Joel Lyon, Embajador de Israel en Ucrania
No hay problemas sin resolver entre Israel y Ucrania, hay discusiones abiertas 
10.07.2019 16:21

El Embajador Extraordinario y plenipotenciario de Israel en Ucrania, Joel Lyon, quien dirige la embajada en Ucrania desde  finales de 2018, es un diplomático experimentado, rabino y doctor en filosofía. Trabajó en Alemania, Lituania, Canadá, Estados Unidos y en muchas misiones diplomáticas, se ocupó de los contactos con los medios. Durante un año incompleto en Ucrania, el diplomático israelí concedió muchas entrevistas a los medios de comunicación ucranianos. Tras firmar el Tratado de Libre Comercio, el Sr. Lyon habló en una conversación con el corresponsal de Ukrinform sobre las inversiones israelíes en Ucrania, las formas de superar la migración ilegal y asesoró sobre la "supervivencia" en un momento difícil para nuestro país. 

La conversación de hoy con el Embajador de Israel en Ucrania, Joel Lyon, fue sobre las expectativas del cambio de poder en nuestro país, la eficacia de la política de sanciones en general como instrumento y los aspectos humanitarios en las relaciones entre los países. 

Pregunta: ¿Qué espera Israel en relación con el cambio del poder en Ucrania durante las elecciones presidenciales y, pronto, las parlamentarias? En su opinión, ¿hay problemas sin resolver en las relaciones entre nuestros países? 

Respuesta: En cuanto a las esperanzas, por supuesto, esperamos comenzar a trabajar con el nuevo Gobierno cuando esté formado y listo para ello. También estamos a la espera de las elecciones. Por lo tanto, tan pronto como el nuevo gobierno haga pie, estaremos encantados de comenzar a trabajar con él, tal como ya estamos trabajando con el nuevo presidente. 

Hablando de problemas sin resolver, primero debe decidir qué considerar como "problema sin resolver". Tenemos muchas discusiones abiertas con Ucrania, como, de hecho, en Ucrania con nosotros. Hay temas sobre los que trabajamos. 

Por lo tanto, al final, puedo responder que no, no hay problemas sin resolver. Tenemos excelentes relaciones con Ucrania: tenemos buenas relaciones a nivel de visitas bilaterales, excelentes relaciones a nivel de la economía y desarrollamos relaciones a nivel del turismo. Así que no hay problemas pendientes, pero hay discusiones y una búsqueda de formas de mejorar lo que tenemos ahora. 

P: El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, en felicitaciones por la elección del presidente Vladimir Zelensky, lo invitó a visitar Israel. ¿Las partes ya comenzaron los preparativos para esta visita? 

R: Las discusiones sobre su preparación están en curso. Queremos que el presidente Zelensky visite Israel y que el primer ministro de Netanyahu llegue a Ucrania, estos planes no han cambiado. 

P: Ucrania e Israel firmaron un Tratado de Libre Comercio en enero. ¿Cuáles son los primeros resultados de este acuerdo que ya se sintieron en Israel? 

R: Para ver los resultados, tenemos que esperar la ratificación del Acuerdo y su implementación. . Pero por ahora, el Acuerdo de Libre Comercio entre nuestros países no puede ser ratificado por el Parlamento israelí porque no tenemos su nueva composición. 

Sin embargo, a pesar del hecho de que el Acuerdo aún no ha entrado en vigor, sus resultados ya existen en la mente de las personas. Cuando las personas desean hacer negocios, ni siquiera consideran si el Acuerdo de Libre Comercio ya está vigente o si estará vigente en el futuro. Negocios son negocios. 

P: Para Ucrania, la agresión militar de Rusia es un tema doloroso. ¿Cómo evalúa Israel su actitud hacia el derecho internacional? En su opinión, ¿cuáles son las posibles palancas de influencia en Rusia para obligarla a cumplir las resoluciones de la ONU sobre Crimea y las decisiones del Tribunal Internacional del Derecho del Mar sobre la liberación de los marineros ucranianos? 

R: No damos evaluaciones a ningún Estado del mundo, tampoco nos guasta cuando los Estados nos dan evaluaciones. Además, Israel no forma parte del Consejo de Europa; sí, somos observadores, pero no podemos cambiar la elección de los países. 

Nuestro problema, y creo que es el mayor problema del punto, es Irán. Es un país que no solo construye su arsenal nuclear, sino que también apoya el terrorismo internacional en todo el mundo, crea misiles y desarrolla tecnología militar. Así que, creo que el mundo entero debería abrir los ojos y ver qué está sucediendo. 

P: En este momento, Benjamin Netanyahu ha pedido que Europa imponga sanciones a Irán, y al mismo tiempo Israel no apoya la política de sanciones contra Rusia por su agresión contra Ucrania. ¿No ve una contradicción en esto? Es decir, ¿las sanciones son una herramienta efectiva o no? 

R: Si hablamos de sanciones en general, entonces como herramienta funcionan. Una vez más, hablo de la teoría, considerando a Irán como un ejemplo. Las sanciones contra este país han funcionado, y lo hemos visto. Una vez el mundo las abolió, Irán comenzó nuevamente a promover el terror, a desarrollar un arsenal nuclear y a continuar haciendo lo que hizo. 

Ahora bien, vemos que las sanciones son una herramienta que funciona. Pero todos deberían ser parte de este juego, todos deberían aplicar estas sanciones contra Irán. 

P: ¿Y cómo evalúa el hecho de que Francia, Alemania y el Reino Unido han anunciado el lanzamiento de un sistema de pago para que el comercio con Irán evite las sanciones de Estados Unidos? 

R: Europa tiene que elegir si quiere que las empresas europeas tengan negocios con Irán, o quiere tener negocios desde Estados Unidos. 

P: ¿Cuál es la actitud en Israel hacia la adquisición por parte de Turquía de los sistemas de misiles C400 rusos a pesar de la posición negativa de los Estados Unidos sobre este tema? 

R: Sabe que la región se encuentra en una situación difícil y, en este contexto, Turquía ya compró C400 en Rusia. ¿Será una amenaza? Tal vez, ¿pero una amenaza para quién? Israel y Turquía tienen relaciones diplomáticas, no tenemos guerra. Tenemos algunas discrepancias, algunas discusiones, no estamos de acuerdo en algunos temas, pero no hay guerra entre nosotros. 

Por lo tanto, no creo que podamos decir que es una amenaza para nosotros. Además, los Estados Unidos entienden que somos sus buenos amigos y nos uniremos a las acciones de los estadounidenses como sus aliados. 

P: Ucrania e Israel están unidos por el hecho de que ambos países viven en estado de guerra. Sin embargo, a los medios de comunicación ucranianos le reprochan a menudo que no presten mucha atención a este tema, como resultado de lo cual muchos de nuestros ciudadanos consideran que las hostilidades en el este están lejos de sus vidas diarias. ¿Cómo encuentran en Israel un equilibrio entre mantener a las personas dispuestas a defender el país y preservar su bienestar psicológico normal? 

R: El papel de los medios de comunicación es informar la situación y reportar eventos. Los medios de comunicación no tienen que preocuparse por lo que el público quiere o no quiere escuchar. Cuando algo sucede, tienen que contarlo, y un análisis de la información ya es asunto de analistas políticos o militares. Y como la gente responde a esta información, es otra cosa. 

P: Pero si la gente escucha noticias de la guerra todos los días, comienza a acostumbrarse a ellas. 

R: En Israel, cada ciudadano ya ha servido en el ejército y está en reserva o uno de sus familiares está sirviendo ahora. Así que, todos se sienten involucrados y quieren saber qué está pasando. 

Por ejemplo, en Israel escuchamos todos los días sobre otro globo sobrevolando la frontera o sobre otra piedra arrojada. Es decir, algo sucede todos los días, y la gente lo sabe. 

P: ¿Hay acusaciones contra los medios de comunicación israelíes de que difundan el "lenguaje del odio"? 

R: Cuando se trata de la libertad de expresión, cuando se trata de “hate speech”, “discurso de odio”, siempre es necesario tener en cuenta si se dañará a un grupo de personas o un individuo. Hay una línea que los periodistas no tienen que cruzar. 

P: ¿Y quién determina si esta línea ha sido cruzada? 

R: El propio periodista. 

P: Durante la campaña electoral parlamentaria en Ucrania, hay llamamientos a la paz con los habitantes de la parte ocupada de nuestro país. ¿Hay llamamientos a la paz en Israel? Si es así, ¿qué significa vivir en paz para su país? 

R: Desde hace 75 años, queremos la paz con nuestros vecinos. Golda Meir dijo una vez: "Si los países árabes deponen las armas, vendrá la paz. Si Israel depone las armas, no habrá Israel”. 

P: Su predecesor, Eliav Belotserkovsky, en una entrevista con los medios de comunicación ucranianos, dijo que la cuestión del reconocimiento por parte de Israel del Holodomor en Ucrania como genocidio no se resolvería hoy ni mañana, pero el diálogo sobre este tema debería promoverse. 

R: Puedo repetir lo que ya se ha dicho. Esta es una discusión de hechos históricos. Y esta es la esfera de los historiadores: resolver este problema y encontrar una solución, sin agregar la política a los hechos históricos. 

Todos están de acuerdo en que el Holodomor es una tragedia. Todos están de acuerdo en que millones de personas murieron en Ucrania y murieron de hambre. Existen discrepancias con respecto a los hechos históricos: ¿por qué sucedió exactamente esto? Y para resolverlas, se necesitan historiadores que estén libres de puntos de vista políticos. 

P: No hay antisemitismo en Ucrania como política estatal, el año pasado no se registraron ataques basados en el antisemitismo, pero habló sobre la necesidad de adoptar una definición general de antisemitismo en nuestro país. ¿Cuáles son sus argumentos? 

R: Realmente le pedí a Ucrania que aceptara esta definición y vuelvo a pedirlo. Porque, por ejemplo, afirma que no hubo ataques por motivos de antisemitismo en Ucrania, y yo digo que sí. Esto es posible porque nuestras definiciones de antisemitismo son diferentes. Y para evitar esto, lo primero que debe hacer es adoptar una definición general de antisemitismo, formulada por la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA, International Holocaust Remembrance Alliance). 

P: ¿Muchos países ya han adoptado la definición de antisemitismo según la IHRA? ¿Israel expresa propuestas similares a otros países, en particular a Rusia? 

R: Ya lo ha hecho, por ejemplo, el Reino Unido, Alemania, Austria y Francia, este problema ahora está siendo considerado por el Consejo de Ministros, Lituania, Macedonia, y muchos otros países. Pero es importante hacerlo a nivel de la Unión Europea. 

En el sitio web del enviado especial para la prevención del antisemitismo hay un llamamiento a todos los países de la UE a que adopten la definición de la IHRA. 

Además, la OSCE intentó adoptar la definición de la IHRA. Sabe que las decisiones de esta organización se adoptan por consenso, pero un país no estuvo de acuerdo y esto fue Rusia: dijeron que no lo necesitan. Pero yo creo que es necesario. 

Las cosas van de tal manera que, como usted mismo dijo, hay antisemitismo a nivel estatal, pero hay antisemitismo de grupos. Y hay una diferencia entre ellos. Hay partidos antisemitas en Ucrania y hay personas antisemitas que, sin ningún problema, propagan discursos de odio en Facebook y en las redes sociales. De alguna manera debe ser detenido. No digo que este no sea el caso en otros países, allí también sucede. Pero nuevamente, cuando tiene la definición de antisemitismo, puede detener a estas personas diciendo que tales declaraciones no son libertad de expresión. 

Una situación similar en Francia fue el ímpetu para adoptar tal definición, y ahora pueden luchar con todos esos grupos. 

La definición de antisionismo, que también forma parte del antisemitismo, también es importante hoy en día. 

P: ¿Qué estereotipos sobre Ucrania y los ucranianos existen en Israel? 

R: El hecho de cómo se perciben los ucranianos en Israel es la competencia del Embajador de Ucrania en nuestro Estado. Para mí, la pregunta debería ser la opuesta: ¿cuáles son los estereotipos de los ucranianos sobre los israelíes? Esto es en lo que tengo que trabajar. 

Creo que aquí la percepción es doble: en primer lugar, sé que los ucranianos aman a Israel y que a menudo lo ven como un modelo. Estoy muy orgulloso de esto. Pero, por otro lado, en Ucrania, Israel a menudo se asocia con los hasidim, que vienen a Uman. Este es un estereotipo que me gustaría cambiar, porque Israel es un país multicultural. 

P: Y la pregunta final: Sr. Embajador, usted sirvió en el ejército, es doctor en filosofía y rabino. ¿Cuál de las habilidades adquiridas durante estas actividades le ayudan a ser diplomático? 

R: Primero, le voy a recordar que todos en Israel sirven en el ejército. Segundo, soy diplomático desde hace 27 años. Creo que un diplomático llega a la diplomacia porque es la mejor manera de servir a su país. A hacer esto, ayuda todo lo que era antes en la vida, y no algunas habilidades individuales. Después de todo, si tiene cierta calidad, entonces la tiene, si no, entonces no, ¡todo es muy simple! 

Nadiya Yurchenko, Kyiv  

SM

SM

Al citar y utilizar cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de Internet, al artículo citado, que esté no más abajo del primer párrafo del texto de ukrinform.es. Además, es posible citar los materiales traducidos de los medios de comunicación extranjeros siempre que haya enlace al sitio web ukrinform.es y al sitio web del medio extranjero. Citar y utilizar los materiales en medios de comunicación fuera de línea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible solo con el consentimiento expreso por escrito de Ukrinform. Las noticias y publicaciones marcadas como "Publicidad" y "PR", así como los artículos de la sección “Comunicados” se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido corre a cargo del anunciante.

© 2015-2019 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»

búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-