¿Qué esperar de la reunión virtual de los ministros de Exteriores de los países del Cuarteto de Normandía?

¿Qué esperar de la reunión virtual de los ministros de Exteriores de los países del Cuarteto de Normandía?

publicación
Ukrinform
Los ministros de Asuntos Exteriores discutirán la agresión rusa en el Donbás en una videoconferencia el 30 de abril.

Las decisiones de la Cumbre Normandía en París se ven estancadas, dijo el ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytró Kuleba, el 28 de abril. “Tenemos que dar ímpetu a su implementación y abrir el camino a la próxima cumbre en Berlín, donde tendremos que llegar a nuevos acuerdos y avanzar hacia el final de la guerra, la de-ocupación de los territorios ucranianos y, finalmente, el cese de la agresión rusa en general”.

En vísperas de la reunión ministeriral por videoconferencia

La reunión ministerial en línea fue anunciada el 22 de abril por el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas. “Lo hemos acordado y estamos muy contentos de que se realice una videoconferencia a nivel ministerial”, dijo Maas y explicó que esto fue acordado durante las conversaciones por teléfono por los titulares de Exteriores de Alemania, Francia, Ucrania y Rusia.

 Los ministros de Asuntos Exteriores de Alemania, Francia, Ucrania y Rusia están ahora en contacto y el gobierno está trabajando en el tema a nivel de expertos, en particular con sus homólogos franceses. Así lo dijo la portavoz adjunta del Gobierno alemán, Ulrike Demmer. El tema de los contactos es establecer un verdadero alto el fuego y crear nuevas áreas de separación de fuerzas. Se informó que Rusia se había resistido a las negociaciones hasta el último instante, pero bajo presión de Alemania aceptó.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, declaró el 27 de abril: “Ahora estamos intercambiando sugerencias sobre cuál debería ser la agenda de este video contacto programado para el final de la semana, en mi opinión”. Al mismo tiempo, según Lavrov, a Rusia no le convienen las propuestas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania incluidas en la agenda: “Se trata excepcionalmente del nuevo intercambio de detenidos, la remoción de minas, la seguridad, el acceso para la Misión Especial de Observación de la OSCE”. Y Rusia, por supuesto, quiere decisiones sobre la legalización de las cuasi-entidades títeres DNR y LNR (Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk).

Formato Normandía

El formato Normandía son reuniones cuadripartitas (Ucrania, Alemania, Francia, Rusia) de jefes de Estado o ministros de estos países, que discuten el tema de la agresión armada rusa contra Ucrania. El nombre proviene de una reunión de los jefes de estos cuatro estados el 6 de junio de 2014 en la ciudad de Benuville, Normandía, Francia, para conmemorar el 70 aniversario de la Operación Overlord, el desembarco de las fuerzas de la coalición anti Hitler en 1944.

Los acuerdos de Minsk I se acordaron y se firmaron en septiembre de 2014 con la participación de la OSCE. Y la posterior (segunda) reunión en el formato Normandía se celebró en Milán, Italia, del 16 al 17 de octubre.

La tercera reunión tuvo lugar en Minsk, Belarús, del 11 al 12 de febrero de 2015: las negociaciones duraron 17 horas, lo que resultó en la firma de una Declaración en apoyo del Conjunto de Medidas para la Aplicación de los Acuerdos de Minsk. No se han implementado hasta ahora porque Rusia se niega a cumplir con la parte de seguridad de los acuerdos, insistiendo en la prioridad de la parte política (celebrar elecciones en los territorios ocupados).

En París, el 2 de octubre de 2015, se celebró una reunión del Cuarteto de Normandía y se acordó la retirada de armas inferiores a 100 mm de calibre, a una distancia de 15 km de la línea de contacto.

En Berlín, el 19 de octubre de 2016, los líderes del Cuarteto acordaron el desarrollo de una hoja de ruta para la implementación de los Acuerdos de Minsk. La postura de Ucrania consiste invariablemente en el hecho de que el cumplimiento de las condiciones de seguridad, un alto el fuego, la retirada de las tropas extranjeras, el cumplimiento del régimen de separación de equipos militares, el acceso sin trabas para los representantes de la OSCE y la liberación de rehenes debe preceder a la transición a la parte política.

El 9 de diciembre de 2019, se celebró una cumbre en París con la participación de representantes de Ucrania, Francia, Alemania y la Federación Rusa. La reunión se celebró después de una pausa de tres años y para el presidente Zelensky fue la primera. El objetivo de la Cumbre era aprobar una nueva secuencia de implementación de los Acuerdos de Minsk y discutir la llamada fórmula Steinmeier.

La Cumbre de París tuvo cierto éxito, sobre todo en el intercambio de detenidos. Además, el Cuarteto de Normandía acordó extender el mandato de la Misión de Observación de la OSCE, en particular para llevar a cabo la vigilancia no solo durante el día, ya que las tropas rusas disparan principalmente contra posiciones ucranianas por la noche.

En la Cumbre, se firmó un documento de resumen titulado "Conclusiones generales acordadas el 9 de diciembre de 2019 en la Cumbre de París en el formato Normandía". Estos acuerdos implican, en particular, la implementación de la ‘fórmula Steinmeier’ en la legislación ucraniana.

Fórmula Steinmeier

La fórmula Steinmeier es un plan de acción propuesto en noviembre de 2015 por el entonces ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier (ahora presidente federal de Alemania) para resolver la guerra en el este de Ucrania. Consiste en determinar la secuencia de celebrar elecciones locales allí de acuerdo con la legislación ucraniana y bajo la supervisión de la OSCE.

La fórmula no aborda el tema de si la retirada de las tropas rusas del Donbás y el establecimiento del control de Ucrania sobre su frontera estatal deberían preceder a las elecciones. Por lo tanto, la parte rusa interpreta esto como un permiso para mantener sus tropas y armamentos en el Donbás, aunque los acuerdos de Minsk prevén su retirada. Ucrania no puede considerar a priori la celebración de elecciones según los "estándares de la OSCE" si se llevan a cabo en áreas no controladas por el gobierno. E incluso con la estructura demográfica cambiada allí: durante la guerra alrededor de un millón de ciudadanos ucranianos se vieron obligados a trasladarse de las regiones de Donetsk y Lugansk, mientras que las autoproclamadas autoridades locales transfirieron sus apartamentos abandonados a un número desconocido de rusos entregándoles documentos de "repúblicas" no reconocidas.

El ex Embajador de EE.UU. en Ucrania, William Taylor, considera que la fórmula Steinmeier es una mala idea. Según él, es necesario lograr lo más antes posible la retirada de los rusos del Donbás. “Putin sabe cómo poner fin a las sanciones. Sabe cómo mejorar situación en nuevos tiempos y en nuevas circunstancias. Y eso significa retirarse del Donbás. Estas son cosas que debe reconocer y las reconoce”, está convencido el diplomático.

Implementación de acuerdos

Se han implementado parcialmente dos puntos del acuerdo alcanzado durante la Cumbre de París: el intercambio de prisioneros y la separación de tropas de la línea de contacto.

Los líderes ucranianos hicieron intentos efectivos para retirar las tropas de la línea de contacto antes de la cumbre de París.

El 26 de junio de 2019, los militares ucranianos dejaron sus posiciones cerca del puesto de controles “Stanytsia Luganska”. El 29 de octubre de 2019, comenzó el proceso de separación de fuerzas y equipo en ambos lados en el área Nº2 cerca de la localidad de Zolote-4, región de Lugansk. La separación de tropas en el área Nº3 cerca de las localidades de Bogdanivka y Petrivske, región de Donetsk, comenzó el 9 de noviembre de 2019.

Desde entonces, no se ha llegado a un acuerdo sobre una nueva separación de fuerzas. Según el representante de Ucrania en el subgrupo de seguridad del Grupo de Contacto Trilateral, el comandante adjunto de la Operación de las Fuerzas Conjuntas, Bogdan Bondar, las propuestas están "bloqueadas por la parte rusa para interrumpir la implementación de la decisión de la cumbre anterior en formato Normandía el 9 de diciembre y evitar la perspectiva de una nueva reunión de los líderes del Cuarteto".

Al mismo tiempo, según la Dirección Principal de Inteligencia del Ministerio de Defensa de Ucrania, los invasores están instalando campos minados adicionales en posibles áreas de separación de fuerzas. Además, esconden en esta área obuses D-30 de 122 mm y cañones autopropulsados Gvozdika.

El experto militar Valentýn Badrak señala que “tan pronto como comenzaron las concesiones y la separación de fuerzas, vimos un aumento en la agresión rusa y, como resultado, tenemos un aumento en las pérdidas humanas, bombardeos constantes y ataques constantes, sabotajes”.

Desde principios de año, después de la Cumbre de París, 47 soldados ucranianos han muerto y hay varios heridos todos los días.

El principal obstáculo para llegar a un acuerdo es la falta de voluntad de Rusia de reconocerse como parte del conflicto en el este de Ucrania.

Mientras tanto, el presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, expresa su confianza en que durante su mandato podrá poner fin a la guerra en el Donbás. Lo afirmó en la película "El año del presidente Zelensky", que se estrenó con motivo del primer año de su elección al cargo.

“Probablemente haya victorias parciales, pero esperaremos el resultado completo cuando realmente recuperaremos nuestros territorios para Ucrania. Necesitamos un poco más de tiempo”, agregó el presidente.

Según Kurt Volker, representante especial del Gobierno de EE.UU. en Ucrania en 2017-2019, quien intervino en una videoconferencia en el Foro de Seguridad de Kyiv el 24 de abril, la postura de Zelensky y su intención de dar pasos específicos para lograr la paz en el Donbás son una manifestación de sabiduría táctica, porque no le da a Rusia razones para culpar a Ucrania de frustrar los Acuerdos de Minsk y exigir que Occidente levante las sanciones. Al mismo tiempo, "todos hemos visto que, en realidad, Rusia es la que no implementa los acuerdos de Minsk... Sabemos que lograr o no lograr la paz en el este de Ucrania está en manos de Rusia", recordó Volker.

Evaluaciones de expertos

Miriam Kosmehl, experta senior para Europa del Este y la Vecindad Europa del Programa "Europe's Future"  (Alemania), espera que la reunión ministerial virtual en el formato Normandía dé “ciertos pero pequeños pasos adicionales”. Expresó la esperanza de que sería posible lograr cosas realmente importantes solo en la próxima cumbre. Sin embargo, tal cumbre parece estar "muy lejos", ya que se ha realizado muy poco de lo acordado en París en diciembre de 2019, que, por supuesto, es muy importante.

La experta también está preocupada por el hecho de que la tregua se rompe una y otra vez.

Suzanne Stewart, experta Instituto Alemán de Asuntos Internacionales y de Seguridad (SWP) con sede en Berlín, que estudia el proceso de Minsk, también dijo que la mayoría de los puntos acordados en la cumbre de París en 2019 aún no se han completado.  Por lo tanto, es difícil imaginar lo que se puede lograr en una videoconferencia ministerial, "excepto repetir las declaraciones de la voluntad de todas las partes de continuar trabajando en la implementación de estos puntos".

Lo más preocupante, desde el punto de vista de Stewart, es el empeoramiento de la situación humanitaria en la zona de conflicto, especialmente en los territorios ocupados.

“La agenda de Rusia en relación con Ucrania no ha cambiado, y Putin y su élite extranjera han sido muy expertos en explotar las debilidades de los demás", dice la analista.

Yevgen Magda, analista ucraniano y director del Instituto de Política Mundial, cree que la reunión de los ministros de Asuntos Exteriores de los países en el formato Normandía no traerá ningún avance en el proceso de resolución de la situación en el Donbás. Lavrov, dice el experto, insistirá en enmendar la Constitución de Ucrania en aras de fijar el "estatus especial del Donbás", pero este requisito es inaceptable para Ucrania. También se romperán las astas alrededor del Comunicado de París luego de una reunión de participantes en el formato de Normandía, cada una de las partes en las negociaciones propondrá su propia interpretación de la implementación de estos acuerdos.

“Me aventuraría a decir que este año no se celebrará una reunión de los líderes del formato Normandía, ya que las contradicciones públicas siguen siendo insuperables. Sin embargo, esto no significa que Moscú esté lista para abandonar el Donbás o abandonar su deseo de imponer su propio juego en Ucrania sin ninguna mediación”, dijo Magda.

Oleksandr Volynsky, Olga Tanasiychuk

SM

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2020 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-