Sven Mikser, ministro de Asuntos Exteriores de Estonia
Estamos trabajando internamente en la UE para continuar presionando a Rusia, y no solo con sanciones
18.10.2017 14:55 183

Desde el 1 de julio hasta el 31 de diciembre de 2017 Estonia preside la Unión Europea. El inicio de las negociaciones de la UE con el Reino Unido sobre el Brexit y el problema agudo de los migrantes, sin duda, tienen una gran influencia en la agenda de la presidencia. Sin embargo, para Estonia esto no fue una excusa para negarse a implementar las prioridades que esbozó. La prioridad clave es la promoción del desarrollo digital en la UE, un componente del cual es la seguridad cibernética. Al mismo tiempo, Estonia también presta mucha atención a Ucrania, en materia de asistencia en reformas y esfuerzos internacionales para disuadir la agresión rusa, dijo el ministro de Asuntos Exteriores de Estonia, Sven Mikser, en una entrevista con Ukrinform.

Pregunta: Sr. ministro, la cumbre de la UE se celebró en Tallin en septiembre. ¿Qué deseaba lograr Estonia como país anfitrión, que determinaba la agenda de la reunión?

Respuesta: Esta cumbre que en realidad fue la única reunión de alto nivel durante nuestra presidencia en la UE, se centró principalmente en la agenda digital. En los últimos años, esta dirección se ha convertido en una especie de marca de Estonia. Realmente creemos sinceramente que nuestro futuro común es en gran parte digital. Y durante la presidencia de la Unión Europea, Estonia quiere avanzar en esta dirección. Creemos que facilitar la libre circulación de la información e incluirla en la lista de libertades fundamentales de la Unión Europea tendrá un efecto económico significativo, hará que Europa sea más competitiva.

Por lo tanto, hay mucho en la agenda digital que queremos avanzar durante nuestra presidencia, pero también nos aseguramos de que estos asuntos permanezcan sobre la mesa después de nuestra presidencia. Y en gran medida, esta cumbre se trató de poner a todos los Estados miembros de la UE en la misma página con respecto al desarrollo digital, y obviamente este desarrollo viene con nuevas amenazas. Por lo tanto, la seguridad cibernética es también una parte muy importante de esta agenda digital: construir nuestros sistemas, plataformas y formas de cooperación de tal manera que no sean vulnerables a los ataques cibernéticos u otros delitos cibernéticos o amenazas que existen en la esfera digital.

Y luego, además de esta agenda digital, otro tema que se debatió entre los jefes de Estado y Gobierno fue el futuro de Europa. Eso es algo que ha sido muy importante particularmente después del voto Brexit y después del lanzamiento de las negociaciones Brexit. Cómo será la Europa del futuro: sea como un marco institucional o la gobernanza en las áreas de política socioeconómica. Queremos alentar el esfuerzo intelectual en esa área también.

P: ¿Qué actividades importantes se esperan antes del final de la presidencia de la UE?

R: La cumbre de la Asociación Oriental que se celebrará en noviembre en Bruselas es un evento muy importante en nuestro calendario de presidencia. Tuvimos una serie de medidas preparatorias, involucramos a los socios orientales en algunas reuniones ministeriales celebradas  en Tallin. Organizamos conferencias (algunas de ellas todavía no se han llevado a cabo, se celebrarán en octubre) que preparan las bases para esa reunión a nivel de cumbre en Bruselas.

También durante nuestra presidencia tenemos la cumbre UE-África que también se celebrará en noviembre en  Abiyán, Costa de Marfil. Esta cumbre se centrará principalmente en proporcionar oportunidades para las generaciones más jóvenes, pero nos gustaría que la agenda digital también forme parte de la cumbre.

P: ¿Qué medidas relacionadas con la política ucraniana, las relaciones de Ucrania con la UE, con Estonia, que ya han pasado o se realizarán durante estos seis meses, observaría en particular?

R: Fue la cumbre UE-Ucrania (celebrada los 12-13 de julio en Kyiv – ed.) que resumió el desarrollo de las relaciones entre la Unión Europea y Ucrania. Eso fue, creo, un evento muy importante. Creo que el hecho de que finalmente pudiéramos superar esas dificultades políticas (algunas de ellas realmente dificultades políticas internas de la UE), y confirmamos el Acuerdo de Asociación, fue muy significativo. Esto significa que ahora, básicamente, podemos comenzar a utilizar las oportunidades que implica ese acuerdo e implementarlo plenamente. Esto es algo muy visible para la gente ucraniana. Este ha sido un desarrollo muy importante, y he estado involucrado personalmente en el trabajo con mi homólogo ucraniano, el ministro Klimkin. Nos hemos reunido este año en varias ocasiones, pero más recientemente durante mi visita a Kyiv, así como en el marco de las múltiples reuniones multilaterales, donde tuvimos conversaciones muy constructivas.

Además, cuando hablamos de una agenda positiva, no tenemos que olvidarnos del hecho de que todavía hay una agresión extranjera en curso contra Ucrania y una parte del país todavía está bajo ocupación y la parte del país todavía está anexada ilegalmente a Rusia. También estamos trabajando con Ucrania para ayudarle a realizar las reformas, también estamos trabajando internamente en la UE, así como con una comunidad internacional más amplia, países democráticos, para mantener la presión sobre Rusia en forma de sanciones y presión política general para hacer a Rusia volver a un comportamiento internacionalmente aceptable y ver que esos errores que se han hecho se corregirán.  Se trata de mantener y actualizar las sanciones, si es necesario, hasta que Rusia cumpla sus obligaciones en virtud de los acuerdos de Minsk, así como de un contenido real de  las sanciones con respecto a la política de no reconocimiento de la anexión de Crimea. Estas cuestiones son también cosas que todavía se ponen muy arriba en la lista de prioridades.

P: Los ejercicios ruso-bielorrusos Zapad 2017 causaron gran preocupación tanto entre los países vecinos como de la OTAN. ¿Qué conclusiones hizo el Ministerio de Asuntos Exteriores de Estonia?

R: Rusia actúa siguiendo un patrón, realizando regularmente tales ejercicios militares a gran escala de tal manera que no sean suficientemente transparentes.  Divide sus ejercicios en partes constituyentes más pequeñas para no tener que invitar a los observadores internacionales conforme al documento de Viena [un acuerdo internacional de los Estados participantes de la OSCE que contempla la implementación de medidas de confianza y seguridad en la región]. También vimos en el pasado Rusia usar esos ejercicios a gran escala y movimientos de tropas para ocultar operaciones mucho más siniestras, operaciones agresivas contra vecinos. Por lo tanto, siempre ha sido nuestra posición que debemos mantener la vigilancia y la preparación durante esos ejercicios.

Eso es algo que los aliados de la OTAN y los Estados miembros han aprendido de la guerra rusa contra Ucrania que comenzó en 2014, que no deberíamos menospreciar esas ambiciones imperialistas agresivas de los líderes del Kremlin y que deberíamos mantener un nivel de conciencia constantemente muy alto y vigilar de cerca los movimientos militares y los movimientos de tropas, incluso si suceden dentro del territorio ruso. Una gran parte de los últimos ejercicios Zapad se realizó en el territorio de Belarús, lo que fue motivo de preocupación adicional. Sabemos que el régimen bielorruso ha estado haciendo un acto muy delicado de sentarse en una valla tratando de evitar caer a ambos lados, pero también era muy importante ver que las tropas que llegaron a Belarús se irían después de la finalización del ejercicio.

P: Ucrania declaró el vector del desarrollo euroatlántico. ¿Cómo ve el lugar de Ucrania  en la Europa de hoy?

R: En primer lugar, creemos que la elección de una dirección estratégica es una elección soberana de todas y cada una de las naciones. Así que ningún tercer país debería tener un veto sobre esto. Por lo tanto, apoyamos absolutamente el derecho de Ucrania a elegir su propia orientación geopolítica, elegir sus afiliaciones. Cuando se trata de la integración euroatlántica, obviamente, también es un proceso basado en ciertas condiciones. Para avanzar en esta dirección, se necesitan esfuerzos de reforma muy serios.

Hemos visto desarrollos significativos muy positivos recientemente: la ratificación del Acuerdo de Asociación y la introducción de un régimen sin visados entre ucrania y la UE, que se retrasaron mucho tiempo. Queda mucho por hacer para implementar el Tratado de Libre Comercio de un alcance profundo y amplio y aprovechar todas las oportunidades previstas por el Acuerdo de Asociación. Además, las reformas importantes en muchas áreas aún están lejos de completarse.

Sin embargo, por supuesto, Estonia, así como muchos otros países, está dispuesta a ayudar a Ucrania en este camino compartiendo su experiencia y conocimiento. Cuando se trata de nuestra cooperación en el ámbito del desarrollo, Ucrania es uno de los socios más importantes para Estonia durante muchos años. A pesar de que Estonia es un país pequeño, su experiencia de reformas puede ser muy útil para Ucrania.

Oleg Kudrin, Riga

SM

Para las citas y el uso de cualquier material en Internet, es obligatoria la colocación de un hiperenlace directo, abierto a los buscadores de internet, hacia el artículo citado, que este no más abajo del primer parrafo del texto de ukrinform.ua. La cita y el uso de los materiales en medios de comunicacion fuera de linea, aplicaciones móviles, televisión inteligente, es posible sólo con el consentimiento escrito de ukrinform.ua. Los materiales marcados con “Publicidad” se publican como la publicidad.

© 2015-2017 Ukrinform. Todos los derechos reservados.

Diseño de la página — Estudio «Laconica»
búsqueda avanzadaocultar la búsqueda avanzada
por el período:
-