Transcurridos cuatro años, no nos olvidamos de la Crimea ilegalmente ocupada

Transcurridos cuatro años, no nos olvidamos de la Crimea ilegalmente ocupada

297
Ukrinform
Artículo de los ocho ministros de Asuntos Exteriores europeos.

Hace cuatro años, el 18 de marzo de 2014, Rusia dio el paso final para ocupar ilegalmente Crimea, una parte del territorio soberano de Ucrania que Rusia había reconocido como tal en varios tratados internacionales.

La toma de poder por Rusia incluyó una serie de acciones igualmente ilegales: desde el uso de las tropas de élite rusas encubiertas hasta la organización apresurada, en violación de las leyes ucranianas e internacionales, de un "referéndum" ilegítimo.

El presidente Putin inicialmente afirmó que esas tropas no tenían ninguna relación con Rusia, pero luego admitió que había ordenado la toma de poder completa a finales de febrero de 2014. Más tarde condecoró generosamente a los militares rusos con medallas por haber realizado la ocupación.

Los habitantes de Crimea repentinamente se encontraron viviendo bajo el gobierno de facto de Moscú. Posteriormente fueron obligados a obtener la ciudadanía rusa y a servir en las Fuerzas Armadas rusas, habiendo sido ambos casos una violación del derecho internacional.

Se han aplicado políticas represivas amplias que han dado lugar a abusos generalizados contra los derechos humanos, tales como encarcelamientos por motivos políticos, cierre de medios de comunicación y escuelas, y varios casos de asesinatos y desapariciones.

El pueblo tártaro de Crimea y los ucranianos étnicos, muchos opuestos a la anexión ilegal, se han visto especialmente afectados. Decenas de personas fueron condenadas por cargos inventados, como era la terrible sentencia de 20 años de prisión por actos de "terrorismo", que le fue dictada a Oleg Sentsov, director de cine ucraniano.

Sentsov y más de 60 presos políticos deben ser liberados inmediatamente. La grave situación de los derechos humanos en Crimea, según lo informa la Misión de Observación de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ucrania y otros, debe abordarse sin demora.

El acceso debe ser otorgado a las organizaciones internacionales de monitoreo. Algunas valientes organizaciones de la sociedad civil han asumido la difícil tarea de defender los derechos humanos. Merecen nuestro apoyo total.

Rusia afirma que la "anexión" representa "nuevos hechos sobre el terreno". Hoy, la afirmación de que Crimea es una parte de Ucrania de acuerdo con el derecho internacional puede considerarse como un acto de separatismo y sancionarse por la ley.

No al reconocimiento internacional

Pero los reclamos de Rusia sobre Crimea no han sido reconocidos por cualquier otro actor internacional. Sus violaciones del derecho internacional y la continua militarización de Crimea han sido ampliamente condenadas por la comunidad internacional.

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha aprobado una serie de resoluciones, en las que se reafirma el compromiso con la integridad territorial de Ucrania.

Junto con muchos otros socios, incluidos Estados Unidos, Canadá y Noruega, la Unión Europea ha implementado una política del reconocimiento y las sanciones, aplicable a las a personas y entidades que han promovido la anexión ilegal.

La construcción del puente de Kerch se considerará en este contexto. La UE también ha introducido una prohibición al comercio y la inversión, así como restricciones aplicables a los viajes y el turismo.

Además, la UE no reconoce las elecciones celebradas por Rusia en Crimea.

No permitiremos que Crimea desaparezca de la agenda internacional.

Con este fin, la Alta Representante de la UE, Federica Mogherini, hace una declaración anual sobre Crimea en nombre de la UE. Mientras continúe la anexión ilegal, se mantendrán en vigor las medidas restrictivas y las sanciones.

La ocupación ilegal de Crimea aumenta los riesgos de seguridad en la región del mar Negro, pero tiene repercusiones mucho más allá de la región.

Se trata también de la actual agresión rusa en el Donbás, que también viola la orden de seguridad europea, un conjunto de reglas y principios que han servido como base para la estabilidad y seguridad de Europa desde el final de la Guerra Fría.

Lo que sucedió en Crimea no sólo se refiere a Ucrania, sino les concierne a todos. Es por eso que no olvidaremos ni abandonaremos a Crimea.

Anders Samuelsen, ministro de Asuntos Exteriores de Dinamarca

Sven Mikser, ministro de Asuntos Exteriores de Estonia

Edgars Rinkēvičs, ministro de Asuntos Exteriores de Letonia

Linas Linkevičius, ministro de Asuntos Exteriores de Lituania

Jacek Czaputowicz, ministro de Asuntos Exteriores de Polonia

Teodor Viorel Meleșcanu, ministro de Asuntos Exteriores de e Rumania

Margot Wallström, ministra de Asuntos Exteriores de Suecia

Pavlo Klimkin, ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania

Bruselas, 16 de marzo 

Original del artículo en inglés: https://euobserver.com/opinion/141353

AV

Para las citas y el uso de cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de internet, hacia el artículo citado, que este no más abajo del primer parrafo del texto de ukrinform.ua. La cita y el uso de los materiales en medios de comunicacion fuera de linea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible sólo con el consentimiento escrito de ukrinform.ua. Los materiales marcados con “Publicidad” se publican como la publicidad.

© 2015-2018 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»
búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-