Svitlana Fomenko, ministra en funciones de Cultura y Política de Información
Es mejor que haya un apoyo a la esfera cultural hoy en lugar de una exención de impuestos futura para salvarla
16.04.2020 17:55

La cultura no puede ser puesta en cuarentena. Los escritores forman la lista de los mejores libros, los teatros organizan presentaciones en línea, los directores de cine realizan castings de forma remota, aparece el acceso a cursos de arte, lo que anteriormente solo se podía soñar. Pero la vida en línea no es toda la vida. ¿Qué pasará con ellos, editores de libros, salas de exposiciones, museos, festivales, talleres de artistas y productores de recuerdos ucranianos después de que esto termine?  

Estamos hablando con la ministra en funciones de Cultura y Política de Información de Ucrania, Svitlana Fomenko, con la que nos hemos encontrado en el edificio del Ministerio de Cultura, que ha quedado casi solitario.  

CUARENTENA COMO VENTANA DE OPORTUNIDADES  

- Svitlana Valeriyivna, ¿cómo están ayudando los tiempos de crisis a repensar el papel y las oportunidades de la cultura en el mundo moderno?  

- Hablando de potencial positivo, estas son definitivamente nuevas formas de trabajar en instituciones culturales. Los teatros no funcionan, pero buscan nuevos enfoques hacia el espectador. La Ópera de Járkiv, por ejemplo, lanzó una iniciativa "Teatro sobre el sofá", presentando actuaciones y, luego, manteniendo debates en línea. La Ópera de Lviv presenta grabaciones de actuaciones en línea. Los circos han empezado a hacer lo mismo. ¿Qué nos espera en el futuro? Por ejemplo, las personas que no han visitado teatros anteriormente, por ejemplo, hoy se ven obligadas a quedarse en casa y tienen entretenimiento de navegación en línea, verán actuaciones, y luego se sumarán a este arte, se sentirán como un público de eventos artísticos. 

Al mismo tiempo, la cuarentena ha demostrado que la esfera no está protegida contra turbulencias y fuerza mayor. Por ejemplo, han pasado muchos años sin que se ha creado un recurso de patrimonio cultural en línea tan necesario que incluya colecciones de museos y objetos inmobiliarios. Se han lanzado muchos procesos en esta dirección, por ejemplo, en la región de Vínnytsia se ha implementado un proyecto piloto para crear un registro de objetos de museo. Probamos este registro, descubrimos los pros y los contras, y planeamos elevarlo al nivel nacional, llenando gradualmente. Una suspensión forzada en el trabajo de las instituciones del museo por la cuarentena solo ha demostrado una vez más la importancia de tener una plataforma accesible de valores culturales de Ucrania. Tenemos argumentos adicionales para no ahorrar en la creación de un recurso de información de patrimonio cultural y valores culturales, sino para acelerar el trabajo, incluso con la ayuda del presupuesto estatal. 

Cuando se trata del sector creativo, es importante tener en cuenta que la esfera creativa son pequeñas y medianas empresas. Si no apoyamos a estas personas hoy, tendremos que apoyarlas a través de beneficios sociales y fiscales. ¿No es mejor ahora apoyar a la esfera y recibir impuestos que eximirla de impuestos en el futuro, lo que será la única opción para que sobreviva?  

Por lo tanto, es necesario defender todas las instituciones importantes de la esfera: el Instituto del Libro de Ucrania, que pretende convertirse en una mano amiga participando en la publicación de libros y la promoción de la lectura, y el Fondo Cultural de Ucrania, que a través de sus proyectos puede apoyar a los sectores culturales y creativos. Existe la idea errónea de que la esfera de actividad del Fondo Cultural de Ucrania es festivales y conciertos. Pero no lo es. Solo entre el 20 y el 25% de sus actividades son cosas de actuación. Una proporción significativa de proyectos se dedica al desarrollo de la capacidad artística, la formación educativa, el trabajo analítico.  

A propósito, la educación artística también se está avanzando hacia un teleaprendizaje. Debemos apoyarla y desarrollarla, sin olvidarnos de las formas tradicionales, porque, por ejemplo, las universidades de arte no pueden funcionar a priori sin una comunicación en vivo: no enseñará arte solo con libros de texto.  

En cuanto al patrimonio cultural, es hora de pensar en las posibilidades para su preservación. 

Tal vez estaría de acuerdo que realizar trabajos de restauración o emergencia con la actividad de un museo o sala de conciertos, cuando hay visitantes, de acuerdo, es extremadamente difícil... Es el momento adecuado. Por ejemplo, estábamos planeando llevar a cabo restauraciones en la Casa Nacional de Música de Órgano y Cámara en Kyiv este año, y nos preocupábamos mucho de cómo suspender las actividades cotidianas de la institución, cancelar conciertos, suspender las ceremonias religiosas realizadas por la comunidad católica. Por supuesto, la cantidad de trabajo dependerá de la de fondos presupuestados, pero haremos una parte del trabajo.  

Hablando sobre el trabajo del propio Ministerio, esta es una buena oportunidad para concentrarse en preparar iniciativas jurídicas, modificaciones de leyes, evaluar los efectos de la cuarentena en la esfera y hacer propuestas apropiadas. Actualmente estamos trabajando sobre un paquete de propuestas para los sectores cultural y turístico con el fin de restaurar su actividad económica después de la cuarentena.  

- Sin embargo, una pandemia a gran escala y una suspensión en muchos procesos económicos inevitablemente plantean el problema de recortar los gastos en todas las esferas. La información sobre el recorte de la cultura en Ucrania por 7 mil millones de UAH ha tenido una repercusión considerable. ¿Cómo preservar la cultura nacional ucraniana en esta situación extremadamente difícil? ¿Cómo se está llevando a cabo el procedimiento de recorte del presupuesto? ¿Hasta qué punto se llega a persuadir a los ministros para que mantengan una financiación para la cultura en una situación de emergencia para la salud? 

- El 13 de abril, la Rada votó a favor de modificaciones al proyecto de Ley de Enmiendas a la Ley de Ucrania "Sobre el Presupuesto Estatal de Ucrania para 2020" (3279-e). Logramos preservar algunos de los gastos. Nuestro argumento fue convincente. El Ministerio de Cultura y Política de Información de Ucrania recibió un total de 8,16 mil millones de UAH. Pero, por supuesto, esta no es la cantidad de fondos que estábamos buscando obtener. Entendemos que fue imposible mantener la cantidad inicial: algunas de las actividades simplemente no se pueden implementar, por ejemplo, giras o eventos de arte masivos son imposibles ahora, por lo que estas cosas no se pueden incluir en el presupuesto.  

Pero hay cosas que no se pueden suspender porque a la larga causará daños irreparables al entorno cultural. Si no llevamos a cabo trabajos de restauración ahora, no se sabe si nos salvaremos más adelante. Esta es un área que defenderemos y lo hacemos activamente. 

- ¿Proteger de quién? ¿Hay opositores abiertos de la cultura?  

- La cuestión no es en presencia de oponentes o simpatizantes, el problema son los recursos limitados. Porque nadie está en contra de la cultura o la preservación del patrimonio. Más bien, es una cuestión de circunstancias en el país cuando es necesario elegir prioridades estrictas anti-crisis. En cuanto a los defensores culturales, es el sector cultural el jugador clave. Todo como uno abogó por un presupuesto "cultural", y esta es una forma muy diferente de responder a los sectores culturales y creativos de lo que vimos en la década de 2000 y en la de 2010.  

Es importante comprender que este no es el presupuesto del funcionamiento del Ministerio y la burocracia, sino el presupuesto de la viabilidad de toda la esfera: teatros, museos, reservas, radio y televisión nacional, industria cinematográfica, industrias creativas, bibliotecas, educación artística. Detrás de cada figura que defendemos, está la gente.  

- La ley lingüística sigue estando en la lista de temas resonantes. Se sabe que el parlamento estaba preparando enmiendas a la ley para reducir las cuotas de idiomas y retrasar la próxima fase de implementación de la ley. ¿Cuál es su opinión como jefa de la Oficina sobre estas iniciativas?  

- Actualmente no veo estas amenazas como reales. Hablando del Ministerio, hoy estamos trabajando activamente para crear una Secretaría del Defensor de la Lengua Estatal y lanzar plenamente su trabajo. Esta debería ser una institución independiente tanto del Ministerio como del Gabinete de Ministros. 

NO SE DEBERÍA CONTRAPONER A LA CULTURA AL DESARROLLO ECONÓMICO, LA CULTURA ES UN COMPONENTE DE ESTE DESARROLLO  

- Ya ha hablado en una entrevista que se ha desarrollado un cierto paquete de propuestas "fiscales" que pueden contribuir al desarrollo cultural de la sociedad. ¿Puede la crisis de hoy en cierta manera facilitar psicológicamente la adopción de estas propuestas? Después de todo, será difícil para todos salir de la crisis, y la cultura en el contexto de los negocios lo hará de manera aún más complicada... 

- Cuando comenzó la historia del coronavirus, tuvimos sugerencias de diferentes grupos que a veces decían lo mismo, a veces se contradecían entre en lo que respeta al apoyo. Hoy, estamos trabajando sobre un paquete de acciones necesarias para restaurar el trabajo de la industria, analizamos diferentes escenarios. Existe una necesidad inequívoca de desarrollar mecanismos de apoyo sistemáticos y efectivos que puedan ser flexibles y aplicarse a diferentes dimensiones de la cultura y las industrias creativas. Además, no puede ser solo un conjunto de beneficios fiscales. ¿Qué es más efectivo: exención de impuestos o apoyo específico a la capacidad institucional? 

Si no dejamos de financiar proyectos culturales, si el formato de su implementación cambia, si brindamos apoyo específico para minimizar las pérdidas de las instituciones culturales, los recursos en forma de impuestos y gastos de consumo volverán a la economía. Si, por ejemplo, dejamos de comprar libros para bibliotecas públicas, entonces el sector perderá oportunidades económicas, y luego el Estado, el negocio del libro y, finalmente, los lectores perderán. El apoyo por parte del Estado durante este período es crucial, ya que los sectores cultural y turístico son los más afectados por la crisis: el turismo no se puede poner en cuarentena en principio, una parte del proceso de desarrollo de productos culturales no se puede convertir en el en línea, las industrias creativas generalmente están representadas por pequeñas y medianas empresas, para las cuales es difícil de reformatear rápidamente los procesos comerciales. No me gusta cuando uno se contrapone a la cultura al desarrollo económico, la cultura misma es parte de ese desarrollo.  

- Usted señaló que el Ministerio durante este período participó activamente en iniciativas legislativas. ¿Qué es lo que es lo más relevante hoy? ¿Obtendremos, en particular, la ley del mercado del arte que los expertos han mencionado recientemente? ¿Por qué es importante? ¿Cómo se relacionará, en particular, con la ley de transferencia de bienes culturales?  

- Sí, tenemos una ley de Ucrania en vigor sobre exportación, importación y devolución de bienes culturales. Regula, ante todo, las condiciones específicas para la transferencia de valores culturales, el procedimiento para cruzar la frontera estatal, el retorno de los valores culturales ucranianos que han aparecido fuera de Ucrania y que estamos buscando. Es esta ley en la que se consagra el concepto de "valores culturales". La ley sobre el mercado del arte es necesaria para otra cosa: se trata, en primer lugar, de los problemas de reactivación del mercado del arte en Ucrania, el del arte contemporáneo. 

Por ejemplo, hay objetos de arte contemporáneo que cuestan mucho en subastas extranjeras. ¿Qué son? ¿Son estos valores culturales de interés para el Estado? ¿Son estas obras de arte contemporáneo, que sirven de una mercancía transportada al extranjero? Esta es, de hecho, una pregunta interesante de la cosmovisión, la respuesta a la cual, entre muchas otras preguntas, estamos tratando de formular.

Del mismo modo que tratamos de responder a otros desafíos: ¿Cómo proteger los derechos del artista? ¿Cómo formar mercados transparentes? ¿Cómo, por un lado, facilitar la importación de artefactos a Ucrania y, por otro lado, evitar la formación de flujos grises y semi-legales?  

- ¿Acercará esta ley al artista ucraniano moderno a las capitales del mundo, donde se circulan los mayores fondos, o hará que sean accesibles para él? 

- Esta es también una de las tareas del proyecto de ley. Las opiniones en el grupo de trabajo siguen siendo diferentes. Aún no tenemos una respuesta final. En algunos temas, nuestras posiciones son comunes, en algunos difieren. Inicialmente, se trataba de un cierto relajamiento al cruzar la frontera con respecto a los objetos culturales de propiedad privada. Para hacer esto, uno debe entender: ¿Qué son los objetos culturales: recuerdos o antigüedades? ¿Quién realiza el peritaje? Luego, en el proceso de debate, todo se transformó, tanto el objeto de la ley como los problemas. El principio fundamental de la arquitectura del proyecto de ley es reglas claras y uniformes para todos. Por ejemplo, cuando una persona compra un artefacto en una tienda de antigüedades, necesita saber qué documentos de propiedad debe obtener, o si hay restricciones de transferencia. 

HAY MÉTODOS DE LUCHA CIVILIZADA CONTRA EL SAQUEO DE TUMBAS  

- En una de las conversaciones usted ha planteado el tema de "arqueología ilegal". Este tema siempre ha sido tabú, con solo unos pocos periodistas interesados, ya que todas las élites han estado comprando "antigüedades". Es decir, todos sabían que se estaban excavando montículos [kurganes], se estaban saqueando y exportando objetos de valor, pero en realidad no se hacía nada para poner fin a eso. 

 - Aquí es exactamente el caso cuando la realidad no está determinada por la ley sino por su observancia. 

En general, este es un tema doloroso, y, de hecho, no solo para Ucrania. Está en el cruce de la responsabilidad legislativa, administrativa y penal. ¿Cómo proteger los sitios arqueológicos? ¿Cómo protegerlos de los "saqueadores de tumbas"?  

Nuestros colegas italianos cuentan con el apoyo de carabineros especiales que están sujetos tanto al Ministerio de Cultura como al Ministerio del Interior. Esto ya es un control físico: de si no se viola la legislación sobre protección del patrimonio cultural. 

Todo lo que debatimos también está sujeto a ciertas obligaciones internacionales. Tenemos dos convenciones a ser ratificadas en la agenda que abordan estos temas. 

Una de ellas es la Convención de Nicosia, es decir, la Convención del Consejo de Europa sobre delitos relacionados con los bienes culturales. Penaliza los delitos contra el patrimonio arqueológico y detalla cómo uno puede contrarrestar el daño causado al patrimonio cultural. Esta es una convención de efecto indirecto, por lo tanto, prevé el desarrollo y la adopción de algunas leyes. Ucrania firmó esta Convención en 2017, sin embargo, todavía está en proceso de ratificación. El Gabinete de Ministros de Ucrania trabajó sobre el documento, y este último ya se está procesando actualmente en la Oficina del Presidente. El documento no es fácil. Impone ciertas obligaciones tanto a Ucrania como a sus socios. El Ministerio de Justicia presenta el apoyo a este documento, ya que aborda la responsabilidad penal y las consecuencias jurídicas de tales violaciones.  

Otro documento que Ucrania tiene que ratificar es el segundo protocolo de la Convención para la Protección de los Bienes Culturales en caso de Conflicto Armado. Ya está en la Rada. Este es un protocolo de efecto directo, por lo tanto, no requiere más enmiendas a nuestra legislación. Se trata principalmente de preservar nuestro patrimonio en los territorios ocupados. Dado que la ocupación continúa, el protocolo surte efecto de inmediato y permanecerá en vigor. 

Esto significa que se activará de inmediato un mecanismo claro para proteger el patrimonio que permanece en el territorio ocupado. Su militarización está prohibida: justo lo que está sucediendo en Crimea. Por ejemplo, en la zona de amortiguamiento de Quersoneso Taúrico, que es un sitio de la UNESCO, la construcción del vertedero continúa. El protocolo impone obligaciones al Estado que ocupa de preservar el patrimonio, dice que podemos aplicar mecanismos especiales de protección para monumentos individuales y en el ámbito internacional. El protocolo detalla la responsabilidad por daños, destrucción, excavaciones ilegales y la exportación de nuestros bienes culturales desde el territorio ocupado. 

El sitio web del Ministerio de Cultura de la Federación Rusia, por ejemplo, contiene cartas abiertas de permisos para excavaciones en Crimea, en esencia, estos son documentos que dan derecho a excavar nuestros sitios arqueológicos. Detrás de ellos podemos ver cuán activamente y exactamente dónde están cavando los invasores en Crimea. Por lo tanto, con la ratificación del Protocolo, tendremos en el plano legal fuertes argumentos y palancas para defender nuestras posiciones por vía del derecho internacional. 

- ¿Qué convención rige la cuestión del oro escita?  

- Esta cuestión está regida por la Convención de la UNESCO sobre las Medidas que Deben Adoptarse para Prohibir e Impedir la Importación, la Exportación y la Transferencia de Propiedad Ilícitas de Bienes Culturales de 1970, que, a propósito, está integrada en la ley vigente sobre la importación y exportación de bienes culturales. Las disposiciones de la Convención reconocen el derecho inalienable de cada Estado parte de la Convención a clasificar y declarar ciertos bienes culturales como inalienables, que, en virtud de lo mencionado, no se exportan, y, también, los Estados, incluidos los Países Bajos, deberían facilitar la devolución de los bienes que se exportaron anteriormente. Establece que es el Estado el que debe tener el derecho innegable de disponer de sus bienes culturales, y reconoce que es ilegal el cambio de propiedad. Es esta la Convención, cuyas disposiciones son nuestro fundamento en la recuperación del oro escita. 

  

MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO: NO ES UNA CUESTIÓN DE UBICACIÓN, SINO LA DE SENTIDO  

  

- No hace mucho que estalló un debate público sobre el Museo de Arte Contemporáneo y su probable ubicación. ¿No ocurrirá que el coronavirus demorará esta idea?  

- Espero que no, porque los coronavirus vienen y se van, pero el arte moderno debe vivir y desarrollarse. Al menos, espero que sea así (sonríe, ed.). Nuestro Museo sobrevivirá al coronavirus. Esta no es una cuestión que surgió ayer o hace un año: hace tiempo que era obvio que necesitamos una organización que se dedique al arte contemporáneo en Ucrania. Este problema ha sido debatido durante muchos años por la comunidad cultural. Finalmente, este año se tomó una decisión concreta para crear un museo.  

¿Cómo se resolvería esto ahora? La pandemia hizo ajustes a todos los planes, y entendemos que es poco probable que la construcción del museo tenga lugar en el futuro cercano. Sin embargo, si pensamos en el futuro, estoy convencida de que es importante no perder el tiempo, usar esta pausa de manera constructiva: al menos para formar un equipo, un núcleo del personal del Museo durante este tiempo. Estas personas perfilan direcciones sobre las que el proyecto se desarrollará. 

En cuanto al formato y la ubicación, discutimos y estamos examinando una gran cantidad de ubicaciones posibles. Fue importante para mí, como representante del Ministerio, escuchar diferentes opiniones de la comunidad: si se trata de un museo capitalino o un museo en una de las regiones de Ucrania, una institución o varias sucursales. Es decir, formas completamente diferentes de implementar la idea. Hablamos sobre la posibilidad de repensar los espacios industriales para albergar dicho museo y, por supuesto, sobre los lugares que ya existen hoy. Hablamos sobre el Mystetskyi Arsenal, que también requiere inversiones lo suficientemente grandes como para comenzar a trabajar de la manera más eficiente posible, sobre los riesgos de la construcción a largo plazo, cuando la implementación del proyecto se vuelve completamente dependiente de la voluntad política, y cuando la idea original se pierde entre las respuestas a desafíos inesperados. También hablamos sobre los principios y mecanismos para movilizar los fondos de dicho museo, la importancia de las alianzas público-privadas y el liderazgo. Ahora es importante no perder esta iniciativa.   

- Está hablando solo de la iniciativa. ¿Ya se han perdido los fondos que han mencionado, 40 millones de UAH?   

- Los 56 millones. Pero esto no es importante, ya que es obvio que el costo de la nueva construcción como consecuencia de una emergencia se reducirá. Utilizando solo la lógica consciente, puedo decir que, si elijo entre construir un nuevo museo o restaurar un patrimonio que requiere intervención inmediata, por supuesto, elegiría la restauración de los objetos problemáticos existentes. 

En general, me parece que la nueva construcción es una perspectiva a muy largo plazo. Necesitamos revisar lo que tenemos, incluidas las áreas industriales y, posiblemente, otros sitios, para determinar dónde podemos colocar un museo que requiera condiciones absolutamente únicas y para preservar las colecciones del museo, para seguir siendo realmente modernos.  

- En estas circunstancias, ¿no sirven los museos privados de arte contemporáneo para resolver el problema? 

- Esto es obvio, ya que los museos privados no pueden ni deben formar una política cultural integral en el país. Los museos privados, a su discreción y gusto, construyen su exposición y su trabajo científico. ¿Por qué el museo del que se trata debería ser de propiedad estatal? Porque no tiene que simplemente recolectar ciertas colecciones, dependiendo de las preferencias del propietario. Un museo es un ecosistema completo: curadores, custodios, participación de visitantes, investigación, museos, educación. Es decir, es un organismo vivo. 

Un museo privado puede elegir varias áreas de trabajo por sí mismo, pero, hablando del Estado, toda la gama de trabajo de un museo moderno debe establecerse en esta institución. Por supuesto, la tarea del jefe de esta institución es elegir las prioridades: a qué dirección dedicar más tiempo, esfuerzo y capacidades, y a que menos, qué actividades son de máxima prioridad y qué puede ser aplazado un poco. Es una cuestión de narrativas, una cuestión de controversia y una búsqueda de significado. Esta es ya la tarea del museo, la comunidad profesional, y no del Ministerio. 

 

- ¿Permanece aún la Casa Ucraniana en la lista de ubicaciones? Hubo diferentes opiniones... 

- Esta es una de las ubicaciones consideradas, y, enfatizo otra vez, no en el contexto del trabajo de la institución, sino en el de la ubicación física. Muchos del entorno cultural la llamaron Casa de Ucrania. También hubo ideas sobre Gostynnyi Dvir y Mystetskyi Arsenal. Este es un tema de debate y, francamente, no entiendo por qué resultó, por así decirlo, que apareció en las portadas y se convirtió en una cuestión de las cuestiones. Este definitivamente no es el caso.  

Francamente, estoy más preocupada por otra cosa: formar un equipo de personas de ideas afines, del que hablé, elegir a un jefe que tenga una estrategia de desarrollo de una institución, en otras palabras, ideas competitivas, y pueda implementar esas ideas. 

  

EL ESTADO PUEDE APOYAR A LOS CREYENTES, PERO SER IMPARCIAL 

  

- La ministra de Cultura del Estado vecino escribió en las redes sociales que no puede tolerar el ballet y el teatro, las exposiciones, los conciertos de música clásica. ¿Cuál es la actitud de nuestros dirigentes de Estado hacia la cultura?  

- Otro país, otras preferencias. Si pregunta sobre el gusto personal de los funcionarios de alto rango, por supuesto, es casi imposible de que sea influenciado: hay un amor por uno u otro tipo de arte o no lo hay. Aquí hay otra cosa: las personas ocupando cargos y siendo responsables de áreas específicas en todo el país no pueden imponer sus preferencias personalizadas en las políticas que aplican. 

Bueno, y en general, el interés en la cultura es un signo de una sociedad civilizada y desarrollada. Estaba sorprendida gratamente cuando se celebró un foro económico en Davos (hace dos años) y se invitó a los Estados miembros del Ministerio de Cultura del Consejo de Europa a participar. A menudo suele haber una contraposición: economía - cultura. El Foro Económico de Davos comenzó con la tesis de que hoy lo único que diferencia a las personas de los robots y la inteligencia artificial es la aptitud para el arte, la actividad artística y la creatividad. Este es el arsenal con el que tenemos que construir la economía en las próximas décadas. Me ha inspirado mucho y hasta ahora estoy siendo inspirada. Porque está en línea con mi posición interna, con la posición que el Ministerio está tratando de implementar a través de sus políticas: cada uno de nosotros es un consumidor de cultura y un productor de esa cultura, mientras que cada persona tiene sus preferencias. 

- Svitlana Valeriyivna, una pregunta de... Dios. El Ministerio de Cultura e Información facilitó transmisiones televisivas de servicios divinos. Fue una muy buena señal para los fieles. Por un lado, el Estado limitó la posibilidad de circular, impuso ciertas restricciones a las visitas a liturgias divinas, por otro, ayudó a los creyentes en sus necesidades con sus recursos, en particular, los medios de comunicación. ¿Apoya el Ministerio los valores eternos y autocefalía de la Iglesia Ortodoxa en particular?  

- El Estado no interfiere con los asuntos de la iglesia. Podemos ayudar y facilitar. Por ejemplo, en materia de garantizar la libertad de conciencia y el derecho a practicar religiones. Debido a las restricciones de cuarentena, recurrimos a la Radio y Televisión Pública para facilitar transmisiones de sus liturgias divinas y otras procesiones. Los representantes de los medios, gracias a Dios, respondieron rápido. En cuanto al apoyo... vivimos en un Estado multiconfesional, y cada organización religiosa o iglesia tiene los mismos derechos y oportunidades. Es una cuestión de la propia elección: un fiel de qué iglesia es o no es fiel de ninguna. 

- ¿Qué pasará con la esfera del turismo en Ucrania? ¿Cómo soportará el cierre de fronteras, la suspensión de todas las comunicaciones, de hoteles?  

- De hecho, el turismo es una de las esferas más afectadas: estamos hablando tanto del turismo externo como del turismo interno. Teniendo las fronteras cerradas, el país puede al menos desarrollar el turismo interno. En la situación actual, aquí también, tenemos una reducción de todo el mercado. Se necesitarán pasos bien pensados, medidas no estándar. Hemos creado un nuevo organismo ejecutivo central, que implementará la política de turismo: la Agencia Estatal para el Desarrollo del Turismo. Su jefa recién elegida en el concurso abierto está reclutando activamente a un equipo de personas jóvenes, con iniciativa y enérgicas, y juntos estamos trabajando sobre opciones legislativas para apoyar la hostelería y el sector del turismo. 

Cuando se trata del sector del turismo, debemos tener en cuenta, por ejemplo, con qué operadores turísticos estamos trabajando: aquellos que respetan la ética profesional o están dispuestos a sacrificarla en ciertas circunstancias. La situación con el coronavirus y la cuarentena ha sido elocuente aquí. Algunos de los operadores de turismo pidieron aclaraciones sobre si vender tours durante el período de cuarentena, cuando esta decisión aún no se había formalizado. Es decir, en el periodo del 4 al 24 de abril. Pero había operadores que vendían tours, habiendo sido conscientes de que estos viajes serían cancelados, la gente perdería dinero, no se lo devolverían (porque era fuerza mayor), y luego pedirían a los Estados alguna indemnización. 

- ¿Entonces fue un engaño deliberado? 

 - Si. No quiero ofender a los operadores de buena fe, que realmente se vieron afectados y que son la mayoría: aplazaron vuelos, cuidaron a sus turistas, los traían de regreso a casa, es decir, realmente se metieron en el lío, sin haber traspasado la carga solo a los turistas. Pero hubo algunos que sabían, por ejemplo, que los cruces fronterizos y los viajes con motivo de turismo se cancelarían a partir del 17 de marzo, y facilitaron deliberadamente la salida de un gran número de personas al extranjero el 15 y 16 de marzo, argumentando que el gobierno luego traería de regreso a todos. Es decir, hubo diferentes enfoques. Por lo tanto, al determinar los métodos y el alcance del soporte, debemos considerar todos los aspectos. 

- Y, finalmente, ¿qué es lo importante hoy que no hemos preguntado? ¿Cuál la mayor preocupación de una persona a cargo de la cultura?  

- Muchas cosas. El Ministerio vuelve a encontrarse en el período de transformación, es un proceso difícil y de cierta incertidumbre. Es importante no detenerse, no tener miedo a la responsabilidad y tomar decisiones difíciles. Por ejemplo, con el fin de preservar el patrimonio cultural y contrarrestar la construcción ilegal, la educación artística del futuro, garantizar el espacio seguro de información en este remolino del coronavirus. 

Superaremos el virus. La vida en el futuro no debería ser menos interesante y brillante que antes. Estoy segura de que será aún más brillante. 

Oleksandr Kharchenko, Yaroslava Mishchenko, Kyiv 

Foto: Pavlo Bagmut

AV

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2020 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-