Mil millones de dólares al día para la guerra: Cómo detener el flujo de petrodólares al agresor

Mil millones de dólares al día para la guerra: Cómo detener el flujo de petrodólares al agresor

Ukrinform
El embargo de petróleo no es suficiente para evitar que la Federación Rusa financie la guerra. Se necesitan nuevas sanciones y restricciones a los precios de los hidrocarburos.

Según las estimaciones de los analistas, Rusia gana hasta mil millones de dólares diarios solo con la exportación de hidrocarburos. La mayor parte de estos ingresos se obtiene de la venta de petróleo. Entonces, incluso en las condiciones de duras sanciones internacionales, gracias a esto, el Kremlin puede compensar con creces los costos diarios de agresión contra nuestro país (según estimaciones, un día de guerra le cuesta al Kremlin hasta 900 millones de dólares). Así que, limitar este recurso reduciendo o prohibiendo por completo el suministro de petróleo y gas de Rusia es quizás la tarea más urgente para la comunidad mundial. Algo que no se puede hacer sin la unidad de todos los consumidores. Desafortunadamente, actualmente no existe tal unidad. Alguien no quiere enojar a Putin, alguien quiere "salvar su rostro", alguien intenta fastidiar a EE. UU. con su ayuda, para alguien las cuestiones mercantiles o los problemas internos (naturalmente) son más importantes que enfrentar el mal mundial, al menos hasta que invada su tierra.  

La característica de la situación es también que sin esa unidad se puede obtener el efecto contrario: cuanto más estrictas sean las restricciones en los mercados energéticos, mayor será el precio de los recursos, y por lo tanto las ganancias del agresor son mayores con menores volúmenes de venta. Por lo tanto, según los expertos, las probables pérdidas de la Federación Rusa por la introducción gradual de un embargo sobre el petróleo ruso a corto plazo no ayudarán a reducir sus ingresos lo suficiente como para dejar de financiar la guerra en Ucrania. Sirve de salida la introducción de restricciones de precios sobre el petróleo y los productos derivados del petróleo de la Federación Rusa, que también es imposible sin la unidad de los consumidores. Para nuestro país, el tema de implementar un embargo al gas ruso también es fundamental. 

Foto: Agencia Anadolu 

Las sanciones en el sector de petróleo y gas no son fatales para el Coloso de hidrocarburos   

Durante casi cinco meses de agresión rusa, la comunidad internacional ha impuesto muchas restricciones directas e indirectas al sistema de petróleo y gas de la Federación Rusa. Esta es la decisión sobre el embargo petrolero parcial, al que EE. UU., Canadá, Australia y los Estados de la UE van a recurrir a partir del 5 de diciembre (en materia de crudo) y, a partir del 5 de febrero del próximo año (en el comercio de derivados del petróleo), a la suspensión del procedimiento de certificación del gasoducto Nord Stream 2, así como a numerosas restricciones sectoriales relativas al suministro de bienes y tecnologías para la industria extractiva de Rusia, que se implementaron en el marco de varios paquetes de sanciones internacionales contra el Estado agresor.  

Por ejemplo, desde el viernes, Canadá impuso nuevas sanciones a los sectores industrial y de petróleo y gas de la Federación Rusa. A partir de ahora, se prohíbe la prestación de servicios de producción a empresas rusas de las industrias del petróleo, gas, química y manufacturera. Los ciudadanos y empresas de Canadá no podrán prestar servicios industriales relacionados con la industria siderúrgica, la producción de productos terminados de metal, computadores, con el ámbito de electrónica, óptica, los equipos eléctricos y vehículos, así como los servicios industriales en las esferas del transporte terrestre y por tuberías. 

Por un lado, entendemos que de esta manera los amigos canadienses intentan dorar la píldora que los ucranianos tuvieron que tomar tras la reciente decisión de desbloquear el envío de turbinas reparadas para el gasoducto Nord Stream 1. Por otro lado, la decisión de Ottawa es un ejemplo digno de seguir: el mundo debería excluir por completo al agresor de las cadenas tecnológicas, bloquear su acceso a cualquier producto sofisticado y tecnología moderna, obligarlo a contar solo con su infame "programa de sustitución de importaciones".  

Sin embargo, actualmente no se habla de pasos más radicales en las industrias que aportan la mayor parte (hasta el 45%) de los ingresos al presupuesto federal de la Federación Rusa y, por lo tanto, financian en mayor medida la agresión del Kremlin contra nuestro país. Si los planes ya mencionados para implementar un embargo parcial pueden considerarse una victoria relativa para Ucrania y todo el mundo civilizado en la industria petrolera, en otro caso, lamentablemente, no se trata de restricciones verdaderamente eficaces en el sector del gas. A pesar de las solicitudes y demandas de Ucrania, no se incluyeron ni en el quinto ni en el sexto paquete de sanciones internacionales contra Rusia. Ya está claro que no estarán en el séptimo paquete que aún no se ha aprobado definitivamente.  

Solo algunos de nuestros amigos más leales anuncian su intención de abandonar el gas de la Federación Rusa (la mayoría lo hará no ahora, pero dentro de unos meses o años). Para algunos otros, el propio Kremlin cerró las válvulas de gas, por así decirlo, para "darles una lección".  

Además, Gazprom (bajo pretextos formales, como trabajos de reparación en Nord Stream 1, o sin explicar los motivos) redujo drásticamente el suministro del recurso también en otras direcciones europeas, incluido el tránsito a través de Ucrania. El Kremlin también insinúa claramente una posible parada completa del bombeo. Pero la mayoría de los países europeos parecen considerarlo como un golpe a ellos mismos, y no a la capacidad del agresor de librar una guerra sangrienta. Todo el mundo entiende muy bien que, en tales circunstancias, las amenazas de Moscú de detener el suministro de "combustible azul" son un elemento de chantaje potencialmente bastante problemático para Europa. Teniendo la experiencia del acuerdo de varias compañías europeas de suministro de gas después del ultimátum anterior de Putin para pagar el gas ruso en rublos, entendemos: las posibilidades de que el chantaje funcione esta vez son altas. Y algunos países, en particular nuestros vecinos húngaros, lo declaran abiertamente. 

Por supuesto, se lo indigna a los ucranianos. Por otro lado, también hay que entender a los socios (tanto los voluntarios como los que se sumaron). El mundo actual es demasiado dependiente de los hidrocarburos fósiles en general. Y Europa depende demasiado de los hidrocarburos rusos (especialmente del gas). Por tanto, los europeos retrasarán la adopción de decisiones radicales sobre el embargo de gas mientras puedan.  

El embargo petrolero debe reforzarse con restricciones de precios  

En cuanto al embargo petrolero, no todo está claro y no todo es prometedor para nosotros. En condiciones en las que el cártel mundial del petróleo, la OPEP, no acepta aumentar significativamente la producción para compensar el petróleo de Rusia en el mercado, es probable que incluso esas restricciones incompletas, que se propone introducir en diciembre, conduzcan a un fuerte disparo en el precio de "oro negro". Y, por lo tanto, incluso con una reducción en los suministros, las ganancias de hidrocarburos de la Federación Rusa no solo no disminuirán, sino que podrán incluso aumentar.  

"El impacto de estas restricciones no se evaluará pronto. Obviamente, se hará según los resultados del próximo año. El impacto será duradero y ambiguo. Porque solo el 43% de las exportaciones de petróleo de Rusia caerán bajo la prohibición después del 5 de febrero. Esto corresponde a aproximadamente el 3% del consumo mundial. Dado que otros proveedores no garantizan un aumento en la producción que ayude a compensar al mercado por la pérdida de tales volúmenes, el precio del petróleo Brent puede subir entre 140 y 150 por barril después de la introducción del embargo", dice el experto en energía, Guennadiy Ryabtsev

Esto significa que los productos derivados del petróleo en Europa subirán de precio. Y si el aumento en los precios minoristas será insignificante en los países de la UE, ya que los impuestos representan más del 60% de la estructura de precios allí, en los países donde su participación es pequeña, será un duro golpe a los consumidores. Y también puede conducir a la falta de combustible. Esto también se refiere al mercado ucraniano.  

Desafortunadamente, según el experto, dado el aumento de los precios, la Federación Rusa recibirá muchos más ingresos, en comparación con lo que era previsto, por exportaciones este año y el próximo. Después de todo, el presupuesto federal del país agresor está ultimado, basado en el precio promedio del petróleo Urals de 44,2 dólares por barril. Mientras que ahora este petróleo cuesta 80 dólares.  

"En el futuro los ingresos petroleros de la Federación Rusa disminuirán. Después de todo, puede dirigir a mercados alternativos (China, India, algunos otros países asiáticos y africanos) solo una cuarta parte de las exportaciones que estarán sujetas a la prohibición. Esto conducirá a una reducción en la extracción de crudo, porque Rusia no tiene dónde almacenarlo y procesarlo. Lo más probable es que la producción del próximo año disminuya entre un 20 y un 25 % en comparación con 2021", cree Ryabtsev.  

¿Podremos esperar tanto tiempo la bajada de flujos financieros que el Kremlin va a dirigir para acabar con los ucranianos? La respuesta es obvia. Por lo tanto, el embargo de petróleo no es suficiente para limitar la capacidad de Rusia para financiar la guerra. Para cambiar la situación, según Ryabtsev, Ucrania debería insistir en la imposición de restricciones de precios por parte de los socios internacionales para reducir el precio de venta promedio del petróleo ruso a entre 35 y 40 dólares por barril. La segunda tarea es evitar la reexportación de hidrocarburos rusos a EE. UU. y la UE por parte de empresas asiáticas y africanas. 

Según medios estadounidenses, Estados Unidos y sus aliados ya están considerando cómo limitar el volumen de suministro de hidrocarburos de Rusia, reducir sus ganancias y, al mismo tiempo, evitar un aumento en el costo de los recursos energéticos, lo que es insostenible para la economía global. Como opción, hay la creación de una asociación de compradores que, basándose en posiciones unificadas, dictará los términos y controlará el precio del petróleo ruso. Los líderes del Grupo de los Siete acordaron previamente apoyar las restricciones de precios.  

Pero, según los analistas, la idea no funcionará si los mayores consumidores asiáticos de hidrocarburos rusos, China e India, no se suman a su implementación. Estos países continúan comprando activamente gas y petróleo de Rusia. De hecho, incluso recientemente han aumentado las compras muchas veces. Al mismo tiempo, por supuesto, aprovechan el momento y compran el recurso con un buen descuento. Es decir, por cada barril y metro cúbico que se les vende, el Kremlin recibe mucho menos que cuando abastece a los consumidores europeos. Pero, es mucho más que unos entre 35 y 40 por barril. Los consumidores asiáticos también compran un gas relativamente barato. Pero, en vista del drástico crecimiento de los precios durante el último año, estos fondos que Rusia, a fin de implementar planes imperiales esquizoides, está dispuesta a abandonar la financiación de la esfera social y los proyectos internos a favor de la guerra, como dicen, son más que suficientes.  

Solo entre marzo y mayo, la Federación Rusa ganó 24 mil millones de dólares por la venta de recursos energéticos a India y China. China pagó aproximadamente 19 mil millones de dólares por petróleo, gas y carbón rusos, casi el doble que en la primavera de 2021, mientras que a India le costó más de 5 mil millones de dólares, cinco veces más que hace un año. Así, la Federación Rusa ha recibido 13 mil millones de dólares adicionales en solo tres meses. Potencialmente, solo gracias a estas rutas de exportación de hidrocarburos, el Kremlin puede destinar adicionalmente 4,3 mil millones de dólares a la matanza de ucranianos cada mes, no han sido previstos para su distribución a través del presupuesto federal a otros programas. 

¿Se logrará persuadir a los principales jugadores asiáticos? Por un lado, a favor de las restricciones de precios está el hecho de que todo consumidor (India y China apenas son excepciones) está interesado en comprar un recurso más barato posible. Entonces, ¿por qué no agregar algunas decenas de dólares por barril o algunas decenas de centavos por metro cúbico de "combustible azul" al descuento ya acordado con el Kremlin? Por otro lado, puede ser mucho más importante que los países asiáticos aprovechen el momento para acercarse a Rusia y negociar preferencias para el futuro, y, también, para fastidiar a Occidente.  

El asesor de Seguridad Nacional de EE. UU., Jake Sullivan, cree que, si varios países empiezan a fijar su propio precio máximo por el que están dispuestos a comprar petróleo ruso, y el Kremlin pierde dinero por ello, no significará el fracaso de las sanciones, sino el éxito de la presión económica, porque se tratará de lograr el objetivo principal: limitar el poder de la maquinaria militar rusa. 

Jake Sullivan / Foto: PAP  

Pero existen riesgos de que la Federación Rusa contraataque con la suspensión del suministro de petróleo a los mercados extranjeros. Por lo tanto, la comunidad internacional debe tener cuidado de antemano con qué reemplazar los suministros rusos. Y, obviamente, será necesario encontrar una "clave" a la OPEP, que debe anticipar el aumento de la producción petrolera.  

Vladyslav Obukh, Kyiv  

Foto principal: Banco Nacional de Ucrania

AV


Let’s get started read our news at facebook messenger > > > Click here for subscribe

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2022 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-