Un viento frío para el Nord Stream

Un viento frío para el Nord Stream

212
Ukrinform
No se pone fin a las batallas sobre el tema del gasoducto “Nord Stream 2”. 

Esta semana, el 8 de noviembre, la Comisión Europea preparará propuestas para reglamentar las condiciones para el uso de los gasoductos marítimos en el marco de la legislación europea. El documento debería incluir elementos tan desagradables para Moscú como el acceso no discriminatorio al gasoducto de otros proveedores de gas, la división de empresas que participan en el proyecto según los principios de producción y transporte, la transparencia en la asignación del costo del transporte de las materias primas. Es decir, los requisitos del Tercer paquete energético de la UE.

El proyecto será enviado al Parlamento Europeo y se distribuirá para su aprobación por los Estados miembros de la UE. De estos últimos depende si sea rápida (o lenta) su entrada en vigor. La CE espera adoptar un nuevo proyecto de ley hasta finales de 2018, es decir, antes de la finalización prevista de la construcción de Nord Stream 2. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, no hace previsión acerca de una decisión consensuada sobre esta construcción “en los próximos meses”. La práctica también demuestra que las decisiones en la UE, especialmente en el ámbito de la energía, pueden tomarse durante años.

Sin embargo, en Rusia, que se opone en gran medida a la aplicación a su notable gasoducto de los requisitos del Tercer paquete energético, se siente una perturbación, en espera de otro truco de parte de Bruselas. La posición irreconciliable de varios países, principalmente de Polonia y los Estados bálticos, es bien conocida. Teniendo en cuenta también que en el parlamento danés el 12 de octubre comenzaron a considerar un proyecto de ley, que contemplaba la revisión de los proyectos que atraviesan sus aguas territoriales en términos de la coherencia con los intereses de la seguridad del Estado. Este documento puede convertirse en ley a partir del 1 de enero de 2018 y es completamente capaz de bloquear Nord Stream 2.

A aquellos países que no ven el proyecto Nord Stream 2 como el desafío a la creación de un mercado del gas bien diversificado y competitivo, les contestó Klaus-Dieter Borchardt, director de los asuntos del mercado interno de la Dirección General de Energía de la Comisión Europea. "No estamos de acuerdo con “Gazprom” u otros Estados miembros en lo que estos 55 mil millones de metros cúbicos (que se los planea bombear por el gasoducto) sean volúmenes extra. Para nosotros, esto es una redirección (de un flujo de gas). Para la Comisión es extremadamente importante que este gasoducto funcione en el marco de una regulación legal clara", dijo Borchardt. Obviamente, no es necesario explicar qué significa "redirección".

FACTOR NORTEAMERICANO

La situación en Rusia, que a su vez a través de los grupos de presión se vio obligada a luchar y seguir haciendo su trabajo, resulta desfavorable, incluso debido a la ley de agosto sobre las sanciones de Estados Unidos, que causaron tanta emoción. Estas pueden ser impuestas por el presidente de Estados Unidos sobre aquellas personas que tienen la intención de invertir en la construcción de gasoductos de exportación rusos más de 5 millones de dólares por año o 1 millón de dólares como único importe, o proporcionar servicios, tecnologías o apoyo informacional para los proyectos. Además, la ley declara por separado que EE.UU. seguirá oponiéndose a la construcción del gasoducto Nord Stream 2.

Esto podría ser utilizado de manera hábil por los oponentes europeos del proyecto para presionar sobre Moscú y, por lo menos, obligarla a cumplir sus condiciones, incluso acordar la participación de los europeos en la gestión de gasoductos.

Sin embargo, la cuestión de las posibles sanciones contra Nord Stream 2, como se vio después, resultó ser muy controvertida. Se trata de los contratos entre "Gazprom" y cinco empresas europeas (Engie, OMV, Royal Dutch Shell, Uniper y Wintershall), que se han concluido a finales de abril del año corriente, y las medidas sancionadoras previstas en el caso de grandes inversiones por instituciones financieras y corporativas extranjeras en proyectos de exportación de energía rusos - después del 2 de agosto de 2017. Así queda escrito con tinta negra sobre blanco en un comunicado en el sitio web del Departamento de Estado de Estados Unidos del 31 de octubre. Y este momento está siendo activamente discutido en los medios de comunicación rusos, que tratan de interpretarlo, atrayendo a diversos comentaristas y diciendo que futuras sanciones de Estados Unidos no afectarán a sus tuberías.

A propósito, parece interesante una información disponible con referencia a la base de datos del Senado de EE.UU., sobre el hecho de que la compañía Nord Stream 2, que pertenece a Gazprom, solo en el periodo de julio a septiembre de este año ha gastado al menos 880 mil dólares del total de casi un millón previsto oficialmente este año para el cabildeo de sus intereses en Washington, utilizando los servicios de tres empresas: Capitol Counsel, Hawksbill Group y Roberti Global. ¿Puede ser que de aquí proviene una redacción tan ingeniosa de las aclaraciones de la ley?

Es curioso también otro anuncio reciente de que Gazprom ha decidido reducir su inversión en la construcción de Nord Stream 2 este año en un 7,5% (hasta ascender a 102,4 mil millones de rublos), mientras que, por el contrario, ha incrementado en otras rutas de exportación. Esto se ha explicado, sin embargo, por variaciones en la tasa de cambio. ¿Acaso no es una confirmación indirecta de que el monopolista ha decidido al menos esperar hasta que cambie la situación?

INTERÉS ALEMÁN

El pulpo del gas ruso, como antes, sigue contando con Alemania, hacia donde, de hecho, amplía el gasoducto. Pero aquí, absolutamente inesperadamente, en el horizonte, aparecieron nubes, aunque pequeñas.

A finales de la semana pasada en Berlín, se completó la primera etapa de conversaciones preliminares sobre la creación de una coalición gubernamental. “Jamaica” (según los colores de las banderas de partidos de los participantes) se llama matrimonio de conveniencia, no hay alternativa al UDC/USCB/PDL/Verdes actualmente en Alemania, salvo unas nuevas elecciones al Bundestag.

Los primeros 10 días de consultas-sondeos finalizaron con la aparición de una serie de documentos conjuntos, a saber, los ocho, que se referían a cuestiones que requieren una mayor discusión. Entre ellos se encuentra un documento sobre política exterior y seguridad. Puede ser “importante” que los participantes de un gobierno muy probable no hayan mencionado ni una palabra sobre Ucrania, tampoco las sanciones contra Rusia, pero han declarado el deseo de desarrollar buenas relaciones con Rusia.

Otra cosa interesante puede ser lo que no se incluyó en los documentos intermedios. A saber, las observaciones sobre el gasoducto de los diputados del Bundestag de los partidos que mantienen las negociaciones sobre la coalición.

Putin, Schröder 

Como se sabe, el gobierno anterior de la República Federal de Alemania, en gran medida debido a la posición de los socialdemócratas, promovió este proyecto en todos los sentidos. El cabildero activo del gasoducto era el jefe del Ministerio de Asuntos Exteriores, antiguo ministro de Economía, vicecanciller, Sigmar Gabriel. Su buen amigo y colega en el partido, socialdemócrata, Gerhard Schröder, además de ocupar otros altos cargos en estructuras energéticas rusas, preside el Consejo de Directores de Nord Stream 2 y también dirige el Consejo de Accionistas de Nord Stream 1. Schröder suele reunirse con Vladimir Putin fácilmente.

El principal argumento para persuadir a los escépticos es el dinero, lo que encuentra una respuesta de los alemanes, conocidos por su sistema económica. Los consumidores europeos una vez arrancado el nuevo gasoducto, supuestamente ahorrarán en 2020 en las importaciones de gas alrededor de 8 mil millones de euros a precios corrientes para el gas licuado, y si la demanda y los precios del GNL sean altos, el total de ahorro de la UE será de 24 mil millones de euros. Este cálculo fue realizado por el centro analista ER&S en Colonia. Una pequeña advertencia: la propia investigación fue realizada a petición de la parte rusa, pero los autores afirman que este hecho no afectó a sus resultados. Y siguen pensando en los mismos "volúmenes extra".

Pero en el gobierno de la República Federal de Alemania no sólo hay personas para quienes ingresos son el factor decisivo. Y en el nuevo gobierno la situación puede ser algo diferente a la anterior.

"Este tema no puede ser visto por la nueva coalición como si fueran compañías individuales o incluso individuos", dijo Norbert Röttgen, diputado del Partido Demócrata Cristiano (CDU), presidente del Comité de Política Exterior en el parlamento anterior, y señaló que este tema adquiere un significado estratégico para un número cada vez mayor de los países de la UE.

"El proyecto frena las energías renovables y es una ‘manzana de la discordia’ para Europa", dijo Oliver Krischer, subdirector de la fracción de “Los Verdes” en el parlamento. Está entre los que están convencidos de que este proyecto solo aumenta la dependencia de Alemania y la UE del "presidente autocrático que es Putin". El partido, dijo, aboga por una nueva evaluación de la viabilidad del proyecto.

El líder del Partido Democrático Libre, Christian Lindner, quien fue duramente criticado en relación con las declaraciones de verano sobre la necesidad de "alentar" a Rusia, parece haber decidido lidiar con la situación con fuertes contra-declaraciones. Tales, por ejemplo, como si esté resueltamente dispuesto a "finalizar inmediatamente las conversaciones sobre el gasoducto Nord Stream 2, si Rusia no regrese al marco de cooperación".

POLÍTICA Y NEGOCIOS

En un comentario a Ukrinform el diputado del Bundestag, miembro del PDL, ex secretario de Asuntos Exteriores, Michael Georg Link, aseguró que los liberales alemanes tienen la opinión "muy crítica" sobre el proyecto del gasoducto, ya que no es el producto de un diseño común europeo. Y nos gustaría que se implemente desde el principio con el pleno consenso de todas las partes. "Queremos cooperar con Rusia, pero no a expensas de los socios europeos. Esto sólo es posible si Europa tenga una postura única, si no haya algunos Estados de la UE negociando con Rusia para celebrar los acuerdos por separado, y otros miembros de la UE que expresen la crítica no participan", dijo el interlocutor de la agencia.

Alemania, como la potencia más fuerte de la UE, no debe negociar con Moscú por encima de otros, sean polacos o naciones de los Estados bálticos, está seguro Link.

Él cree que es importante tomar en cuenta los intereses tanto de los Estados del Báltico, como de Polonia, Ucrania, Eslovaquia, Finlandia, Suecia... "Creemos que a través de este proyecto el papel de Ucrania y Hungría se ve afectado (como país de tránsito), destaca el político. Asimismo señala que es poco probable que el proyecto sea suspendido, ya que realmente está casi listo, tal vez uno sea capaz de cambiar algo. Pero en el futuro, no podemos repetir los mismos errores. Link también dijo que el proyecto, desde una perspectiva alemana, en ningún caso es un "proyecto oficial del gobierno", sino exclusivamente económico, comercial, que tiene, sin embargo, "efectos secundarios políticos y enormes consecuencias políticas, que son cruciales para la política". Y en este caso es imposible separar la economía de la política.

En cuanto a los negocios, aboga por la continuación de la discusión y la búsqueda de un compromiso justo". La posición "Chavales, vivamos en paz" en una entrevista a Ukrinform fue expresada por el director ejecutivo del Comité Alemán sobre la Economía de Europa del Este, Michael Harms. La estructura de los intereses comerciales alemanes mira a Nord Stream como "un proyecto muy correcto y útil no sólo para Alemania, sino también para la seguridad energética de toda la Unión Europea". Es cierto, reconoce Harms, que los pensamientos aquí pueden ser diferentes.

Él ve el error en la falta de visión de la estrategia por Moscú, que desde el principio anunció que después de la finalización de la construcción del gasoducto, Ucrania se cerrará como una ruta de tránsito. "No es absolutamente nuestra posición. Creo que la seguridad energética de Ucrania es un tema muy importante y siempre debe tenerse en cuenta durante estas negociaciones", aseguró Harms. Él cree que se puede encontrar un compromiso. Según el funcionario, que expresa los intereses de las empresas alemanas, aquí hay un lugar tanto para Ucrania como país de tránsito, como también para tales proyectos como Nord Stream.

“Benditos los que creen…”. No todos creen y, como se sabe, muchos están convencidos de que Europa dependerá de Rusia, profundizando su adicción de gas.

El jefe del Programa de Europa del Este, Rusia y Asia Central en el Centro de Robert Bosch del Consejo Alemán de Relaciones Exteriores, Stefan Meisters, a diferencia del director ejecutivo del Comité Alemán sobre la Economía de Europa del Este, cree que es poco probable que se pueda encontrar una solución que “haga que todos sean felices".

El politólogo ve una parte del problema en el hecho de que la canciller alemana, Angela Merkel, simplemente no quería entrar en conflicto con el negocio dentro del país, tampoco con colegas en el gobierno, socialdemócratas, y de hecho subestimó el impacto destructivo y provocativo de este gasoducto dentro de la UE, y el tipo de daño que puede hacer, incluyendo a la imagen de la propia Alemania. Tal vez Merkel esperaba que fuera Bruselas quien resolviera la situación, que dejara de ser un "problema alemán", y que ella no estuviera involucrada. Pero Bruselas no resolverá el problema, está convencido Meisters.

Los expertos hacen previsión de que en la futura coalición, si haya "Jamaica", habrán conflictos sobre este gasoducto. Meister no creyó en las palabras de Lindner, y confía en el apoyo de los liberales. "El partido tiene políticos que abogaron por la necesidad de cooperación con Rusia, y también tiene muy fuertes vínculos con el negocio", dijo. La situación de hoy demuestra que el MAE puede ser encabezado por un ministro "verde", el Ministerio de Hacienda – por un liberal, el Ministerio de Economía - por alguien del UDC. Sin embargo, mucho todavía depende de Merkel, pero ella no va a decir nada, tratará de alejarse, dice el analista. "Pero si no dice nada al respecto, entonces lo apoya", subrayó, añadiendo que si la primera ministra no hace nada, sólo permite a otros jugadores continuar jugando.

Rusia resulta beneficiaria, obteniendo la oportunidad de dividir a los miembros de la UE y a los socios transatlánticos. En esto ella tuvo éxito. La influencia del cabildeo energético de Moscú no puede subestimarse.  A estos fines se asignaron enormes fondos y se utilizan relaciones al más alto nivel. E incluso en las cabezas de los políticos con una mentalidad crítica aparecen pensamientos de que tal vez con la ayuda de este proyecto uno puede hacer de alguna manera que Rusia vuelve a la cooperación buena, y luego, quien sabe, a los cambios en otras áreas. Este es un gran error.

Olga Tanasiichuk, Berlín.

AV

Para las citas y el uso de cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de internet, hacia el artículo citado, que este no más abajo del primer parrafo del texto de ukrinform.ua. La cita y el uso de los materiales en medios de comunicacion fuera de linea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible sólo con el consentimiento escrito de ukrinform.ua. Los materiales marcados con “Publicidad” se publican como la publicidad.

© 2015-2017 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»
búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-