proporciones históricas. Infundiría nuevo oxígeno en la unidad europea. También sería una clara demostración de que la UE realmente es un paladín de la democracia, la libertad y la dignidad.

Original del artículo en inglés: EUobserver

AV

Para las citas y el uso de cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de internet, hacia el artículo citado, que este no más abajo del primer parrafo del texto de ukrinform.ua. La cita y el uso de los materiales en medios de comunicacion fuera de linea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible sólo con el consentimiento escrito de ukrinform.ua. Los materiales marcados con “Publicidad” se publican como la publicidad.

© 2015-2017 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»
búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-