De la guerra rusa a la oportunidad europea: Reinventando la región de Donbás del este de Ucrania

De la guerra rusa a la oportunidad europea: Reinventando la región de Donbás del este de Ucrania

Ukrinform
La inversión europea puede desempeñar un papel crucial en la transformación de la región ucraniana de Donbás ocupada por Rusia en un motor de desarrollo económico, dice el viceprimer ministro ucraniano, Oleksiy Reznikov

La mayoría de las personas actualmente asocian la región de Donbás del este de Ucrania con la guerra. Mi trabajo, tal y como lo veo, es hacer que Donbás vuelva a ser sinónimo de oportunidades. Esta región económicamente importante, que es reclamado por el Kremlin como parte del llamado "Mundo ruso", en realidad tiene una herencia sorprendentemente cosmopolita y profundos lazos con el resto de Europa. Esta historia común puede ayudar a inspirar una nueva era de inversión europea que estimulará a Ucrania que siga el camino de recuperación, limitará las posibilidades de la futura agresión rusa y traerá beneficios económicos a todo el continente. 

El desarrollo del Donbás como centro industrial comenzó en el siglo XIX. Los inversores, industriales y empresarios europeos desempeñaron un papel clave en este proceso, trayendo nuevas tecnologías y todos los elementos de la cultura empresarial moderna a la región. En la segunda mitad del siglo XIX y los primeros años del siglo XX, cientos de empresas con capital extranjero operaron en el Donbás, sentando las bases para el crecimiento de la región como centro industrial [hub]. 

La historia temprana de la ciudad más grande de la región, Donetsk, ofrece el ejemplo más famoso de esta participación internacional. Desde su fundación en 1869 hasta 1924, Donetsk fue llamado Hughesovka [Yuzovka] en honor a su fundador, el industrial británico, John Hughes. 

Muchos más pueblos y ciudades del Donb’as también debieron su establecimiento y expansión temprana a hombres como Hughes. El crecimiento de Lysychansk en la región de Lugansk estuvo estrechamente relacionado con el industrial belga, Ernest Solvay, mientras que el empresario británico, Charles Gascoigne, es considerado el fundador de Lugansk. Muchas ciudades y pueblos de la región tienen sus raíces en los colonos griegos y alemanes, mientras que la pequeña ciudad de Novgorodske, situada a las afueras de Donetsk, era conocida hasta 1951 como Nueva York. 

Dado que Ucrania busca restablecer el control sobre las partes ocupadas del Donbás, ahora es un buen momento para reflexionar sobre los orígenes internacionales de la región. 

El gobierno ucraniano se mantiene firme en nuestro apoyo al proceso de paz de Minsk y las negociaciones del Formato Normandía, pero esto no representa el alcance total de nuestra estrategia para superar el conflicto actual. 

Creemos que reintegrar al Donbás significa pasar de la guerra rusa a la oportunidad europea. Al igual que la inversión europea transformó al Donbás del siglo XIX en uno de los motores industriales del continente, una segunda ola de compromiso internacional en el este de Ucrania ahora puede crear una nueva era de oportunidades de crecimiento. 

Este proceso debe comenzar a cobrar impulso lo antes posible en las áreas del Donbás, que actualmente están bajo el control del gobierno ucraniano. Luego puede extenderse a las áreas ocupadas por Rusia después de su liberación. 

La escala de la tarea no debe ser subestimada. En 2013, el Donbás representó más del 25% del total de los bienes exportados por Ucrania, mientras que las economías de Donetsk y Luhansk representaron el 14,4% del PIB nacional de Ucrania. 

El costo exacto de la agresión rusa desde 2014 es incalculable, por supuesto. Cualquier cálculo debe comenzar recordando las más de 13.000 vidas perdidas y millones de personas desplazadas por el conflicto. En términos materiales, hay una serie de pérdidas específicas que pueden identificarse, incluida la destrucción de los principales objetos de infraestructura, como los aeropuertos de Donetsk y de Lugansk. Sin embargo, esto es solo la punta del iceberg. 

Se han destruido distritos residenciales enteros y enormes cantidades de propiedad privada, junto con un número incontable de plantas, fábricas y empresas. También hay una gama de costos menos tangibles a considerar, como la disminución del capital social, la pérdida de redes comerciales, la escalada de problemas ambientales y mucho más. 

En 2019, los expertos del Instituto Alemán de Investigación Económica (DIW Berlin) calcularon que la caída del PIB per cápita en 2014-2016 en las regiones de Donetsk y Lugansk fue entre el 43% y el 52%. Mientras tanto, un informe del Instituto de Estudios Económicos Internacionales de Viena señaló que los esfuerzos de socorro y recuperación posteriores al conflicto requerirían aproximadamente 21,7 mil millones de dólares. Otros estudios han producido etiquetas similares de precios astronómicos. 

Dada la magnitud del daño infligido en el Donbás, es inútil hablar simplemente en términos de "reconstruir la región". Lamentablemente, está muy claro que la agresión rusa ha destruido al Donbás de la época de preguerra. Ha destruido la mitad de la economía de la región, ha destrozado su infraestructura y ha implicado consecuencias demográficas devastadoras. Las cosas no van a ser como solían ser. 

En cambio, deberíamos centrarnos en crear una nueva economía. Un Donbás reinventado y revitalizado puede convertirse en un centro para nuevos enfoques de fabricación y producción. La tragedia de la guerra ha convertido la zona industrial de Ucrania en ruinas, pero esta devastación también crea espacio para el tipo de innovaciones audaces y el pensamiento original que no siempre es posible en entornos económicos más desarrollados. 

Las continuas inyecciones financieras del presupuesto estatal ucraniano y la asistencia continua de los donantes serán cruciales en este proceso. El Ministerio para la Reintegración de los Territorios Ocupados Temporalmente, que yo encabezo, está trabajando activamente para atraer una ayuda extranjera. 

En julio de 2020, completamos los trámites para un préstamo francés de 64 millones de euros con el fin de garantizar el suministro de agua potable a los residentes de la ciudad de primera línea del Donbás, Mariupol. Anteriormente, firmamos un contrato de 25 millones de euros con el Banco de Desarrollo alemán KfW para un proyecto de vivienda para personas desplazadas. Esperamos finalizar un préstamo de 100 millones de euros del Banco Mundial para expandir la infraestructura y el sector agrícola en la región de Lugansk. 

Este progreso es bienvenido y alentador. Sin embargo, muchos miles de millones de dólares necesarios para darle al Donbás un nuevo comienzo solo pueden provenir de los inversores, que naturalmente esperarían un rendimiento generoso de sus inversiones. 

Teniendo esto en cuenta, Ucrania está desarrollando una nueva estrategia económica ambiciosa para el este del país. Un enfoque clave es el desarrollo de las partes de las regiones de Donetsk y Lugansk, que están actualmente bajo control ucraniano. Quizás este enfoque se describa mejor como una versión ucraniana de la noción de "estatus especial" para la región, con el objetivo de transformar el clima de inversión e implementar un nuevo modelo económico a nivel regional. 

Hay muchas razones para creer que es posible atraer inversiones a gran escala al este de Ucrania. Después de todo, los inversores trabajan en zonas calientes de todo el mundo. He tenido docenas de conversaciones con diplomáticos extranjeros, representantes de negocios internacionales e inversores ucranianos. El estado del sistema de justicia ucraniano suele ser mucho más preocupante que la proximidad a la línea del frente. 

Nuestro objetivo es crear un régimen de inversión especial en la parte del Donbás controlada por Ucrania. Vemos la extensión de las reglas de arbitraje comercial internacionales a la región como parte integral de estos planes. Además, el Estado ucraniano debería asumir al menos parte de la carga del seguro contra los riesgos políticos y militares que son difíciles de predecir para los inversores. A fin de ayudar a que este enfoque sea sostenible, contemplamos un fondo para fines especiales para alentar y respaldar a las inversiones en lugar de depender de la ayuda de los donantes. 

Esperamos presentar una hoja de ruta de desarrollo económico del Donbas ante el Gabinete de Ministros en septiembre. Luego esto tardaría seis meses estimados para preparar las facturas necesarias. Esto requerirá la opinión de expertos. Idealmente, este aporte provendría directamente de posibles futuros inversores. 

Ante todo, es fundamental marcar el tono adecuado desde el principio. Este no es un asunto de alivio de crisis para el Donbás, sino un intento de crear una zona económica avanzada e innovadora que pueda tener un impacto positivo en toda Europa. 

El momento de lanzamiento de esta iniciativa puede ser fortuito. A medida que Europa acepta la actual coronacrisis, muchos países reconocen las ventajas de diversificarse lejos de China y tener una capacidad de producción de alta calidad más cerca de casa. Como uno de los vecinos más grandes de la UE, Ucrania es ideal para desempeñar este papel, mientras que la región de Donbás tiene muchos de los atributos específicos necesarios para desempeñar un papel destacado. 

Dada la guerra ruso-ucraniana, que continúa por séptimo año, está claro que la interpretación rusa del "estatus especial" para el Donbás es inaceptable. En lugar de ayudar a resolver el conflicto, el enfoque de Moscú está hecho a medida para acelerar la desintegración de Ucrania. Cuanto antes se descarte este modelo de callejón sin salida, mejor será. 

Una paz duradera solo se puede lograr creando un futuro más brillante para la gente del este de Ucrania que socave la capacidad de Rusia para desestabilizar la sociedad ucraniana. A diferencia de la visión destructiva del Kremlin, el objetivo de Ucrania de un nuevo comienzo económico para las regiones de Donetsk y Lugansk fortalecerá la unidad de Ucrania. También acercará las regiones renovadas al resto de Europa y abrirá un nuevo capítulo en una historia compartida de cooperación, que se remonta a los inicios de la industrialización de Donbas en el siglo XIX. 

Oleksiy Reznikov, viceprimer ministro de Ucrania para la Reintegración de los Territorios Ocupados Temporalmente para Atlantic Council 

Artículo original

AV


Let’s get started read our news at facebook messenger > > > Click here for subscribe

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2020 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-