Roman Kholodov, jefe de la misión social de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania
El genocidio no son solo bombardeos. También significa la escasez de medicinas para los niños enfermos provocada por esos bombardeos.
07.03.2022 09:56

La misión social de la Iglesia Ortodoxa de Ucrania (IOU) se ocupa de los niños con enfermedades graves y terminales.

Puede ver fotos de dos ambulancias de cuidados intensivos de la IOU con niños enfermos en los puntos más calientes de Ucrania. ¿Cómo funciona actualmente la misión social? Hablamos de ello con su jefe Roman Kholodov.

Pregunta: Sr. Roman, ¿cómo cambió su trabajo durante la guerra?

Respuesta: La guerra nos atrapó en Belarús. Después de que se detuvo la comunicación aérea, trajimos aquí a nuestros pacientes, niños y adultos. El 23 de febrero, evacuamos a una mujer después de un trasplante de hígado. Cuando conducíamos por las carreteras de Belarús, sentimos el aliento de la guerra. No había automóviles ucranianos, sino columnas de vehículos militares en las carreteras, camiones rusos. Nos encontramos dos veces con una columna rusa, y esto estaba a veinte kilómetros de la frontera. Todavía estoy preocupado por nuestros guardias fronterizos de Novi Yarilovychi, que siempre nos ayudaron. Llegamos allí y por la mañana no nos sorprendió enterarnos de los bombardeos.

Inmediatamente comenzamos a evacuar a los niños. La primera evacuación fue del Instituto de Neurocirugía. Transportamos a Rivne a una niña enferma que se estaba recuperando de una cirugía muy grave. La madre de la niña se echó a llorar cuando nos encontramos con una columna de nuestros vehículos militares. Sin embargo, llegamos y regresamos a Kyiv el mismo día y trasladamos a otros dos niños gravemente enfermos del hospital en el distrito de Obolón.

Planificamos la agenda de nuestra ayuda a última hora de la tarde. Analizamos solicitudes para el transporte. Estudiamos las posibles rutas de evacuación. Sin embargo, el ferrocarril es el medio de transporte más seguro. Principalmente transportamos pacientes a las aldeas porque es imposible trasladarlos a los refugios antiaéreos.

Un día trasladamos a todos los niños gravemente enfermos de un orfanato en dos vehículos nuestros (ambulancias de cuidados intensivos de la IOU).

Otro día, llevamos a una niña con cáncer grave al tren desde Stavyshche. España la lleva a tratamiento. Está a 130 kilómetros de Kyiv.

Transportamos a un niño dependiente de oxígeno desde Demydiv, donde había hostilidades. Debido a los bombardeos enemigos, no había electricidad y un concentrador de oxígeno no funcionaba o funcionaba con interrupciones. Gracias Señor, apenas logramos llevar a esto niño al hospital, donde fue llevado de inmediato a la unidad de cuidados intensivos.

P: ¿Trabaja con Okhmatdyt [hospital infantil]?

R: Si. Estábamos allí justo esa noche cuando llevaron allí a tres niños que fueron atrapados por los bombardeos. Nuestro automóvil estaba parado allí cuando llegó una ambulancia. Un niño ya estaba muerto. Rusia ya se ha llevado la vida de nuestros niños, y se llevará más. ¿Qué pasará con los niños insulinodependientes? ¿En pueblos lejanos, en ciudades donde todo fue bombardeado, incluidas las carreteras? ¿Dónde está la garantía de que les lleguen medicamentos específicos, vitales y necesarios? El genocidio no son solo bombardeos. Es genocidio de niños enfermos por falta de medicamentos que quiten los espasmos. ¿Cómo mitigar las condiciones agudas de los padres, los niños? La gente morirá de ataques cardíacos, infartos, accidentes cerebrovasculares.

Además de eso, usando una ambulancia con pacientes como escudo humano, los rusos la comprometieron y sembraron desconfianza. Fue malo. Antes, una ambulancia era algo sagrado. Actualmente, automáticamente levanta una sospecha.

Sin embargo, ya hemos evacuado, sin tener en cuenta el transporte interno en Kyiv y la evacuación del orfanato, cuarenta y cinco niños, a veces con sus padres.

P: ¿Cómo tomaron los niños del orfanato la evacuación?

R: Los niños sanos no tuvieron tiempo de asustarse, pero fue un estrés muy serio para los enfermos. Los niños de la incubadora necesitaban condiciones especiales, y el tren y ese movimiento tan pesado... Estoy muy preocupado por mi ahijada Ariadne [llora]. No quiero que le pase nada. No tiene idea de lo difícil que es separar familias: separar a la mamá con hijos del padre, separar a un hijo de sus hermanos. Es difícil olvidar a los padres que lloran y se despiden de los niños porque no saben si los volverán a ver.

Quiero que recuerden otra imagen entre los cuadros de la guerra: un especialista en reanimación y un equipo de la IOU con una botella de oxígeno en una mano y un niño que necesita oxígeno en la otra, yendo a la plataforma. Por cierto, quería agradecer a Varsovia, que lleva a nuestros niños al hospicio. Esta es una catástrofe que resonará durante décadas. Los niños se despiertan con el crujido de las puertas, con el más ligero golpe. Los niños lloran constantemente en las áreas azotadas por la guerra.

P: ¿Cuánto tiempo piensa quedarse en Kyiv?

R: Hasta el final de mi vida.

(NÚMERO DE TELÉFONO DE LA MISIÓN DE LA IOU: +380967739773. Quienes necesiten evacuación, asistencia con medicamentos o pañales, pueden presentar una solicitud por escrito en Viber utilizando el número anterior)

Lana Samokhvalova, Kyiv

Foto: Andriy Novikov / hromadske y fotos del archivo personal de Roman Kholodov

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2022 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-