La visita de Poroshenko a la ONU o ¿por qué Rusia está perdiendo?

La visita de Poroshenko a la ONU o ¿por qué Rusia está perdiendo?

328
Ukrinform
Cada vez más países se pronuncian a favor de la posición ucraniana.

¿Sabía el presidente Putin antes del nuevo periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU que no debería ir personalmente a Nueva York en septiembre para demostrar que “merecía un saludo con un apretón de mano" de los líderes mundiales? Él ciertamente lo entendió y, por lo tanto. mandó a Estados Unidos a Lavrov que encabezó una delegación oficial. La razón es simple: Rusia había comenzado a perder en todos los frentes diplomáticos, y el mundo ha sido testigo de esto en los últimos días y semanas. Moscú está perdiendo terreno rápidamente en las Naciones Unidas. La cantidad de personas que hasta hace poco la apoyaban en las votaciones clave se ha reducido notablemente. Pero no es solo eso. Ucrania está recibiendo cada vez más apoyo internacional en muchas áreas, desde la oposición común a la agresión de la Federación Rusa hasta el regreso de rehenes ucranianos del Kremlin, lo que ha confirmado la visita de Poroshenko a la ONU.

RUSIA Y EE. UU.: PRECISIONES PARA PUTIN

A pesar del hecho de que la administración del presidente Trump recientemente ha reforzado consistentemente las sanciones contra Rusia, el Kremlin no pierde la esperanza de que el jefe de la Casa Blanca continúe insistiendo públicamente en mejorar las relaciones bilaterales. Al menos cada vez que Trump habló sobre la necesidad de un acercamiento, los medios rusos recogieron y compartieron sus declaraciones para mostrar una vez más que quiere tratar con Rusia. Por lo tanto, la política exterior del Kremlin fue correcta. Sin embargo, esta vez no fue así. Trump no solo suspendió su "retórica amistosa", sino también firmó un decreto la semana pasada para preservar la competencia de la Secretaria de Tesoro y del Departamento de Estado de EE. UU. en materia de reforzamiento de sanciones contra Rusia. El Departamento de Estado aprovechó esto de inmediato, anunciando literalmente antes del inicio de la nueva Asamblea General de la ONU sobre la imposición de las sanciones a 33 personas físicas y jurídicas de la Federación Rusa.

Donald Trump

La razón de esta "sorpresa" poco amigable para el Kremlin es probablemente las próximas elecciones al Congreso (en noviembre), donde los republicanos quieren mantener la mayoría en ambas cámaras. Así, Donald Trump, aparentemente se da cuenta qué posición debería apoyar contra el agresor para ayudar a sus compañeros de partido que ganen las elecciones.

Al mismo tiempo, en la administración del jefe de la Casa Blanca están hablando aún más abiertamente de la amenaza de Moscú, desde la interferencia en unas nuevas elecciones hasta la proliferación y el uso de las armas químicas. Lo declararon la representante permanente ante la ONU, Nikki Haley (Estados Unidos preside el Consejo de Seguridad de la ONU), el secretario de Estado, Mike Pompeo y el asesor de Seguridad Nacional del presidente de Estados Unidos, John Bolton. Además, Estados Unidos recurrió a una presión muy activa en la ONU sobre Siria e Irán, antiguos aliados del Kremlin que podrían optar incluso por el uso de las armas de destrucción masiva (por supuesto, no sin una “mano de Moscú”) por el bien de su propio régimen.

Para Putin, todo esto significaba una sola cosa: no había nada de qué alardear en los márgenes de la Asamblea General. Además, ni siquiera pudiera soñar con encontrarse con Trump.

UN MAYOR AISLAMIENTO DE RUSIA

No se trata solo de la posibilidad de contactos entre presidentes, aunque que Trump, como vemos, tiene sus propios enfoques y mantiene contactos de buena voluntad con los dictadores. Rusia comenzó a perder en todos los frentes. Literalmente, en vísperas del debate de alto nivel en Nueva York, la Asamblea General incluyó un punto "Situación en los territorios temporalmente ocupados de Ucrania" en su agenda permanente por la mayoría de los votos. Por supuesto, es importante aquí que a partir de ahora la situación en el Donbás será abordada en la ONU desde el punto de vista de la presencia de las tropas rusas allí, y no de algunas "milicias del pueblo", en lo que insisten en el Kremlin. Y esto continuará de manera permanente, hasta que la Federación Rusa ponga fin a la ocupación.  

Sin embargo, lo que es más importante, es que durante la votación sobre este punto, Moscú, como resultado, perdió significativamente la capacidad de promover su propia agenda. Si en 2016 y 2017, durante la consideración de las resoluciones en la Asamblea General de la ONU sobre Crimea, Rusia fue firmemente apoyada por 25 países, esta vez su número se redujo a 12. Son Belarús, Kazajstán, Armenia, Siria, Irán, Venezuela, Cuba, Burundi, Myanmar, Nicaragua, Sudán y Filipinas. Digamos directamente, no es impresionante.

Por otra parte, cada vez más países apoyan directamente la posición de Ucrania en la ONU. Varias docenas de reuniones formales e informales del presidente Poroshenko en los márgenes de la Asamblea General y del titular de Exteriores Klimkin confirmaron que el mundo percibe la lucha de Ucrania como un precedente de la resistencia a un miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, que usa su derecho de veto para extender la agresión en la escala mundial. Como confirmaron los miembros de la delegación de Ucrania, los países de Europa, Asia, e incluso América Latina y otras regiones están interesados en poner fin a la práctica impune de Rusia de ignorar el derecho internacional y socavar el orden mundial pacífico. Y, por supuesto, también es una señal significativa a Moscú sobre un mayor aislamiento, sobre la aproximación de la derrota final en la ONU y la perdida de posibilidad de manipular con el derecho de veto en el Consejo de Seguridad, que no se descarta.

REFORZAMIENTO DE LA CAPACIDAD DEFENSIVA DE UCRANIA

Otro punto importante de la visita de la delegación ucraniana encabezada por el presidente a Estados Unidos fue una demostración de apoyo militar a la soberanía e integridad de Ucrania por EE. UU. en el contexto de la expansión rusa militarizada en el mar de Azov. Estados Unidos realizó la entrega a Ucrania de dos patrulleros clase "Island", que, según sus características, son capaces de llevar a cabo misiones de combate en aguas poco profundas del mar de Azov.

"Rusia ocupó Crimea, continúa manteniendo el conflicto en el Donbás y trata de cambiar las fronteras con el uso de la fuerza. La agresión no es solo una amenaza a Ucrania, sino para toda la región, Europa, Estados Unidos y la estabilidad de todo el orden mundial", formuló la posición de Estados Unidos en la ceremonia de entrega de patrulleros en Baltimore el asistente del jefe del Pentágono, Robert Karem. Llamó la atención sobre las amenazas tanto militares como hibridas procedentes de Rusia contra el país socio de OTAN que "socavan los esfuerzos de los gobiernos y amenazan la paz y la estabilidad en el mundo".

El presidente Poroshenko, por su parte, dijo que era una prueba de que Ucrania se convirtió en “flanca oriental de facto de la OTAN", mientras que la cooperación en materia de defensa con EE.UU. sólo se amplía entra en una una nueva dimensión. Porque la entrega de patrulleros se hace realidad tras la reforma legal en Ucrania y se ha convertido en un precedente para la interacción directa entre los organismos de defensa de EE.UU. y Ucrania, sin "Ukroboronprom" y otros intermediarios, en lo que insistieron los socios occidentales. Esto significa que a partir de ahora la posibilidad de celebrar tratados internacionales por la parte ucraniana en materia de defensa ofrece nuevas oportunidades y escalas. El propio Occidente está interesado en la localización de la amenaza rusa y prohibición de su avance, en particular en la región europea.

El programa de la delegación ucraniana también incluía otros puntos no menos importantes. El presidente personalmente llamó la atención de la Asamblea General sobre la práctica de la Federación Rusa de retener a rehenes políticos, torturar a los ucranianos en prisiones y hacer caso omiso de los derechos humanos en los territorios ocupados. Poroshenko recordó la necesidad del despliegue de una misión de mantenimiento de paz de la ONU bajo el mandato del Consejo de Seguridad en Donbás para evitar que el número de víctimas ucranianas aumentara. El presidente de Ucrania, una vez más instó al mundo a "dar una respuesta fuerte" al agresor y no esperar que cualquier otro país de la ONU se convirtiera en víctima. Hizo un llamamiento al mundo para que obligara a Rusia a cumplir con la sentencia de la Corte Internacional de Justicia.

Y esto no era sólo un acento de la política ucraniana, respaldada por el mundo civilizado. Esto confirmó el fracaso grave, por no decir fatal, de la diplomacia rusa, que podría perder más en caso de que no se detenga y, posiblemente, provocar cambios significativos en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Yaroslav Dovgopol, Nueva York

AV

Para las citas y el uso de cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de internet, hacia el artículo citado, que este no más abajo del primer parrafo del texto de ukrinform.ua. La cita y el uso de los materiales en medios de comunicacion fuera de linea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible sólo con el consentimiento escrito de ukrinform.ua. Materiales etiquetados con "Publicidad" y "PR", así como materiales del bloque "Comunicados" se publican como anuncios. La responsabilidad de su contenido la asume el anunciante.

© 2015-2018 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»
búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-