Ensayo del Kremlin de una gran guerra en el territorio de Belarús

Ensayo del Kremlin de una gran guerra en el territorio de Belarús

375
Ukrinform
Rusia está elaborando un escenario de un conflicto europeo en el territorio de Belarús.

Todas las operaciones militares que Rusia viene realizando últimamente tienen un rasgo común y llamativo. Todas las acciones militares, todas las destrucciones de las ciudades y los pueblos, el saqueo de la infraestructura industrial, todos los asesinatos, los delitos contra la humanidad y los actos de pillaje, todo esto es llevado a cabo por Rusia fuera del territorio nacional.

Incluso las KTO (operaciones contraterroristas) a que juegan regularmente las tropas y las fuerzas especiales rusas en Chechenia, Ingushetia y Daguestán no son una excepción a esta regla. Los territorios mencionados de las repúblicas del Cáucaso que, de jure, forman parte de la Federación Rusa y de hecho – a nivel mental y psicológico – ya no forman su parte, y, por lo tanto, son percibidos por los habitantes de la “metrópoli” como  algo hostil, salvaje e incomprensible, el llamado “extranjero”, que puede ser destruido sin demasiado pesar y remordimiento.

En este contexto, vale la pena recordar los clásicos. La expresión "derrotar al enemigo con poca sangre en su territorio" pertenece al "mariscal rojo Kliment Voroshilov", quien, irónicamente, pronunció estas palabras en Kyiv en 1936.

Lo que pasó después de eso es bien conocido. Pero el concepto no ha cambiado significativamente. Como hablaban los "halcones” de Stalin, ahora los generales rusos, junto con los "sabios" del Kremlin, prefieren lograr sus propios intereses a través del derramamiento de sangre en los territorios extranjeros, ya sea Ucrania, Georgia, Moldavia o Azerbaiyán.

En este contexto, los ejercicios rusos (sí, rusos) Zapad 2017), cuya fase activa debe realizarse en otoño en el territorio de Belarús, deben  alarmar a las autoridades bielorrusas. Entre los más cercanos vecinos postsoviéticos de Rusia (Belarús no es una excepción) prácticamente no hay países que no hubieran pasado por la confrontación civil y el derramamiento de sangre de todos modos. Y en casi todas partes “sobresalen las orejas rusas”. En lugar de construir alrededor de sí mismos un “cinturón de estabilidad” y un ambiente amistoso, Rusia está sembrando guerra y destrucción, y esta constante extrañeza en su comportamiento ya se ha notado en todo el mundo.

Aquí y en este caso, los llamados ejercicios ruso-bielorrusas Zapad 2017 son sólo una parte del entrenamiento estratégico de mando y personal ruso con cobertura de territorios enormes y la participación de un número considerable de tropas. Estas maniobras rusas son un ensayo de un gran conflicto europeo, cuyas acciones, según el plan y el guión, se desarrollarán en el territorio de Belarús y sus vecinos.

¿Necesita esto Belarús? Es una pregunta retórica. Sin embargo, no es obvia para todo el mundo. Por lo menos, no para el Estado Mayor General bielorruso que llama la emoción alrededor de las maniobras rusas en su propio territorio como  “artificial” e “inadecuada”.

Vamos a tratar de averiguar dónde está escondida la verdad.

EN DIRECCIÓN ESTRATÉGICA OCCIDENTAL…

Los mismos ejercicios rusos no tienen nada inesperado. Estos ejercicios estratégicos de mando y personal se realizan alternativamente (una vez cada cuatro años) en las fronteras militares-administrativas de los distritos militares de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa (Sur, Occidental, Central y Oriental, así como región árctica). Según el plan, durante la escalada de una amenaza militar y en tiempo de guerra, estos distritos se convierten en Comandos Estratégicos Unidos de la federación rusa, “Sur”, “Occidental”, “Centro”, “Oriental” y Norte”, respectivamente.

Como regla, cada uno de estos ejercicios militares de mando y personal pueden ser presididos por uno o dos controles súbitos de la preparación para el combate de los estados mayores y las tropas del determinado distrito militar con realización de una gama amplia de actividades relativas al despliegue de las oficinas de mando de campaña (puestos de control y centros de comunicación), el reforzamiento del agrupamiento de las tropas con personal y equipo, incluyendo de otros distritos militares (de manera combinada en largas distancias), el desarrollo de posibles variantes de la aplicación inespecífica del agrupamiento de las tropas (fuerzas) y la realización de las operaciones militares en una o dos direcciones estratégicas, incluyendo contra las tropas (fuerzas) de la OTAN.

Por lo tanto, en el periodo desde el 14 hasta el 20 de septiembre de este año se prevé realizar exactamente tales ejercicios estratégicos de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, Zapad 2017, que según los planes de la preparación operacional y combativa de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, se llevan a cabo una vez cada cuatro años en las fronteras militar-administrativas del Distrito Militar Occidental de Rusia.

Durante los ejercicios Zapad 2017, el Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa tiene previsto:

- verificar prácticamente y especificar el Plan de aplicación estratégica de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa en dirección estratégica occidental;

- evaluar los recursos de movilización y el estado de preparación de movilización de la economía, transporte y sistema de administración pública de la Federación Rusa para el  funcionamiento en un periodo especial y en condiciones de guerra.

Según el plan de la más alta dirección político-militar de la Federación Rusa, durante los ejercicios Zapad 2017, se planea ensayar posibles opciones para la oposición armada a:

- las tropas (fuerzas) de coalición de los EEUU/OTAN  en el bloqueo por ellos del enclave de Kaliningrado y su toma;

- el intento de de-ocupación de Crimea y/o ciertas áreas de las regiones de Donetsk y Lugansk (ORDLO) por Ucrania con el apoyo de los aliados occidentales;

- los intentos de cambiar el régimen político en uno de los Estados aliados de la Federación de Rusia.

COBERTURA DE VECINOS

En el marco del encubrimiento operacional de la orientación y el alcance real, así como la naturaleza real de las tareas que se practicarán durante los ejercicios Zapad 2017, está previsto realizar los ejercicios estratégicos ruso-bielorrusos (Estado aliado de Rusia y Belarús) con el mismo nombre  convencional Zapad 2017 en el territorio de Belarús.

Los ejercicios ruso-bielorrusos al estilo de Zapad 2017 se realizan una vez cada dos años en el territorio de Rusia y Belarús. Comenzaron a realizarse desde 2009, cuando los presidentes de los dos países Dmitri Medvédev y Aleksandr Lukashenko asistieron al primer evento de este tipo y decidieron hacer las maniobras regulares.

En septiembre de 2017, la parte práctica de los ejercicios se llevará a cabo en Belarús en seis polígonos: Lepiel, Borísov, Losvido, Asipovichy, en los polígonos de las Fuerzas Aéreas y las tropas de defensa aérea en Ruzhany y Domanovo, así como “… en uno de los sitios en el territorio de la republica cerca de la localidad de Dretun”.

Hasta 12.700 militares planean participar en estos ejercicios, de los cuales unos 10.200 en el territorio de Belarús: 7.200 de las Fuerzas Armadas de Belarús y más de 3.000 de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa. Utilizarán hasta 680 unidades de equipo militar.

Dicha cantidad no requiere la información de las organizaciones internacionales. Sin embargo, los participantes de los ejercicios planean invitar a los agregados militares acreditados ante el Ministerio de defensa de Belarús, así como a los representantes de la ONU, la OSCE, la OTAN, la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, la CEI y el Comité Internacional de la Cruz Roja. En total, se invitará a más de 80 observadores, en particular, de Ucrania, Polonia, Lituania y Letonia, así como de Estonia, Suecia y Noruega.

Los militares de las fuerzas Armadas de la Federación Rusa que se dedican a la preparación de los ejercicios ruso-bielorusos Zapad 2017, han comenzado a llegar a Belarús en junio de este año.

A su vez, los ejercicios Zapad 2017 serán diferentes de los ejercicios anteriores Zapad 2013 por una escala espacial mucho mayor y el número del personal y equipo militar involucrados.

Así, los ejercicios Zapad 2017 se supone realizar prácticamente en todo el territorio de la parte europea de la Federación Rusa (en las fronteras militar-administrativas de los Comandos Estratégicos Unidos “Sur”, “Occidental” y “Norte” de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa), en Crimea y el territorio de las ORDLO ocupados, en particular en direcciones de Mariúpol, Donetsk, Slobodá y Polesia, en Belarús, así como en los mares Negro, Mediterráneo y Báltico.

Además de las fuerzas armadas, en los ejercicios, participarán los órganos de la administración estatal a nivel federal, regional y local, las unidades del Servicio Federal de las Tropas de la Guardia Nacional (Rosgvardia), el Ministerio del Interior, el FSB (Servicio de Seguridad), el Ministerio de Emergencias, delegaciones del complejo industrial-militar de la Federación Rusa y otros.

Al mismo tiempo, el número real de participantes en todas las actividades en el marco de Zapad 2017es estimado por los especialistas y expertos en 230-240 mil personas, más de 10 mil unidades de equipo militar, unos 100 vehículos aéreos y unos 40 buques/submarinos de varias clases.

Es decir, teniendo en cuenta las especificidades de la actual situación militar y política en torno a la Federación de Rusia, especialmente en el contexto de un mayor agravamiento de su confrontación con los Estados Unidos, la OTAN y la UE, los ejercicios Zapad 2017 tienen un objetivo geoestratégico, es decir, demostrar la fuerza militar de Rusia ante los EEUU y Europa, así como su disposición a usarla.

ESTRATEGIA OFENSIVA

Una inspección integral del periodo invernal de entrenamiento de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa en marzo-abril de este año se convirtió en un “ensayo” real de los ejercicios Zapad 2017.

En vista del análisis de las actividades de la preparación operación y combativa de las Fuerzas Armadas de Rusia que se realizaron durante esta comprobación integral, el escenario de los ejercicios Zapad 2017 prevé el desarrollo de los asuntos relacionados con la organización y la realización de una operación ofensiva en dirección estratégica occidental, así como las operaciones defensivas en otras direcciones estratégicas.

En particular, los ejercicios conjuntos de los grupos tácticos del batallón de la 106ª División Aerotransportada (con sede en Tula) de las Fuerzas Armadas de Rusia y de la 103ª brigada aerotransportada separada de las Fuerzas de Operaciones Especiales de las Fuerzas Armadas de Belarús en abril de este año en el territorio de la región de Vítebsk tuvieron el carácter más demostrativo. Las tareas de reconocimiento y búsqueda se llevaron a cabo a una profundidad de 100 km con el fin de determinar las rutas de extensión de las fuerzas principales, así como la toma y la retención de líneas de frente.

Durante el mismo periodo, se realizó una serie de los ejercicios de la Flota Báltica de desembarco aéreo de la 336ª brigada de la infantería marina de la Flota Báltica (ciudad de Baltiysk, región de Kaliningrado) y ataque de los objetivos enemigos por las fuerzas de los buques de misiles, submarinos y aviación naval.

Además, en los ejercicios ofensivos participaron las unidades del 1er Ejército de Tanques (con sede en Naro-Fominsk, región de Moscú), y el 20º Ejército de Armas Combinado (con sede en San Petersburgo) y el 1er Ejército de Fuerzas Aéreas y Defensa Aérea de Rusia (con sede en  San Petersburgo).

Las principales de estas actividades se realizaron en Crimea e incluyeron los ejercicios conjuntos de los grupos tácticos de batallón de la 7ª división aerotransportada (con sede en Novorossiysk), la 56ª brigada aerotransportada (con sede en Kamyshin), y la 11ª brigada aerotransportada (Ulán-Udé), así como los ejercicios de las 126ª brigada separada de defensa costera de la Flora rusa del Mar Negro.

Durante estas actividades, se practicaron las tareas de crear una fuerza de reacción rápida para reforzar las Fuerzas Armadas de  Rusia en Crimea, realizar la defensa contra los aterrizajes en cooperación con la Flota rusa del Mar Negro, destruir el enemigo en el interior de Crimea con el apoyo de la aviación táctica y del ejército, eliminar a los saboteadores y tomar bajo control los objetos importantes.

Además, las operaciones defensivas se practicaron durante los ejercicios de las fuerzas de buque y la aviación marina de la Flota rusa del Mar Negro, así como  las unidades del 49º y el 58ª Ejércitos de Armas Combinados (con sedes en Stávropol y Vladicáucaso, respectivamente) del Distrito Militar Sur y el 4º ejército de las Fuerzas Aéreas y Defensa Aérea de las Fuerzas Armadas de Rusia (Rostov del Don).

En este contexto, durante los ejercicios del 14º ejército de Fuerzas Aéreas y Defensa Aérea de las Fuerzas Armadas de Rusia (con sede en Ekaterimburgo, se subordina operacionalmente al Distrito Militar Central de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa) en febrero del año corriente se abordaron las tareas de reforzar las agrupaciones aéreas de las Fuerzas Aéreas y Espaciales de Rusia en direcciones estratégicas occidental y sudoeste.

PEONES Y ACTORES

Teniendo en cuenta las circunstancias mencionadas, en la principal dirección estratégica occidental, en los ejercicios Zapad 2017 se involucrarán las unidades del Distrito Militar Occidental de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, así como las unidades separadas de otros distritos y ramas de las Fuerzas Armadas de Rusia.

Así, los principales participantes de las maniobras serán el 1er Ejército de Tanques, el 6º y el 20º ejércitos de Armas Combinados, el 1er Ejército de Fuerzas Aéreas y Defensa Aérea de Rusia (San Petersburgo), las unidades  de la 76º (Pskov), la 98ª (Ivanovo) y la 106ª (Tula) divisiones aerotransportadas, así como las fuerzas de las Flotas Báltica y del Norte (incluyendo el 11º y el 4º cuerpos del ejército de la defensa costera). Además, en los ejercicios participarán las Fuerzas Armadas de Belarús.

A su vez, en las tareas de operación defensiva en dirección estratégica sudoeste  (ucraniana y del mar Negro) participarán las fuerzas del 8º y el 49º Ejércitos de Armas Combinados del Distrito Militar Sur de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa, un agrupamiento de las tropas rusas de Crimea ocupada, la 7ª división aerotransportada, la 21ª y la 56ª brigadas aerotransportada separadas, así como el 1 Ejército de Fuerzas Aéreas y Defensa Aérea de la Federación Rusa y de la Flota del Mar Negro.

El 8º Ejército de Armas Combinado (Rostov del Don) que fue creado en 2017 en dirección ucraniana como parte de la 150ª división motorizada separada (Novocherkask, recién creada) y la 20ª brigada motorizada separada (Volgogrado), que por primera vez serán involucrados en los ejercicios Zapad 2017.

En los ejercicios Zapad 2017 también participarán las unidades de otros cuerpos de seguridad de Rusia, incluido el FSB, Rosgvardia, Ministerio del Interior, Agencia Federal de Comunicaciones Gubernamentales y otros.

Desde principios de agosto de este año se inició el traslado y la concentración de las tropas rusas (incluyendo el 1er Ejército de Tanques) en los sitios, donde se planea prácticar las principales actividades de los ejercicios Zapad 2017. Se recuerda que, en comparación con 2015, el volumen del transporte ferroviario a Belarús aumentará 33 veces y en comparación con 2016 - 83 veces. En total, en 2017 de Rusia a Belarús deben llegar 4162 vagones ferroviarios con cargas de propósito militar.

Este hecho provoca una preocupación no sin razón de los especialistas y expertos militares occidentales en el contexto del posible abandono de armas y equipo militar de las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa sobre la base permanente o de rotación en el territorio de Belarús (después de las maniobras), en las fronteras orientales de la OTAN. Y esto, por consiguiente, conducirá a una acumulación amenazadora de la infraestructura militar de la Federación Rusa en las fronteras con los países de la OTAN.

La concentración de las tropas rusas, incluyendo las unidades y divisiones blindadas, motorizadas y de artillería, se observa también cerca de la frontera de Ucrania, incluyendo en las zonas orientales de las regiones de Vorónezh y Rostov de la Federación Rusa.

SEGÚN EL PLAN

Los preparativos previstos para Zapad-2017 se llevaron a cabo en los últimos días de agosto de este año. Durante este período, se organizaron ejercicios especiales conjuntos con la administración militar y agencias de comunicación, las formaciones y las organizaciones de apoyo logístico de las fuerzas armadas de ambos países. Se resolvió la cuestión de la cobertura técnica de los objetos y ciertas áreas de las carreteras, la evacuación, la reparación y la restauración de equipos y armas defectuosos, el despliegue del gasoducto de campo, así como las áreas de reabastecimiento masivo de maquinaria.

Además, como parte de los preparativos para Zapad-2017, se llevaron a cabo varias actividades de entrenamiento operacional y combativo en Belarús, en particular la formación ruso-bielorrusa de las unidades de inteligencia electrónica y de guerra electrónica (hasta 1.500 soldados y 150 unidades de equipo militar); los ejercicios ruso-bielorruso-serbios "Fraternidad eslava 2017" (más de 1.000 soldados y 150 unidades de equipo militar); maniobras conjuntas del batallón de ingenieros del 1er Ejército de Tanques de las Fuerzas Armadas de Rusia y la 188ª Brigada de Ingeniería de las Fuerzas Armadas de Belarús a mediados de julio de este año; ejercicios tácticos-especiales conjuntos de las unidades de las fuerzas de comunicaciones rusas y bielorrusas.

Según el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigu, Zapad-2017 será precedido por una amplia capacitación de movilización para resolver las cuestiones de traslado de los órganos ejecutivos federales y regionales, así como las empresas del sector de la industria de defensa, para trabajar en condiciones de guerra.

Según la experiencia de los anteriores ejercicios estratégicos de mando y de personal, en vísperas de la fase activa de maniobras (10-14 días antes de los ejercicios), podrían realizarse "controles repentinos" de preparación para el combate del estado mayor y de las tropas del Distrito Militar Occidental y otros distritos militares de Rusia.

ENTORNO EXTERIOR E INTENTOS DE PRESIÓN

Los preparativos para Zapad-2017 se llevan a cabo en el contexto de otra intensificación de las relaciones ruso-estadounidenses como resultado de la introducción de un nuevo paquete de sanciones contra Rusia en agosto de este año. En este sentido, Zapad-2017 es realmente utilizado por Moscú como un intento descarado y un medio de presión sobre los Estados Unidos y sus aliados europeos.

Al mismo tiempo, bajo ciertas condiciones, la continuación de los ejercicios Zapad-2017 podría ser la agresión real de Rusia contra Polonia y los países bálticos, o una invasión a gran escala de Ucrania (incluida Belarús), a fin de crear un corredor terrestre a Transnistria y Crimea y, como máximo, la solución definitiva de la "cuestión ucraniana" a su favor.

Un conflicto armado en la región de Asia y el Pacífico entre los Estados Unidos y Corea del Norte con la interferencia de China podría ser un catalizador para tal escenario, ya que desviaría la atención de la comunidad mundial de los problemas europeos.

Una indicación de la posibilidad real de tales acciones por Moscú es la práctica anterior de llevar a cabo los ejercicios del Cáucaso-2008, después de lo cual Rusia atacó Georgia, así como Zapad-2013, que precedió a la agresión armada de Rusia contra Ucrania.

A este respecto, debe tenerse en cuenta que Rusia continúa realizando medidas a gran escala para fortalecer la capacidad de combate de los distritos militares de Occidente y del Sur reequipando sus partes y unidades con nuevos tipos de armas y equipo militar.

Desde el comienzo de este año, el Distrito Militar Occidental  ha recibido más de 500 unidades de equipo militar moderno, incluyendo tanques de guerra, sistemas de artillería de cohetes, cazas multifuncionales Su-30SM y coches de diversos usos. Una cantidad considerable de equipo militar también llegó a las tropas del Distrito Militar del Sur, incluyendo más de 160 tanques de guerra, vehículos de combate de infantería y vehículos blindados de transporte del personal. A finales de este año, el distrito debe recibir más de 1.800 unidades de armas, incluyendo 900 vehículos blindados.

El comienzo de la formación de las unidades del ejército de choque de las Fuerzas Armadas rusas, con personal y equipado con equipo militar, también es indicativo. En particular, los grupos de choque de regimiento y batallón se crearon como parte de la 76ª División Aerotransportada de las Fuerzas Armadas de Rusia. La creación de un batallón de asalto de choque separado de la 7 ª División de Asalto Aerotransportada en Crimea está en marcha. El batallón estará situado cerca de Feodosia y entrará en las fuerzas de combate antes del 1 de diciembre de 2017. El 97º regimiento de asalto aerotransportado será desplegado en Crimea sobre la base de este batallón antes de fin de 2017.

Junto con esto, la creación de una compañía de inteligencia de propósito especial (la decisión sobre este tema se tomó en 2016) en las Fuerzas de Tierra de Rusia continúa. La tarea de estas unidades es buscar ciertos objetos en la parte trasera del enemigo con la transferencia adicional de sus coordenadas en interés de la aplicación de combate de los sistemas de misiles tácticos Iskander-M y los lanzadores múltiples de cohetes Uragan. Una de estas compañías se formará en cada uno de los ejércitos de armas y de tanques.

LA OTAN NO ESTÁ DURMIENDO

Tales acciones de Rusia causan gran preocupación en el liderazgo de la OTAN, los países bálticos y Polonia, que están tomando medidas para prevenir posibles agresiones por parte de Rusia.

Así, como parte de una serie de ejercicios de entrenamiento militar, la OTAN llevó a cabo una acumulación preventiva de las fuerzas de respuesta rápida de la alianza en la región del Báltico, así como practicó repeler un posible ataque de Rusia. En particular, se resolvieron las tareas para establecer interacción entre los estados mayores de diferentes niveles; recibir a las tropas de los países miembros de la OTAN que llegan por tierra, mar y aire; realizar las operaciones defensivas y contraofensivas.

Además, se fortaleció el componente nuclear estratégico de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos en Europa. En particular, a principios de junio de este año, cinco bombarderos estratégicos B-52H y B-1B de la Fuerza Aérea estadounidense fueron enviados a la base aérea de Fairford en el Reino Unido. Por primera vez desde el final de la Guerra Fría, estos aviones han comenzado a volar sobre el Mar Báltico.

Al mismo tiempo, en julio de este año, el sistema de misiles antiaéreos Patriot de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos fue desplegado temporalmente en Lituania, mientras que siete cazas F-15C Eagle de la Fuerza Aérea estadounidense fueron enviados a la Base Aérea de Siauliai en Lituania, en agosto.

Una nueva serie de ejercicios de los Estados Unidos, la OTAN y sus socios, con componentes terrestres, marítimos y aéreos, se prevé celebrar en la región del Báltico para el período de los ejercicios Zapad-2017. En particular, en septiembre de este año, las armadas estadounidenses y finlandesas están planeando realizar ejercicios conjuntos cerca de la costa sueca.

FANTASMA OBSESIVO DE LA ESCALADA

En general, estos procesos causan un importante fortalecimiento de la tensión militar en Europa Central y Oriental, en las regiones del Báltico y del Mar Negro. No excluye la posibilidad de ampliar la escala de la agresión armada de Rusia contra Ucrania o el ataque de la parte rusa a los países bálticos, lo que probablemente conducirá a un conflicto armado “caliente” entre Rusia y los Estados Unidos / OTAN.

Además, es muy peligroso que Rusia y los EEUU participen en operaciones militares simultáneas en las mismas regiones, lo que aumenta la amenaza de incidentes provocadores y la colisión de las partes (incluidos los portadores de armas nucleares) con consecuencias impredecibles.

Según el Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Ucrania, Víktor Muzhenko, Ucrania está vigilando de cerca los ejercicios rusos en Belarús y está lista para responder a las amenazas probables que puedan venir desde el Kremlin.

Tales acusaciones, así como el anuncio de la participación de la reserva operacional del primer ordenen las Fuerzas Armadas de Ucrania, nos permiten esperar que Ucrania esté lista para cualquier imprudencia por parte de los estrategas del Kremlin. Esta circunstancia, sin embargo, no priva a Ucrania del estatus de un objetivo prioritario en los planes e intenciones agresivas de Moscú. Así que este septiembre promete ser caliente ...

Yury Radkovets, vicepresidente del Centro Analítico Independiente de Estudios Geopoliticos “Borisfen Intel”, candidato de ciencias militares, profesor asociado, teniente general de la reserva.

Kyiv.

SM

Para las citas y el uso de cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de internet, hacia el artículo citado, que este no más abajo del primer parrafo del texto de ukrinform.ua. La cita y el uso de los materiales en medios de comunicacion fuera de linea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible sólo con el consentimiento escrito de ukrinform.ua. Los materiales marcados con “Publicidad” se publican como la publicidad.

© 2015-2017 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»
búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-