Coronavirus: Más de 1.000 muertes y es muy contagioso

Coronavirus: Más de 1.000 muertes y es muy contagioso

Ukrinform
El virus COVID-19 aún se está adaptando: se convertirá en un virus "común" o desaparecerá por completo como el SARS

Ayer, el 11 de febrero, el coronavirus 2019-nCoV, también conocida como enfermedad respiratoria aguda provocada por 2019-nCoV o neumonía por el nuevo coronavirus, recibió el nombre oficial: Coronavirus disease o COVID-19. Según la información más reciente, el número de los pacientes llegó a 43 mil personas, con 1.018 casos fatales. La buena noticia es que 4141 personas se han recuperado por completo, lo que es 4 veces más que el número de muertes por complicaciones de la enfermedad. Pero también hay algo malo: el 10 de febrero fue el peor día: en China, en un día murieron por coronavirus 108 personas, 103 de las cuales murieron en Wuhan, el número más grande desde el brote de la enfermedad. Se cree que una tasa de mortalidad tan alta en Wuhan ese debe a una subestimación del número de pacientes en la ciudad. Al mismo tiempo, los médicos y científicos se están acercando cada día para encontrar una cura para el nuevo coronavirus. Por lo tanto, Ukrinform trató de enterarse de que se sabe ahora sobre la enfermedad, casi un mes y medio después de su descubrimiento. 

El número real de enfermos puede ser mayor 

El nuevo coronavirus pertenece al mismo tipo de coronavirus que el SARS (beta-coronavirus, Beta-CoV), que causó la epidemia en 2002-2003, y cuyo centro también era China. El SARS era peligroso porque de 8.461 casos de enfermedad 916 fueron letales. Es decir, la tasa de mortalidad fue del 10,8%. En el momento en que Ukrinform estaba preparando su primera publicación sobre coronavirus el 22 de enero, se informaron alrededor de 500 enfermos y 17 muertos. Casi tres semanas después, la enfermedad se propagó rápidamente y, al 11 de febrero, 43.000 personas se enfermaron, excediendo la escala de SARS. Al mismo tiempo, la mortalidad se mantiene baja y el aumento diario del número de enfermos disminuye. 

¿Qué virus de los dos es más peligroso? Parece que la razón es que si durante el brote de SARS el paciente fue más contagioso (infeccioso) precisamente con el desarrollo de los síntomas de la enfermedad, entonces COVID-19 es mucho más insidioso a este respecto. Puede ser que la persona que lo contrajo puede no tener ningún signo de la enfermedad (o tener una forma muy ligera que no pueda distinguirse de las IRA habituales sin un análisis especial), pero ser contagiosa. De ahí, la rápida propagación de la enfermedad. 

“El periodo de incubación del coronavirus COVID-19, cuando no hay manifestaciones clínicas, es bastante largo y alcanza los 14 días. Durante este tiempo, una persona puede viajar, llevar un estilo de vida activo y propagar la enfermedad aún más”, dice la jefa de la Unidad de Infecciones Respiratorias y Otras Infecciones Virales del Instituto de Epidemiología y Enfermedades Infecciosas Gromashevsky, Alla Myronenko. 

Es por eso que los científicos advierten que la escala real de la enfermedad puede ser mucho mayor. Según las estimaciones de los médicos de la Universidad de Hong Kong, hasta el 25 de enero, el número de infecciones de virus solo en Wuhan debería superar las 75,000 personas, aunque oficialmente en ese momento solo se reportaron dos mil casos en todo el mundo, escribe la BBC. Esta opinión fue expresada por los autores del estudio publicado en la revista médica Lancet. Según sus estimaciones, cada portador de COVID-19 infecta en promedio a otras dos o tres personas con el nuevo virus, y el número total de enfermos aumenta en progresión geométrica y se duplica cada semana. 

Una opinión similar también fue expresada en Twitter por el presidente de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señalando que la situación actual es solo la punta del iceberg. “Ha habido algunos casos de propagación del 2019-nCov de las personas sin antecedentes de viajes a China. La detección de un pequeño número de casos puede indicar una transmisión más generalizada en otros países; en resumen, solo podemos estar viendo la punta del iceberg”, tuiteó Ghebreyesus citado por The Guardian. 

El tratamiento del COVID-19 es el mismo que el tratamiento del resfriado común o la neumonía viral 

Dado que la humanidad se ha encontrado con un virus completamente nuevo, actualmente no hay medicamentos para su tratamiento o vacunas para la prevención. Los científicos de varios países (China, EE. UU., Australia y otros) están trabajando en el desarrollo de la vacuna. Recientemente, el jefe del Instituto de Enfermedades Virales, Wenbo Xu, dijo que los médicos del Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades han podido descifrar completamente el gen del virus y descubrir el mecanismo de penetración del virus en las células humanas, según DW. Un equipo de investigación dirigido por Anthony Fauci, jefe del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU. También avanzaron en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus. Los científicos están trabajando para incorporar elementos del coronavirus en un virus del resfriado común no tan peligroso para estimular una respuesta inmune. Pero incluso con el trabajo rápido de los científicos estadounidenses, la vacuna después de los ensayos clínicos no puede ser lanzada antes del verano de 2020. Por lo tanto, hasta ahora, la única forma de combatir el coronavirus sigue siendo la cuarentena. Según la BBC, muchas personas que han cogido el nuevo virus solo tienen síntomas leves, y se espera que la mayoría se recupere por completo. En tales casos, son hospitalizados para que no propaguen el virus, y solo traten los síntomas de la enfermedad mientras el sistema inmune mismo lucha contra el virus. 

El profesor Jonathan Ball, virólogo de la Universidad de Nottingham, dice que, en casos severos, el virus puede causar neumonía. En este caso, los pacientes reciben oxígeno y, en el peor de los casos, pueden recibir ventilación artificial de los pulmones. Según él, aproximadamente uno de cada cuatro casos de la enfermedad es grave. Recuerde que la neumonía, que es de origen bacteriológico, se trata con antibióticos. Sin embargo, no existe un tratamiento específico para la neumonía viral. Aquí nuevamente, la inmunidad humana debe funcionar. La neumonía atípica causada por los coronavirus difiere de la habitual en que puede tener un desarrollo rápido, primero aparecen síntomas de intoxicación general, no manifestaciones pulmonares. No se puede detectarla en el estudio del frotis de esputo y en el esputo bacteriológico estándar o hemocultivo, solo con métodos de investigación más sofisticados. 

Al mismo tiempo, China está probando si dos medicamentos antivirales utilizados en el complejo de tratamiento contra el VIH - lopinavir y ritonavir - pueden convertirse en tratamientos efectivos de COVID-19 (cuando, en 2003, los pacientes contrajeron VIH y SARS al mismo tiempo, tomar estos medicamentos dio mejores resultados del tratamiento). Debido a que COVID-19 y el SARS son muy similares, el profesor Ball dice que estos medicamentos pueden tener efecto en el nuevo coronavirus. 

El jueves pasado, China comenzó a atraer pacientes a un ensayo clínico de remdesivir, el nuevo medicamento antiviral del gigante farmacéutico estadounidense Gilead, escribe The New York Times. El medicamento debe inyectarse por vía intravenosa, es experimental y aún no ha sido aprobado para ningún uso y no se ha estudiado en pacientes con enfermedad por coronavirus. Pero los estudios de ratones y monos infectados han demostrado que remdesivir puede combatir el coronavirus. La semana pasada, los médicos de Washington le dieron remdesivir a un paciente con coronavirus, después de que su condición empeoró y se desarrolló la neumonía. Como resultado, su estado mejoró al día siguiente. 

Mientras los científicos están trabajando en el desarrollo de medicamentos, le preguntamos a Alla Mironenko qué podría pasar con el coronavirus de Wuhan en el futuro? La médica explica que solo hay dos escenarios. “Cualquier virus nuevo primero intenta adaptarse al cuerpo humano. Luego, se convierte en un virus común o, sin adaptarse, desaparece, como lo hizo una vez con el SARS. Y con éste, voy a recordar, COVID-19 es genéticamente similar al 80%”, dice Myronenko. 

Tales palabras de la especialista tranquilizan. Dada la tasa de mortalidad previsiblemente baja del nuevo coronavirus, no parece ser más aterrador que la gripe habitual. Es especialmente agudo en los Estados Unidos, donde la gripe en esta temporada epidémica ya se ha cobrado la vida de 10,000 estadounidenses. Al menos 19 millones de personas contrajeron la gripe, y aproximadamente 180.000 se encontraron en hospitales, según los Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU., escribe U.S.News. 

¿A qué se debe, entonces, el nivel de ánimo de pánico asociado con el coronavirus? Después de todo, la mayoría de nosotros parece no haber conocido el mismo SARS hasta que escuchamos sobre su pariente contemporáneo. Indudablemente, el nivel moderno de Internet y las redes sociales desempeña un papel fundamental en la propagación del pánico. A principios del milenio, hace 14-16 años, estaban en su infancia. Y ahora, nunca antes la información se había extendido tan rápidamente a todos los rincones del planeta a la vez. El problema también es que, debido a la peculiaridad de la psique humana, la información negativa se estrella inmediatamente en el subconsciente: no podemos controlar la mente. Además, la información sobre brotes de coronavirus inmediatamente comienza a precipitar mitos y rumores, exacerbando este efecto. Por lo tanto, los médicos recuerdan que, junto con la mejora de la higiene personal durante un brote de una enfermedad, uno no debe olvidarse de la higiene de la información. 

Yuliya Gorban, Kyiv 

SM


Let’s get started read our news at facebook messenger > > > Click here for subscribe

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2020 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-