Biden vs Putin: Expectativas y resultados

Biden vs Putin: Expectativas y resultados

Ukrinform
Desde un punto de vista geopolítico, Ucrania no sólo no perdió nada, sino que también logró que Estados Unidos le reiterara su apoyo tras la cumbre de Ginebra

Después de dos meses de preparación, numerosas reuniones en la Casa Blanca, las reuniones de Biden con aliados y socios en Europa, la cumbre de los presidentes de Estados Unidos y Rusia en Ginebra pasó inesperadamente rápido. De las cuatro a cinco horas de negociaciones planeadas, las partes tuvieron mucho menos tiempo para comprender que no habría más conversaciones. No hubo química en las relaciones y los presidentes incluso hablaron con los periodistas por separado, aunque no se planeó una rueda de prensa de los dos líderes desde el principio. ¿Cuál fue la cumbre Estados Unidos-Rusia para la Casa Blanca y el Kremlin, quien se benefició de esta reunión, y cuál es el significado de los resultados de las negociaciones para la política exterior de Ucrania? 

Foto: La Casa Blanca  

ESTRATEGIA DE BIDEN   

Mucho antes de la cumbre, el líder estadounidense fue sencillo en formular sus expectativas estratégicas, en lugar de firmar acuerdos específicos o resolver cuestiones problemáticas, lograr "relaciones predecibles y racionales" con Rusia. Para ello, eligió la táctica de las negociaciones personales con Putin, porque, según él, "toda política exterior es una continuación lógica de las relaciones personales". Dice, "así es la naturaleza humana". Al mismo tiempo, Biden dio "tres o seis meses" para ver si su enfoque funcionaba. 

Joe Biden ha dedicado la mayor parte de su vida a la política internacional, desde la Guerra Fría con la URSS, por lo que conoce bien las complejidades y los detalles de esta esfera. Dada la pasión personal de Biden por estudiar los detalles y sus intensos preparativos para la reunión de Ginebra, la estrategia del presidente de Estados Unidos fue ofrecer a Putin un diálogo suficientemente sustantivo. Estaba dispuesto a hablar con Putin a pesar de que anteriormente le había llamado "asesino". Después de todo, el diálogo, en opinión de Biden, se proyecta, en primer lugar, no sobre las cualidades personales de Putin, sino sobre la capacidad de este último de controlar el Estado ruso, que plantea serios desafíos a la seguridad nacional de Estados Unidos.  

Unos días antes de la reunión, el secretario de Estado Blinken insinuó claramente que Estados Unidos veía la cumbre como una "prueba" para Rusia, es decir, cómo reaccionaría a las propuestas diplomáticas de la parte estadounidense. Blinken luego admitió abiertamente que no era muy optimista de que Putin pudiera cambiar su comportamiento. El líder del Kremlin, como era de esperar, confirmó estas suposiciones. 

Foto: Pool  

Como lo había sido habitual para el Kremlin, el líder ruso volvió a aceptar la diplomacia como una debilidad, lo que quedó claro en su discurso en la cumbre. Dejó en claro que mantiene sin cambio su opinión sobre una amplia gama de cuestiones, incluida la agresión contra Ucrania.  

Al mismo tiempo, Putin sintió, y lo dijo personalmente, que los enfoques de Biden eran diferentes de los formulados por el anterior presidente de Estados Unidos, Donald Trump. En otras palabras, el Kremlin ha comenzado a darse cuenta de que las nuevas autoridades de Estados Unidos reaccionarán a nuevas acciones maliciosas de Rusia de una manera completamente diferente.  

Un detalle importante: durante la conferencia de prensa, Biden destacó que Estados Unidos tienen capacidades "significativas" en el ciberespacio y pueden utilizarlas fácilmente en caso de nuevos ataques a la infraestructura estadounidense. Esto puede considerarse una advertencia directa de que Estados Unidos está listo para actuar desde una posición de nueva fuerza. 

Paralelamente, Biden recibió una "bonificación" adicional de la cumbre de Ginebra. Después de todo, el propio hecho de mantener una reunión con Putin le dio al presidente una razón para consolidar preventivamente la posición de la comunidad transatlántica sobre Rusia. Los líderes del G7, así como los miembros de la Alianza del Atlántico Norte y la UE, con quienes Biden se ha reunido en Londres y Bruselas en los últimos días, han apoyado firmemente la iniciativa estadounidense de unirse frente las amenazas procedentes de Rusia. 

OBJETIVOS DE PUTIN  

Mientras tanto, el líder del Kremlin tenía opiniones muy diferentes sobre la cumbre de Ginebra. Es obvio que no iba llegar a un acuerdo con Estados Unidos, lo que quedó claro en la etapa de preparación, cuando el Ministerio de Exteriores ruso prometió darle señales "incómodas" a Estados Unidos.  

Putin tenía objetivos diferentes a los de Biden. Uno es obligar a Estados Unidos a participar en sus propias iniciativas diplomáticas y ofrecer a Estados Unidos nuevos grupos de trabajo y negociaciones prolongadas en lugar de soluciones rápidas. Así, Rusia recibe el estatus de Estado con el que Estados Unidos debe negociar. En parte, Biden le dio esa oportunidad al aceptar crear un nuevo formato para el "diálogo sobre estabilidad estratégica". 

Putin hizo otro intento similar en su negocio favorito: el comercio de rehenes. El Kremlin continúa manteniendo en detención a dos ciudadanos estadounidenses, Paul Whelan y Trevor Reed, por cargos absurdos. Estados Unidos ha trabajado duro para traerlos a casa y el tema ha estado en la agenda de los presidentes. Sin embargo, el líder del Kremlin decidió volver a aprovechar la situación para prolongar el proceso y dijo que era necesario crear grupos de trabajo a nivel del Departamento de Estado de Estados Unidos y el Ministerio de Exteriores de Rusia.  

Foto: Pool

Otro objetivo importante que tenía Putin fue mostrar al mundo, así como a sus propios ciudadanos, que seguía siendo un "líder influyente" en la arena mundial, a pesar de los ataques cibernéticos a Estados Unidos, la agresión rusa contra Ucrania, el uso de armas químicas contra la oposición y así sucesivamente. Después de todo, dicen que el presidente de Estados Unidos quiere hablar con él personalmente. Ante los ojos del electorado ruso, esto le permite a Putin aumentar la propia popularidad, así como el apoyo a su "Rusia Unida" antes de las elecciones de otoño a la Duma Estatal, que el partido gobernante necesita ahora más que nunca. 

Así, parece que el presidente ruso estaba esperando una conferencia de prensa después de las conversaciones más que la reunión con Biden. Esto puede explicar el buen humor de Putin en público e incluso su generoso deseo de comunicarse con los medios extranjeros, lo que anteriormente trató de evitar.  

Es por esta razón que la Casa Blanca ha insistido en que las conferencias de prensa de los líderes se separen después de la cumbre, para no darle a Putin demasiadas oportunidades de compartir un escenario con el presidente de Estados Unidos para su propia propaganda. Por otro lado, fue una señal de que mucho antes de las conversaciones, Washington evaluó con seriedad los posibles resultados de la reunión, o más bien su ausencia.

Foto: АА  

TEMA UCRANIANO  

En primer lugar, es importante recordar que la propuesta del presidente Biden de reunirse con Putin en Europa en abril permitió que hubiera una reducción significativa de las tensiones en las fronteras de Ucrania, donde Rusia había concentrado un contingente militar de 100.000 efectivos. Al menos hasta la cumbre. Esto se convirtió en un positivo significativo para Ucrania en la etapa preparatoria de la reunión en Ginebra.  

También es importante enfatizar que Biden advirtió a Putin "cara a cara" que Estados Unidos continúa "apoyando firmemente" a Ucrania, y que Rusia es parte en los Acuerdos de Minsk, y que debe cumplir con ciertos requisitos. "Fue muy importante reunirnos en persona para que no hubiera malentendidos sobre lo que quería debatir", dijo el líder estadounidense. 

Otra posición estadounidense expresada por Biden el día anterior en la cumbre de la Alianza del Atlántico Norte era igualmente importante. El presidente estadounidense confirmó que el hecho de la ocupación rusa de Crimea y parte del Donbás no obstaculizaría las perspectivas de la adhesión de Ucrania a la OTAN. Y esto destruye por completo los planes del Kremlin, que, a través de la ocupación armada de territorios extranjeros, está tratando de impedir que se produzca la integración con la Alianza no sólo de Ucrania, sino también de Georgia y Moldavia. Por lo tanto, es posible que la declaración de Biden en la cumbre de la OTAN fuera un estímulo doloroso para Putin, quien admitió que se vio obligado a dar una "pincelada" con el presidente estadounidense sobre el tema de la adhesión de Ucrania a la Alianza. 

Así, desde un punto de vista geopolítico, Ucrania no solo no perdió nada, sino que también logró que Estados Unidos le reiterara su apoyo tras la cumbre de Ginebra. El hecho de que Biden y Putin no intercambiaran invitaciones para visitar Moscú y Washington es, de hecho, una prueba más de que Estados Unidos no está considerando un acercamiento con Rusia, en particular a expensas de los intereses ucranianos. 

Es importante para nosotros que Estados Unidos mantenga una posición constante de apoyo a Ucrania en el contexto de la agresión rusa, como lo enfatizó claramente el presidente Biden. Esto proporciona una buena base para el siguiente paso importante: prepararse para la visita del presidente de Ucrania a Washington de a finales de julio por invitación de Joe Biden. Potencialmente, esta visita podría ser una de las cruciales para la política exterior de Ucrania en los últimos años, lo que obviamente requerirá una preparación cuidadosa por parte de Kyiv. En este sentido, Estados Unidos ya ha declarado que espera medidas sustantivas de la parte ucraniana, es decir, los resultados de las reformas y la lucha contra la corrupción. 

Si Ucrania consigue mostrar logros tangibles hasta ese momento, la próxima reunión de los presidentes Biden y Zelensky en Washington podría superar significativamente la cumbre de Ginebra en términos de su importancia para el Estado ucraniano.  

Yaroslav Dovgopol, Washington  

Primera foto: The New York Times 

AV


Let’s get started read our news at facebook messenger > > > Click here for subscribe

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2021 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-