Preveía la guerra. No preví un juicio político a Trump o una pandemia

Preveía la guerra. No preví un juicio político a Trump o una pandemia

Ukrinform
El presidente de Ucrania analiza lo que le ayudó a pasar su primer año en el cargo en el artículo de opinión para The New York Times.

El 20 de mayo del año pasado, estaba rodeado de multitudes de personas estrechándose las manos, alabando e inclinándose para tomar selfies, mientras se estaban reuniendo para ver mi inauguración. Los ucranianos me habían elegido con el 73 por ciento de los votos, poniendo en mí sus esperanzas para que limpiara un gobierno corrupto y traiga estabilidad. 

Nunca pensé que ser presidente sería fácil. Anteriormente fui escritor de comedias y productor; el equipo que he incorporado estaba lleno de la gente inteligente, enérgica, capaz y dedicada, pero muchos carecían de experiencia política. Teníamos grandes esperanzas y un fuerte compromiso para mejorar nuestro país en conflicto, tanto dentro como en el ámbito internacional. 

Ha pasado un año.  

Comencemos con el tiempo anterior al en que el "coronavirus" se hizo una palabra de uso común. ¿Recuerdan el juicio político al presidente Trump? Después de haber buscado calificaciones más altas durante la mayor parte de mi vida en el negocio del entretenimiento, hubo una sola llamada telefónica que me dio una fama mundial. La historia del juicio político no fue cómoda para mí. Apartó la atención estadounidense e internacional de los problemas que más le importaban a Ucrania y convirtió a nuestro país en una historia sobre el presidente Trump.  

El otro gran desafío de mi presidencia queda heredado: durante seis años, la parte de la región del Donbás en el este de Ucrania ha sido ocupada por los grupos armados ilegales, respaldados por Rusia. Millones de personas han perdido sus hogares en los combates, decenas de miles han resultado gravemente heridas y se han perdido alrededor de 14.000 vidas. Cuando asumí el cargo, la guerra se estancó en un punto muerto e iba cobrándose más vidas casi todos los días. 

Todo eso le puede sonar a historia antigua, porque en marzo me vi obligado a enfrentar otra gran crisis, aunque la compartí con todos los demás líderes del mundo: la pandemia de coronavirus. Ucrania ha sumado más de 19.000 casos de Covid-19 y, lamentablemente, casi 600 muertes. Nos hemos visto obligados a reestructurar nuestra planificación presupuestaria para hacer frente a la crisis económica mundial. 

Pero no todo es pesimismo y tristeza. El lado positivo, que me daba esperanza en medio de todas estas crisis, ha sido lo mismo: la cooperación internacional. Ha sido y seguirá siendo el camino a seguir. 

No importa cuántas opiniones, rumores y teorías giraran alrededor de mi llamada telefónica con mi homólogo estadounidense, y, a pesar de que la controversia resultó en el juicio político a Trump, Ucrania sigue siendo un buen socio y amigo de Estados Unidos. Recibimos la asistencia militar que necesitábamos para continuar garantizando la independencia de nuestro país. Disfrutamos del apoyo de los demócratas y los republicanos, así como de la gente común en todo Estados Unidos (Un punto brillante para salir de la controversia: ¡estoy seguro de que muchos más estadounidenses y europeos occidentales ahora pueden encontrar a Ucrania en el mapa!). 

Cuando se trata de la guerra en el este de Ucrania, mi administración entiende que la diplomacia y el diálogo son las únicas opciones. Las convertí en la primera prioridad para reanudar las reuniones entre los mandatarios de Alemania, Francia, Ucrania y Rusia para abordar el tema de la paz. Reiniciamos el diálogo con Rusia, y está última devolvió tres barcos y a 24 marineros ucranianos capturados un año antes; hubo cierta separación de fuerzas en el Donbás; y los intercambios de prisioneros permitieron que 131 ucranianos regresaran a sus hogares. Aun así, la guerra en Ucrania socava la seguridad y la estabilidad de Europa, y necesitaremos más ayuda de nuestros aliados para ponerle fin. 

Por supuesto, reconozco que la pandemia ha interrumpido lo todo. El distanciamiento social va acompañado del distanciamiento político. La crisis ha obligado a muchos países a centrarse primero en sus problemas internos. Esto es comprensible, pero en una era de crisis transnacionales que no paran en las fronteras, no debemos desviar la atención del potencial tremendo y positivo de la cooperación internacional.  

Ucrania no es una nación rica, pero decidimos que teníamos que hacer todo lo posible para ayudar a los que sufren. Los ingenieros ucranianos han diseñado y construido el avión de carga más grande del mundo, que ha transportado suministros médicos desde China a Polonia, Francia, Alemania y otros países de la Unión Europea. A principios de abril, enviamos a algunos de nuestros médicos a Italia. Su trabajo en el tratamiento de pacientes allí nos ha ayudado a aprender lecciones sobre la propagación de la enfermedad y ahora fomentar nuestros propios procedimientos de cuarentena y, a su vez, ayudar a salvar vidas aquí. 

También recibimos el apoyo de muchos: Estados Unidos y la Unión Europea asignaron millones de dólares y euros en asistencia financiera para combatir el coronavirus; Turquía y los Emiratos Árabes Unidos nos enviaron la ayuda humanitaria necesaria en forma de equipos médicos y kits de protección. Estamos esperando la asistencia prometida del Fondo Monetario Internacional y otros para estabilizar la economía después de la pandemia. 

El camino hacia la recuperación es largo. La guerra en el Donbás aún no ha terminado. Pero cuando miro hacia atrás a mi primer año en el cargo y luego al segundo, tengo esperanza. Juntos haremos que el mundo y Ucrania sean un lugar mejor. 

Volodymyr Zelensky, presidente de Ucrania. 

Original del artículo

AV


Let’s get started read our news at facebook messenger > > > Click here for subscribe

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2020 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-